Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

real zaragoza

Carcedo mantendrá su plan ante el Eibar

El técnico del Real Zaragoza conservará el esquema ante el Eibar pese a la dura derrota de Miranda y la recuperación de Iván Azón.

Carcedo, con los papeles en la mano.
Carcedo, con los papeles en la mano.
Francisco Jiménez

El descalabro de Miranda no alterará el plan de Juan Carlos Carcedo. El Real Zaragoza perdió 2-0 en Anduva partiendo de un sistema táctico 1-4-2-3-1 y acabando en 1-4-3-3. Ni una ni otra estructura táctica sostuvieron al conjunto aragonés, superado por uno de los conjuntos más limitados de la competición de Segunda División, como es el Mirandés. Pese a la decepción en fondo y forma, Carcedo mantendrá el esquema para recibir a uno de los conjuntos más poderosos de la competición, el Eibar, que visitará el estadio de La Romareda mañana lunes a las 21.00.

La Liga vive su tramo inicial. El Real Zaragoza se busca, trata de encontrarse. Desde el inicio, Carcedo ha propuesto en su pizarra un 1-4-2-3-1. En el inicio, dos empates sin goles en Las Palmas y mucho más meritorio en casa con el Levante. Una derrota en Cartagena (1-0) y un patinazo en casa con el Lugo (1-2) generaron algunas dudas. Lógicas dudas cuando no se juega y se pierde. Después apareció Giuliano para alegrar la cara de este esquema robotizado. Sus dos goles hicieron mejor al Real Zaragoza en el marcador de Ponferrada (1-2). La victoria ante un rival de alta alcurnia en la competición, como el Sporting de Gijón (1-0), con gol de Mollejo, enfatizó una idea de fútbol que se desvaneció por completo en Miranda de Ebro.

La rehabilitación de Iván Azón abre el abanico táctico. O debería abrirlo. La presencia de un futbolista diferencial en la competición, como el ariete aragonés, planteaba al menos la hipótesis de que el Real Zaragoza pasara a jugar con dos delanteros en vez del solitario punta de la pizarra de Carcedo. Confirmado Giuliano Simeone como activo esencial en el conjunto aragonés, la aparición de Iván Azón dotaba a Carcedo de más armas para atacar. Hasta el momento, después de su lesión de rodilla, el joven delantero centro zaragocista solo ha saltado al campo dos ratitos. Concretamente, siete minutos frente al Sporting de Gijón, y 30 ante el Mirandés.

La opción de comparecer con dos delanteros de verdad, posibilidad de la que pocos conjuntos de la competición disfrutan, está sobre la mesa. Es algo semejante a cuando Ranko Popovic contaba con Borja Bastón y Willian José y prácticamente nunca los alineó juntos. Eran los dos mejores delanteros del Real Zaragoza y casi de toda la competición, pero apenas se unieron sus fuerzas y sus goles en el campo. Nunca sabremos qué habría ocurrido si al técnico serbio se le hubiera ocurrido meterlos en el mismo once. Con uno u otro, no con uno y otro, nos quedamos a las puertas del ascenso. Ocho años después, Giuliano Simeone e Iván Azón invitan a pensar en la misma ecuación, operación que obligaría a cambiar el esquema.

Hasta el momento, ningún planteamiento de los desarrollados durante esta semana deja entrever cambio alguno. La primera plantilla ha trabajado con normalidad tras la derrota en Miranda. Cayó lesionado Eugeni, pero no venía jugando como titular, sino como reactivo para la media hora final. Carcedo volverá a jugar con cuatro atrás, con dos en el medio, con tres hombres más avanzados, y con Giuliano o Azón arriba. Aunque se venga de una derrota dolorosísima. Aunque el rival, el Eibar, multiplique el presupuesto y el potencial del Mirandés. Aunque Giuliano y Azón sean muchísimo más que Giuliano o Azón. Pese a todos estos aunques, Carcedo seguirá con su plan.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión