Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

real zaragoza

Zaragoza-Lugo: el triunfo de Dani Lasure

La Romareda, puesta en pie, homenajeó al lateral izquierdo zaragozano en su regreso al fútbol tras 568 días de recuperación de un cáncer testicular. Suya fue la mejor victoria.

Lasure saluda Jim tras el partido.
Lasure saluda Jim tras el partido.
Toni Galán

A falta de 30 minutos para el final del partido, La Romareda se puso en pie, sacó su corazón y sus aplausos y se los entregó a Daniel Lasure, un ganador, un guerrero, alguien que no olvidará nunca este partido en el que apenas jugó media hora, su equipo venció al Lugo con gol de Vada y despidió una temporada con pocas cosas para guardar, entre ellas ésta misma, el regreso triunfal al fútbol de un chaval, un canterano de la Ciudad Deportiva, que le ha metido un gol por la escuadra a un cáncer testicular.

Uno de los alicientes de este final de curso era volver a ver a Lasure disfrutar del fútbol. Lo comenzó hacer contra el Lugo, emplazado en su vieja parcela, el lateral izquierdo, pero animándose a jugar por dentro, uno de los rasgos más definitorios de su fútbol. En una de esas, a falta de cinco minutos para el final, atrapó un balón en posición de disparo y no lo pensó: le pegó una sacudida a la pelota que exigió la intervención de Óscar Whalley. Lasure no solo volvió al fútbol, sino que estuvo a punto de hacerlo con gol.

En el momento de pisar el césped ante la lluvia de homenajes y reconocimientos de La Romareda, el futbolista zaragozano sumaba 568 días sin jugar un partido. El 20 de octubre de 2020, en su cesión en el Leganés, en la segunda mitad del choque contra el Sabadell, había disputado sus últimos minutos.

Lasure, a punto de entrar al césped.
Lasure, a punto de entrar al césped.
Toni Galán

Luego llegó la enfermedad, días duros, un cáncer al que regateó no sin dudas, sin preguntas, sin angustias… Pero siempre con ánimo. Un chaval aplicado e inteligente como él encaró a peor rival que ha tenido con firmeza y entereza. Lo ha superado. En enero, el Zaragoza le dio el alta en la plantilla. Después de cuatro meses integrado en el equipo, ganando físico y ritmo, Juan Ignacio Martínez se decidió a ponerlo contra el Lugo.

El técnico tenía clavada esta espina. Sabía que Lasure merecía volver a pisar el césped, ponerse la camiseta del Zaragoza, correr la banda, disfrutar de los esfuerzos y el sudor del competir, saborear una victoria de su equipo con él en el campo…

Juan Ignacio Martínez anunció el jueves que le daría la oportunidad. Lo hizo en la segunda mitad, no en la titularidad, cuando lo mandó a calentar a la banda, donde la grada ya lo recibió en pie, luego lo reclamó y lo metió como relevo de Pep Chavarría. Entró y al poco el Zaragoza marcó, pudiendo así celebrar un gol con sus compañeros, en esa piña de abrazos y felicidad.

Lasure no jugaba con el Zaragoza desde el 14 de diciembre de 2019, contra el racing de Santander. Aquel día el equipo, entrenador por Víctor Fernández, también ganó. Después, se fue cedido al Tenerife y ya perdió el sitio en la plantilla. Luego, vino lo ya sabido. Hasta ayer. Con el dorsal 16 a la espalda, su flequillo rubio y sus ojos como platos, Emocionado. Lasure se puso al lado de Belsué, esperó el turno de salir, saltó al césped y ganó. Ganó el Zaragoza y ganó él.

Ganaron el fútbol y la vida.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión