Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

real zaragoza

Entre Ratón y Rebollo: Fran Escribá busca portero para la liga

Aunque el gallego fue titular en Copa contra el Diocesano, el técnico del Real Zaragoza medita darle la portería al guardameta andaluz.

Rebollo, en el entrenamiento del martes en la Ciudad Deportiva.
Rebollo, en el entrenamiento del martes en la Ciudad Deportiva.
Francisco Jiménez

El Real Zaragoza ya tiene en el foco el trascendental partido contra el Málaga, una cita con influencia en el futuro del equipo, especialmente, si no se sacan los tres puntos. Fran Escribá, después de la sesión más genérica del martes, ya trabaja en el fortalecimiento de las ideas con las que quiere regenerar al conjunto aragonés en vistas al enfrentamiento contra el Málaga. La mayor duda que presenta ahora ese plan de partido está en la portería: Dani Rebollo y Álvaro Ratón, Álvaro Ratón y Dani Rebollo. Ese es el dilema en el que se mueve el equipo esta semana.

La lesión de brazo de Cristian Álvarez aún le va tener varias semanas fuera, seguramente hasta pasada la Navidad, y la portería se ha convertido, ante ese vacío, en un asunto de estado, reflejo de la relevancia del guardameta argentino en la vida del Real Zaragoza: un abismo se abre a sus pies cuando no está.

Ratón cuenta con su jerarquía natural dentro de la plantilla después de varias temporadas en ella como lugarteniente de Cristian, mientras que Rebollo posee a su favor su mayor continuidad esta temporada, como portero del Deportivo Aragón en Segunda RFEF, y su buen papel en estos meses. En el club, hay mucha satisfacción con su nivel exhibido, después de llegar rebotado desde el Betis al Real Zaragoza cuando se vino abajo el fichaje cerrado y anunciado de Gaizka Campos el pasado mes de julio.

La sensación es que Rebollo parte con una ligera ventaja. La semana pasada Fran Escribá optó por Ratón para la Copa, aunque ya advirtió que aunque hubiera estado disponible Cristian Álvarez esa hubiera sido su elección. Es decir, Ratón iba a ser sí o sí el guardameta de la segunda competición. Por si fuera poco, el portero gallego causó un penalti -al que le expuso un fatal error de Fran Gámez- y fue expulsado por doble amarilla debido a sendas propuestas, la última al finalizar el encuentro. Esta roja no le supone una sanción en liga, pero sí generó mucho descontento en Fran Escribá, quien censuró en público, durante la rueda de prensa, el comportamiento de Ratón: “Está fuera de lugar lo que hagamos en ese sentido. Me cabrea que dos amarillas hayan sido por protestar. Ése no es nuestro partido. Sólo faltaría que focalizáramos algo sobre el árbitro. Tenemos que mirarnos a nosotros mismos, no a los demás”, señaló el técnico.

La trayectoria de Ratón, durante los 66 partidos que ha jugado en el Zaragoza desde su debut en septiembre de 2016, ha estado marcada por su condición de reserva ejemplar de Cristian. El gallego siempre cumplió cuando le tocó turno, alimentando una competencia sana y respetuosa, asumiendo con naturalidad y profesionalidad su papel. Todo comenzó a cambiar hace un par de mercados de invierno, cuando estuvo a punto de salir. Desde entonces, siempre ha estado en esa rampa, como el pasado verano. Su situación contractual en el Zaragoza y el deseo de Carcedo de trabajar con tres porteros frenaron su marcha. Ya el año pasado su rendimiento aflojó, según se entendía en el club.

Ahora, la portería se la juega con Dani Rebollo, la apuesta del club para que se vaya moldeando como portero de futuro. De momento, hay satisfacción con él, con quien la idea principal es que sirviera de alternativa eventual a Cristian Álvarez, pero sin enquistarse en la suplencia, estando activo y con ritmo de partidos jugando con el Deportivo Aragón. El año pasado ya ejerció este papel en el Betis, jugando más de dos mil minutos en su filial y ocupando el banquillo del primer equipo cuando las circunstancias obligaron. A sus 22 años, ha jugado los diez partidos del Deportivo Aragón, y aunque ha encajado 16 goles, una cifra considerable, en el club se aprueba su rendimiento. El Zaragoza, en este sentido, le firmó en julio un contrato de una temporada más otras tres opcionales, con la intención de evaluar este curso su proyección de futuro.

De momento, tiene la oportunidad de abrir la puerta del primer equipo del Real Zaragoza más cerca que nunca. Está en el punto exacto que buscó cuando firmó en julio: una baja de Cristian y un pulso con Ratón para ganarse esa vacante.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión