Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

real zaragoza

El Real Zaragoza negocia la salida de una decena de jugadores antes de la pretemporada

El objetivo del club es aligerar todo lo posible la plantilla antes del próximo lunes, día de inicio del trabajo del Real Zaragoza de Juan Carlos Carcedo

Galería de imágenes del encuentro disputado este sábado en La Romareda entre el Real Zaragoza y Las Palmas.
Galería de imágenes del encuentro disputado este sábado en La Romareda entre el Real Zaragoza y Las Palmas.
Toni Galán

El Real Zaragoza trabaja a toda máquina para que el mayor número posible de los futbolistas que no cuentan para el proyecto de la próxima temporada encuentre una solución en forma de salida antes del próximo lunes. Es la fecha en la que el equipo arranca la pretemporada con las pruebas médicas y los posteriores primeros entrenamientos, y Miguel Torrecilla, director deportivo, ha acelerado en los últimos días gestiones con los agentes de diferentes futbolistas sin sitio en el Real Zaragoza para evitar que Juan Carlos Carcedo se encuentre una treintena de jugadores en los primeros días de trabajo de preparación.

Ya hay avanzadas diferentes cuestiones, las más relevantes, por su alcance económico y deportivo, son las salidas de Sabin Merino y Marc Aguado. El delantero vasco negocia su incorporación al Atlético de San Luis de México, una operación ya perfilada entre el club azteca y el Real Zaragoza para que el jugador se marche allí cedido durante la próxima temporada con opción de compra. Una oportunidad facilitada por la conexión del Atlético de Madrid, club matriz y propietario del equipo de San Luis de Potosí, con la nueva propiedad del club aragonés. El acuerdo final está muy próximo y la voluntad del Zaragoza es que la firma se produzca a finales de esta semana para que el jugador no tenga que presentarse el lunes a las órdenes de Carcedo.

También es muy posible que ese día no deba sumarse al grupo Marc Aguado. En cuanto firme su renovación con el Real Zaragoza, el Andorra le espera con los brazos abiertos para una temporada más de cesión, una vez que el club aragonés ha replanteado sus intenciones con el jugador y la configuración del centro del campo del equipo.

Hay un grupo de jugadores que están intentando resolver su situación esta semana a los que el Zaragoza podría extender las vacaciones si no es así. Son los principales jugadores cedidos la pasada temporada a equipos de inferior categoría: Federico Bikoro, Marcos Baselga y Nick Buyla. Ambos presentan la problemática de sus desvinculaciones, más sencilla con el primero ya que le resta una campaña de contrato. Baselga, con opciones en Real Murcia, Castellón y UD Logroñés en Primera RFEF, y Buyla, con el Nástic como vía de salida bien posicionada, podrían volver a salir cedidos en condiciones semejantes a las de la pasada temporada. Con Bikoro, se busca un acuerdo de rescisión y ese apunta a ser el desenlace, con el Hércules y otros equipos de Primera RFEF a la espera.

También busca una salida Javi Ros, pero su caso, por su recorrido en la primera plantilla el club y su rango (uno de los capitanes), es distinto y comenzará la pretemporada. Con un año más de contrato, su salida apunta a dilatarse, al menos, durante el mes de julio. Con final en 2023 está también Juanjo Narváez, aunque su caso es singular. El Zaragoza solo contempla su continuidad si hay una renovación, pero es un jugador con un salario de la zona medio-alta, su rendimiento el pasado año fue deficiente y aún conserva cierto cartel, por lo que su salida será bien recibida si encuentra un club de destino con el que el Zaragoza negociaría. Sus agentes buscan ofertas en Segunda y en el extranjero, pero no apunta a ser un frente que se aclare en las primeras semanas de la pretemporada, por lo que será uno más bajo las órdenes de Carcedo desde el lunes.

Como lo serán también otros jugadores de futuro incierto en el grupo, pero a los que el técnico quiere observar en los primeros compases de la pretemporada. Son Enrique Clemente, sobre quien no hay una decisión firme y podría tener encaje en la defensa de Carcedo finalmente, aunque el nombre del jugador ya figura en las agendas de algunos equipos de Segunda. Y también Carlos Nieto, Lasure o Álvaro Ratón, jugadores a los que el curso del verano puede alejar del Real Zaragoza. Más factible se presenta la posible continuidad de Larrazábal, que vuelve tras su notable año de cesión en el Amorebieta como carrilero. Esa polivalencia en banda para ocupar tres posiciones le puede abrir la puerta de la plantilla de Carcedo durante la pretemporada.

Quedan los casos de tres canteranos jóvenes: Ángel López, Juan Carlos Azón tras su cesión en el Tarazona y Luis Carbonell, que regresa del juvenil del Madrid. La escasez de hombres de ataque da billete a Carbonell, para iniciar la pretemporada con el primer equipo. Ángel y Juan Carlos Azón, en principio, también comenzarán a trabajar a las órdenes de Carcedo, pero con todos los boletos para abandonar el equipo con nuevas cesiones en las próximas semanas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión