Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

real zaragoza

En Boltaña no deben estar los 30

El Real Zaragoza confía en dar salida entre hoy y mañana a alguno de los futbolistas con los que no cuenta Carcedo. El cuerpo técnico considera poco operativa una concentración con tantos jugadores.

Algunos de los jugadores zaragocistas a fecha de hoy, en el entrenamiento del lunes.
Algunos de los jugadores zaragocistas a fecha de hoy, en el entrenamiento del lunes.
Francisco Jiménez

No todos los jugadores del Real Zaragoza que vienen trabajando desde el día 5 en la Ciudad Deportiva en el inicio de la pretemporada a las órdenes de Juan Carlos Carcedo, una treintena, deberían estar este próximo viernes en Boltaña (Huesca) para acometer la segunda fase de la preparación estival. El club confía para ello en que, entre hoy y mañana, sea posible aligerar el volumen del equipo con el que el técnico riojano ha comenzado la precampaña en la primera fase, la llevada a cabo en torno a la preparación física y que se viene desarrollando desde el día 5 hasta este jueves.

Treinta futbolistas en un número poco operativo para afrontar una concentración lejos de casa. Demasiado grande. Los condicionantes, en este caso ya en el Pirineo Aragonés, a 190 kilómetros de distancia, son diferentes a lo acaecido hasta hoy, con todo el mundo en su casa y en régimen abierto. Carcedo necesita esclarecer el vestuario, como él mismo admitió en la entrevista concedida a HERALDO en sus primeras horas en Zaragoza, una vez asumida por su parte la herencia de un grupo enorme de futbolistas por mor de la vigencia de los contratos hechos en cursos precedentes y por el regreso de hasta siete cedidos que han jugado lejos de Zaragoza en la última campaña.

Así las cosas y contemplada con cierta razón de ser la parálisis del mercado en general dentro del fútbol español, Raúl Sanllehí y Miguel Torrecilla, director general y director deportivo, respectivamente, van a tratar de limar esa cifra de treinta en las próximas 48 horas. Y, de no ser posible o de no alcanzar la merma de piezas mínima que Carcedo consideraría adecuada, se podrían estudiar otro tipo de soluciones para que el bloque de jugadores que suba al autobús pasado mañana viernes rumbo a Sobrarbe no exceda de los 24 o 25 hombres, contando entre ellos a los tres jóvenes del filial ya convocados hace días por el club: Puche, Vaquero y Luna.

Uno de los 30 que probablemente no viajará es el portero Acín, del filial, que es el cuarto guardameta de este verano, junto a Cristian Álvarez, Ratón y el recién fichado Rebollo, reclamado ante los problemas físicos puntuales de los dos primeros. El resto deberán salir del grupo de transferibles, bien en forma de cesión o de traspaso. 

Ahí, están en puertas de hallar destino Nick Buyla, Baselga, Clemente, Javi Ros (no cabe contar al ya ausente Bikoro, el único que ha visto alargadas sus vacaciones mientras encuentra acomodo el otro club). El resto, el esqueleto básico del equipo de la campaña venidera, sí que tiene su sitio en Boltaña. Además de los porteros, Gámez, Vigaray, Chavarría, Francés, Jair, Lluís López, Zapater, Francho, Grau, Eugeni, Vada, Bermejo, Azón y el nuevo punta Simeone, compartirán espacio con algunos que mantendrán la incertidumbre sobre su permanencia o no en el equipo durante las próximas seis semanas e, incluso, hasta el final del mercado: Larrazabal, Carbonell, Narváez, el citado Ratón, Nieto, Lasure, Petrovic y alguna sorpresa que pueda estar oculta a fecha de hoy. Y es que, en los nueve días que aguardan en Boltaña, es factible además que pueda haber más fichajes e incorporaciones a la estadía. Pura logística a resolver.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión