Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

real zaragoza

Carcedo vuelve con ganas

El técnico dirigió el entrenamiento de este jueves en la Ciudad Deportiva: encabezó la charla inicial al grupo, se mostró activo dando indicaciones y atendió cuestiones individuales con Zapater, Eugeni y Puche

Juan Carlos Carcedo, en el entrenamiento de este jueves por la mañana en la Ciudad Deportiva.
Juan Carlos Carcedo, en el entrenamiento de este jueves por la mañana en la Ciudad Deportiva.
Javier Belver

La rutina del entrenamiento y el trabajo se ha convertido, de nuevo, en la razón de ser de Juan Carlos Carcedo. Después de recibir el alta hospitalaria el miércoles y dirigir al equipo en el primer amistoso de la pretemporada contra el Deportivo Aragón, el preparador riojano, muy animado, conversador y activo, se puso al mando del grupo en la sesión matinal de este jueves.

Fue el primer entrenamiento a su cargo desde el pasado sábado. Entre medio, su ingreso hospitalario debido a un episodio cardíaco que ha necesitado de unos días de diagnóstico, control, vigilancia y tratamiento y que, en cierto modo, ha alterado la planificación inicial del equipo, cancelándose la estadía de Boltaña para entrenar en Zaragoza, cerca del técnico, aconsejado de no viajar ni alejarse de un centro médico de referencia por precaución.

Poco a poco, de forma progresiva, Juan Carlos Carcedo va a ir retomando la normalidad profesional. Este jueves, el técnico se puso al frente del equipo, de unos jugadores que escucharon con atención sus gestuales y activas indicaciones sobre el partido de ayer. Instructivo, comunicativo, corrector, muy animado… Carcedo se mostró resuelto a la hora de explicar cuestiones tácticas en el corro inicial ante todos sus jugadores. No dudó en emplearse de ellos, para, cuerpo a cuerpo, explicarles conceptos de naturaleza defensiva.

Juan Carlos Carcedo da la charla previa al entrenamiento de este jueves.
Juan Carlos Carcedo da la charla previa al entrenamiento de este jueves.
Javier Belver

Protegido por una gorra y provisto de una pequeña botella de agua para hidratarse –se la acercó el nutricionista del equipo-, Carcedo dialogó de forma afanosa con sus colaboradores Sebas Corona, Mikel Insausti y Javi Suárez. También con Alberto Zapater, charla individual que repitió con Puche y Eugeni en los instantes iniciales de un entrenamiento liviano, programado con poca carga después del partido contra el filial.

Bien agarrado a los papeles con el menú del entrenamiento, Juan Carlos Carcedo supervisó de cerca esos primeros primero ejercicios. Esta tarde, como el resto del equipo, descansará. Mañana, de nuevo, manos a la obra. Poco a poco, el técnico quiere dejar atrás los sucedido como un susto en medio de sus primeros días en el Real Zaragoza e ir recuperando así el normal desarrollo de su trabajo al frente del vestuario, siempre bajo control médico y siguiendo unas pautas de salud.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión