Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

real zaragoza

Real Zaragoza: cuarto asalto a la permanencia

El Real Zaragoza, que necesita aún un punto, puede salir salvado matemáticamente de Oviedo y jugar ya sin riesgo si se dan antes resultados lógicos de terceros rivales.

Los jugadores del Real Zaragoza, el domingo pasado tras encajar un gol ante el Alcorcón.
Los jugadores del Real Zaragoza, el domingo pasado tras encajar un gol ante el Alcorcón.
Oliver Duch

El Real Zaragoza tendrá en la próxima jornada, la 40ª y antepenúltima de la liga 21-22, su cuarta opción de consumar matemáticamente la permanencia en Segunda División, eludiendo un descenso que está virtualmente evitado desde hace un mes pero que se resiste aritméticamente a confirmarse.

Los zaragocistas han desaprovechado tres oportunidades en las últimas tres jornadas. Ya era posible hacerlo frente al Burgos, el 24 de abril, y no pasaron del empate a cero en La Romareda, no supieron atar esos tres puntos más allá de que la victoria de la Real Sociedad B en Valladolid hubiera alargado la espera una semana más. Tampoco fue capaz el equipo de Jim de puntuar en Éibar hace diez días al caer 2-0, lo que siguió dejando abiertas varias opciones de descenso, harto improbables, carambolas quiméricas a muchas bandas... pero, claro, ciertamente posibles. Y, sobre todo, este pasado domingo en La Romareda frente al colista y descendido Alcorcón, con el que simplemente bastaba agarrar un punto, un mero empate para rubricar la salvación algebraica, los zaragocistas echaron a la basura un partido que acabó con la humillante goleada en contra por 0-3.

Como la Real Sociedad B no ha parado de ganar en este tiempo, y el Sporting de Gijón y el Málaga también han sumado algún punto, la clasificación ha ido adquiriendo unas características justo por detrás del Real Zaragoza (14º con 49 puntos) que reducen la combinatoria a falta de solo tres jornadas para el final y sacan más a la luz las posibilidades fatales, que en estos momentos son exactamente tres. O sea, una nimiedad si se miran las combinaciones posibles en los marcadores de los 14 partidos que jugarán los cinco implicados en el riesgo de descenso zaragozano, del que hay que sacar al Lugo, pues aunque ahora está dos puntos por detras, con 47, sería necesaria su victoria en La Romareda (que salvaría a los gallegos) para que la alineación letal de los astros pudiera acabar en desastre.

Es tal el cúmulo de marcadores adversos que tendrían que suceder para mandar al Zaragoza a Primera RFEF, que todavía se aprecia con distancia y sin apenas nervios tal riesgo. No obstante, aunque esa catástrofe sería toparse con la aguja en el pajar o lograr la cuadratura del círculo, como se verá ahora, sí que el presente pide explicar cuáles son esos tres caminos envenenados por los que no debería embocar el futuro inmediato en estos últimos 19 días de competición.

La Real Sociedad B, clave, pero no única

El Real Zaragoza, con 49 puntos, dista nueve de la única plaza de descenso a la que puede caerse, la 19ª (cuarta por la cola) que ocupa la Real Sociedad B. O sea, justo los nueve que faltan por jugarse. Pero el último partido de los de Jim serán precisamente en Anoeta, contra los donostiarras, y eso simplifica las cábalas negativas.

Condición primera para que el Zaragoza pueda descender es que los de Jim pierdan sus tres partidos: en Oviedo, en casa contra el Lugo y el referido en San Sebastián. Y, simultáneamente, que la Real Sociedad B, que ahora tiene 40 puntos, gane sus tres citas para llegar así a la cota 49. Si los realistas tienen el más mínimo patinazo (reciben al líder Almería este próximo viernes, en el arranque de la jornada, como se ve en el cuadro adjunto que explica todo), los blanquillos estarán salvados sin más devaneos ni quinielas.

Si el filial blanquiazul fuera capaz de sumarlo todo, también sería necesario, para que en un empate vis a vis con el Zaragoza los aragoneses cayeran al pozo, que el Sporting de Gijón venciese sus tres partidos y el Málaga hiciera lo propio: todo. Y, asimismo, que el Mirandés sumara al menos cuatro de los nueve puntos que restan, a base de una victoria y un empate. Porque, hoy, gijoneses, malacitanos y mirandeses están por detrás y deben adelantar también a los de Jim. En un empate con la Real B, dado que las ecuaciones exigen el triunfo vasco sobre el Zaragoza el día final, los aragoneses fenecerían pues en La Romareda hubo empate a uno entre ambos.

Los otros dos casos son sendos triples empates, con otro acompañante sumando 49 a la vez que el Real Zaragoza y la Real Sociedad B. Las mezclas nocivas son con el Mirandés y con el Málaga como compañeros de igualada final. Para ello, el tirabuzón de resultados exige la derrota constante zaragocista, la victoria siempre de la Real B y que el Sporting gane los tres partidos. Para el irreversible el empate con los guipuzcoanos y el Mirandés, los burgaleses, además, han de ganar uno y perder dos o empatar los tres:sumar tres. Y que el Málaga gane todo. Y para que sea el triple empate sea mortal con la Real B y el Málaga, los andaluces han de lograr dos victorias y un empate y que el Mirandés logre al menos un triunfo y un empate (cuatro puntos como mínimo). La lógica dice que lo suyo es que el fin de semana esto sea papel mojado. Pero hoy, esto rige.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión