Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

real zaragoza

Primera derrota del Real Zaragoza

Los de Carcedo siguen sin marcar un gol tras tres jornadas y encajaron el tanto decisivo en el 81 tras un error de la defensa por el centro, que De Blasis firmó tras controlar quizá con la mano.

Imágenes del partido FC Cartagena vs. Real Zaragoza durante la tercera jornada de la Segunda División.
Imágenes del partido FC Cartagena vs. Real Zaragoza durante la tercera jornada de la Segunda División.
Lof

Se acabaron los empates en la jornada 3. Pero no llegó la primera y ansiada victoria del Real Zaragoza en Cartagena, sino que lo que ocurrió fue lo opuesto. Los aragoneses ya saben cómo es el sabor de la derrota en esta liga 22-23 y, además, lo probaron de forma amarga, a falta de 9 minutos y con un gol polémico, que tuvo que revisar el VAR. Pareció control con la mano de De Blasis, pero Vicandi Garrido, el jefe del videoarbitraje, no lo apreció a cámara lenta. Sin gol por tercera jornada consecutiva, el equipo zaragocista está abocado a sufrir por pura definición. Cualquier fallo atrás penaliza y mata. Y eso sucedió este viernes en Cartagonova.

La primera mitad se dividió claramente en dos partes. La inicial, de dominio claro del Cartagena, con el cuadro de Carcedo muy replegado. Un tramo que duró 25 minutos, con los dos extremos muy activos, Jairo y el sueco Jonson, los locales llegaron varias veces al área aragonesa con peligro. Pero amagaron siempre, sin dar. Solo una ocasión lograron generar, eso sí, la más clara antes del descanso. La tuvo De Blasis, mano a mano en el área chica tras una pared con Ortuño, pero el salvador eterno Cristian Álvarez aguantó de pie y repelió con el pecho en el minuto 12. Ahí pudo haber cambiado el rumbo del duelo, pero siguió anclado en el 0-0 en el que tan a gusto están los aragoneses en este inicio liguero.

La acción vino de una pérdida grave de Grau. Antes, Molina también había estado mal en la salida del balón. Y Nieto, relevo de Chavarría en la banda izquierda de la zaga (olió a que el catalán aguarda un posible traspaso en el final del mercado estival), sufrió mucho por su flanco. Solo Francés aguantó el tipo con notable alto, junto con Jair en el juego aéreo, inerte por parte murciana. Una vez que a los albinegros se les acabó el gas inicial, el Real Zaragoza empezó a combinar y alcanzó un buen número de remates, todos sin final correcto, como es hábito en este principio de temporada.

Simeone, sustituto en punta de Narváez de inicio, fue el más activo en la línea ofensiva. Ya había amenazado a Martínez en el minuto 3 con un chut lejano, flojo, a modo de credencial. Y Bermejo también había intentado sorprender al portero local desde 30 metros en el 26, provocando un momento de tensión en el guardameta del Cartagena, al que casi se le escurrió el balón hacia dentro. Gámez, con sus habituales ganas en ataque pero con padecimientos a la espada, llegó bien un par de veces al lateral del área departamental, sin lograr acabar bien sus pases o centros. En pleno despertar zaragocista, Vada empalmó de primeras en el minuto 30 un centro raso de Simeone, tras una gran galopada del joven ariete, pero puso mal el pie y dejó la portería muy lejos del balón.

El público cartagenero, que se había ilusionado con el buen inicio de los suyos, con buenas combinaciones y profundidad que hicieron pasarlo mal a un Zaragoza muy previsible, empezó a murmurar ante el buen manejo de la pelota de los de Carcedo en el último cuarto de hora previo al intermedio. Nieto cabeceó mal, solo, un córner servido por Vada en el 39. Y en la continuación de la jugada, Simeone ejecutó una semichilena en el balón volcado al área de segundas, con buena respuesta arriba de Martínez. En el 41, de nuevo Simeone logró posición de disparo al borde del área y no se lo pensó. Tiene rasmia y decisión este jugador. Su remate seco dio en las piernas de Vázquez, se envenenó y Martínez salvó el gol en una buena estirada a su izquierda. A los zaragocistas se les había pasado su mejor rato de los tres partidos de este principio de curso sin marcar. El mal consabido.

La primera parte, equilibrada en líneas generales por este doble reparto de superioridades aunque con más ocasiones de gol del Real Zaragoza, acabó con un saque de esquina en contra de los aragoneses, ensayado, con pase raso atrás, que Calero remató solo en la corona, por fortuna, alto y mal. El 0-0 se ajustaba más al modelo de juego de los de Carcedo que a las hechuras goleadoras de los de Carrión. Daba la sensación, en ese ínterin, que el Zaragoza estaba más cerca de ganar que el Cartagena a poco que lograse afinar en la segunda parte sus puntos de mira. Faltaba más implicación en el juego de Bermejo y Francho, que jugó en vez de Eugeni en el arranque. Demasiado pedir, quizá, viendo lo que hay en este mes de agosto en la artillería blanquilla.

El segundo tiempo, sin cambios nominales, se puso en marcha de nuevo con el Cartagena activado. De Blasis rozó el gol de nuevo, en una falta lateral que lanzó directa, rozando el larguero, buscando la sorpresa en el 49. Le vino mal el parón al Zaragoza, que reincidió en el método de abusar del pase corto, en zonas muertas, de nadie. Ambos equipos se iban cargando de tarjetas peligrosamente, con exceso de faltas y fricciones. De fútbol, poco. Así que el técnico local refrescó a los suyos con el primer doble cambio, de matiz ofensivo (quitó a un central, Alcalá, y metió un mediapunta, Feuillassier). Tejera, el otro nuevo, oxigenó su medular. El Zaragoza se echó atrás y demandó también sustituciones. No llegaba al área adversaria jamás. Carcedo suplió a un desangelado y fallón Molina por Petrovic e introdujo a Mollejo por el apagado Bermejo a falta de media hora.

No se apreciaron grandes cambios en la actitud de ambos equipos, pese a que Carrión también renovó el ataque en la recta final. Ninguno quería perder. Se sintió que el 0-0 no desagradaba a nadie. Carcedo dio los últimos minutos a Narváez, como extremo, y a Larrazabal, en ese cambio de lateral (por Gámez) que ya es repetido. El cuarto de hora definitivo se disputó con un reparto bien distinto de jugadores sobre el césped. Una especie de lotería. Al Cartagena se le empezaron a lesionar jugadores, caso de Tejera, recién incorporado, o el lateral Calero, ya con los cinco cambios hechos. El partido le pedía al Real Zaragoza un último esfuerzo en pos de la victoria, ante un rival cansado y tocado. Pero en esas, en el 79, Grau fue expulsado por doble amarilla. Y eso le dio vida a los cartageneros por pura inercia. Torpeza del valenciano en una acción tonta.

Y bien que lo pagó el Real Zaragoza. De Blasis hizo el 1-0 en el 81 al recoger un centro de Calero que se tragaron los centrales zaragocistas. Superó a Cristian Álvarez a placer tras un control que se protestó que fue con la mano. El VAR dijo que no. Y la derrota empezó a tomar forma. Un castigo a la inocencia atrás, a la poca picardía en los últimos minutos y a la inoperancia arriba. El Cartagena regaló una opción última para el empate zaragocista, con una expulsión de Musto por agredir sin balón a Simeone, que el VAR vio un par de minutos después. La falta al borde del área correspondiente la lanzó Larrazabal alta en el 89 (no estaba Eugeni en el campo, pues entró en el 94, tardísimo). No hay forma de ver un gol de este equipo.

El Real Zaragoza acaba las tres jornadas de agosto con 2 puntos de 9, con cero goles a favor y este de Cartagena en contra. Similar inicio al del curso pasado con Juan Ignacio Martínez ‘Jim’. Algo lógico pues el equipo es demasiado parecido. Peligrosamente parecido.

Ficha Técnica

FC Cartagena: Martínez; Calero, Alcalá (Feuillassier, 56), Vázquez, Datkovic; Mikel Rico (Tejera, 56) (Sangalli, 74), De Blasis; Janson (Borja Valle, 72), Musto, Jairo; y Ortuño (Sadiku, 72).

Real Zaragoza: Cristian Álvarez; Gámez (Larrazabal, 74), Francés, Jair, Nieto; Grau; Bermejo (Mollejo, 63), Molina (Petrovic, 63), Francho (Eugeni, 94), Vada (Narváez, 74); y Simeone.

Árbitro: González Esteban (Comité Vasco). Expulsó a Grau por doble amarilla (34 y 79) y a Musto con roja directa (87) por agresión a Simeone (vía VAR). Amonestó a Alcalá (11), Mikel Rico (27), Molina (36), Janson (49), Vada (52), Datkovic (57), Petrovic (70) y Mollejo (94).

Goles: 1-0, min.81: De Blasis.

Incidencias: Noche es calurosa en Cartagena, con 29 grados y una humedad muy agobiante, con un cielo tormentoso. El césped de Cartagonova estuvo bien, excepto un problema muy visible en la banda más cercana a la tribuna de banquillos, parcheada. En las gradas hubo alrededor de 8.500 espectadores.

Placeholder mam module
Partido Cartagena-Real Zaragoza, en directo
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión