Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

real zaragoza

Un Real Zaragoza sin sala de máquinas

Juan Ignacio Martínez aún no ha encontrado una fórmula estable para el centro del campo del equipo. Francho Serrano e Íñigo Eguaras son los medios con más minutos de juego del curso

Amistoso entre el Real Zaragoza y el Andorra
Amistoso entre el Real Zaragoza y el Andorra
francisco jiménez

La inestabilidad y la indefinición presiden el centro del campo del Real Zaragoza desde el principio de la temporada. La falta de una configuración reconocible y estable en esa zona del campo está siendo una constante en el modo de gestionar el equipo por parte de Juan Ignacio Martínez y explica buena parte de sus problemas futbolísticos: escasa capacidad creativa, poca eficacia de la gestión del juego, insuficiencia ofensiva… Juan Ignacio Martínez aún no ha encontrado una fórmula regular en ese sector del campo, una región crítica, sobre todo, a la hora de los usos de la pelota. El Zaragoza se indigesta con el balón, en parte, porque el entrenador alicantino se ha perdido en la búsqueda de los hombres adecuados.

Así como el conjunto aragonés es perfectamente identificable en su línea defensiva con Gámez, Francés, Jair o Chavarría y en la delantera con Álvaro Giménez y Narváez; en el centro del campo no presenta referencias tan nítidas. Solo Francho Serrano puede considerarse pieza básica y elemental dentro de los planteamientos de Juan Ignacio Martínez, según se observa en el desarrollo de la temporada. Con excepción de sus convocatorias con la selección española sub 21, Francho ha tenido una presencia regular en el equipo. Es el centrocampista que más minutos ha jugado en liga de toda la plantilla, un total de 1.470 repartidos en 17 encuentros de los que en 16 fue titular. Sin embargo, el joven canterano solo es el séptimo jugador en el reparto de minutos. Esta ausencia de un mediocampista con mayor participación en el global de la plantilla es una muestra más de la escasa continuidad que Juan Ignacio Martínez ha concedido al centro del campo del Real Zaragoza.

Precisamente, esta demarcación presenta variedad de perfiles y cantidad como pocas otras en la confección del grupo: hay mediocentros puros como Eguaras o Petrovic; futbolistas mixtos como Francho, Javi Ros o Zapater; interiores de recorrido como James Igbekeme y volantes más ofensivos como Adrián González y Vada. Con todos ellos, Juan Ignacio Martínez aún no ha podido armar un estructura base sobre la que se asiente la identidad del equipo con la pelota. Los nombres han ido entrando y saliendo del once, en un centro del campo casi siempre compuesto por tres futbolistas aunque Jim también ha explorado el doble pivote, como en el último encuentro frente a la Ponferradina.

En esta sala de máquinas, después de Francho, el siguiente jugador con más participación ha sido Eguaras, con 1.436 minutos, 19 partidos jugados y 15 titularidades. Sin embargo, el jugador ha sido invitado a salir en el mercado de invierno. Una decisión que subraya las dificultades de Jim para hallar su centro del campo ideal: el segundo jugador que más ha utilizado en la zona y sobre el que el equipo levantó sus mejores notas de juego en el primer tramo de la temporada no entra en sus planes ni en los del director deportivo Torrecilla.

Para sus funciones, los responsables deportivos optan por Petrovic, fijo en los últimos partidos. Ha sido 9 veces titular y suma 820 minutos de juego. Zapater, por su parte, acumula 1.102, con presencia en 20 jornadas de las 23 y 12 encuentros de inicio. Ahora, ha perdido protagonismo. Vada es el siguiente, con 735 minutos y 14 partidos disputados (7 titular) e Igbekeme contabiliza 609 minutos en 12 partidos y 8 titularidades. Los menos empleados han sido otros dos descartados, Adrián, con 349 minutos en 17 partidos (2 titular) y Javi Ros, inédito en liga.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión