Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

real zaragoza

“Manu Molina llega al Real Zaragoza en su madurez como futbolista”

El aragonés y exzaragocista Fernando Soriano, quien ficho a Molina para el Ibiza de Juan Carlos Carcedo, avala la incorporación del mediocentro onubense. 

Manu Molina, en el reconocimiento médico previo a su fichaje por el Zaragoza.
Manu Molina, en el reconocimiento médico previo a su fichaje por el Zaragoza.
Real Zaragoza

El timón del Real Zaragoza lo tomará Manu Molina después de confirmarse su fichaje y cumplirse así la aspiración de Juan Carlos Carcedo, impulsor principal de la operación y buen conocedor de las virtudes y defectos del mediocentro onubense de 30 años. Carcedo convivió año y medio en el Ibiza con Manu Molina, a quien convirtió en su extensión en el campo, en el faro y la guía de juego de un equipo depurado en la salida de la pelota, fase en la que Manu Molina cobraba relevancia como futbolista contextual: todos los balones tocaban sus pies y el fútbol del Ibiza recibía así la huella de su estilo.

El encargado de unir a Manu Molina con Carcedo fue el aragonés Fernando Soriano, exfutbolista del Real Zaragoza y director deportivo entonces del club balear. “Manu jugaba en la Balona y necesitábamos un jugador de su perfil, un mediocentro con buen pase corto y movilidad. Lo habíamos visto bastante, vimos en él esas condiciones y la madurez para que fuera importante para nosotros porque se maneja bien en la presión”, avanza Soriano en su análisis del último fichaje del Real Zaragoza.

“Llega en plena madurez, y eso se nota en un jugador como él en cómo se coloca en el campo, en las decisiones que toma. Es un futbolista, eso sí, que condiciona a quienes le rodean. Se nota cuando está y cuando no está”, indica Soriano. En la pasada temporada, Manu Molina pisó fuerte por primera vez en el fútbol profesional. Su trayectoria se había circunscrito al fútbol de bronce desde que Mauricio Pochettino lo hizo debutar en Primera como canterano del Espanyol en la temporada 2010-2011. Luego inicio su viaje: Huesca, Valencia Mestalla, Recreativo, Derpotivo B, Lleida, Salamanca, Balompédica Linense e Ibiza. Mucho trasiego y poca estabilidad, pero un crecimiento constante.

El pasado curso, ya en Segunda, destacó como el tercer centrocampista de la liga con más pases, solo superado por Jonathan Viera (Las Palmas) y Álvaro Aguado (Valladolid), y un acierto cercano al 90%. Es, ante todo, más que un creador, un gestor del juego y un iniciador. “Tiene mucha capacidad para combinar el juego corto y darle una salida fácil al equipo. Siempre ofrece línea de pase y un apoyo constante. Además, cubre grandes espacios, hace muchos kilómetros en un partido”, evalúa Fernando Soriano, quien apunta referencias cercanas en la posición en el Real Zaragoza. “Más que a Eguaras es un perfil más parecido a Movilla, con más recorrido. Íñigo tiene otras capacidades, más último pase y cambio de juego. Manu tiene más juego corto”, indica.

¿Por qué es tan importante para Carcedo? “Supongo que Juan Carlos quiere versatilidad en la posición, y vio que ese perfil le faltaba y quería tenerlo. Alguien más para el juego de toque y cubrir todas las variantes posibles”, señala Soriano, quien apunta una de las debilidades de Manu Molina: “Sin balón no sufre porque recorre mucho espacio, quizá, debido a su talla, le cuesta más en los duelos físicos, en el cuerpo a cuerpo. Pero es algo que suple con inteligencia”, remata Soriano. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión