Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

Torrecilla se posiciona por Darío Poveda y Miguel Baeza

El delantero del Getafe y el centrocampista ofensivos del Celta se encuentran en la agenda del director deportivo para reforzar la plantilla.

Miguel Baeza, en su partido de Copa contra el Ebro en La Romareda
Miguel Baeza, en su partido de Copa contra el Ebro en La Romareda
RC Celta

Como advirtió este miércoles Miguel Torrecilla en su conferencia de prensa, el Real Zaragoza está atado de pies y manos en el próximo mercado de enero si no se produce una reducción de la masa salarial mediante salidas de futbolistas, pero el director deportivo ha comenzado a pulsar las primeras teclas para reforzar la plantilla si esa coyuntura lo permite. El Real Zaragoza, de este modo, ya se ha posicionado para intentar las incorporaciones del delantero Darío Poveda (Getafe) y del centrocampista ofensivo Miguel Baeza (Celta de Vigo) si la evolución del mercado durante el mes de enero lo facilita.

El interés del Real Zaragoza se ha traducido en los primeros tanteos y sondeos de situación con ambos futbolistas, dos jugadores que pueden salir cedidos de sus clubes en las próximas semanas. Es el caso, sobre todo, del elegido de Miguel Torrecilla para potenciar la creación de juego en el último tercio del equipo: Miguel Baeza. Cordobés de 21 años, es un centrocampista ofensivo o mediapunta capaz de adaptarse a ambas bandas. Cumple su segunda temporada en el Celta después de destacar en el Real Madrid-Castilla, su club de formación, como un jugador con buena sensibilidad para el último pase, la asistencia y el gol.

Sin embargo, en Primera División, ni la temporada pasada ni la presente, ha tenido protagonismo ni continuidad. Este curso su participación se reduce a un minuto en el primer partido de liga en agosto contra el Atlético de Madrid y a los dos partidos de Copa del Rey, contra el Ebro, precisamente en La Romareda, y contra el Andorra.

El Celta quiere que coja vuelo en la segunda vuelta marchándose cedido a un equipo de Segunda y el Real Zaragoza, sobre esa pista, ha movido ficha. El Málaga también le ha trasladado su intención de incorporarlo mediante una cesión y se perfila como el principal rival del club aragonés en las próximas semanas.

El Zaragoza, antes de nada, debe aligerar su nómina de salarios con la marcha de futbolistas con poca participación, y en el rol de Baeza, la salida más obvia sería la de Adrián González. Esta necesidad del club aragonés de abrir espacio en la plantilla antes de fichar es un condicionante que lastra su posición en el mercado de enero.

Otro nombre por el que el Real Zaragoza se ha interesado es Darío Poveda, ariete del Getafe. Un futbolista que ya estuvo a punto de firmar por el club aragonés cuando militaba en el filial del Atlético de Madrid. Primero, como relevo de urgencia de Dwamena, aunque finalmente la negativa del Atlético echó abajo la operación y el Zaragoza firmó a Puado.

Y, después, en el mercado invernal posterior a aquello, Lalo Arantegui avanzó su llegada en propiedad, pero el futbolista se rompió la rodilla. Del túnel de aquella lesión, comienza a ver ahora la luz Darío tras dos años muy complicados. La pasada temporada se la pegó prácticamente en blanco cedido en el Getafe, recuperándose de esa rotura de ligamentos que precisó una segunda operación en mayo.

Este año, ya en propiedad del club madrileño, es el cuarto delantero de la plantilla tras Enes Unal, Sandro Ramírez y Jaime Mata. Además, el Getafe tiene otro punta más, el mexicano José Macías. Darío ha tenido, en general, minutos testimoniales al fondo de los partidos, como en la pasada jornada, cuando un gol suyo en el minuto 93 saliendo desde el banquillo le dio la victoria a su equipo contra Osasuna.

Aun con todo, tiene un papel secundario para Quique Sánchez Flores y, salvo que el entrenador cambie su postura en las próximas semanas, el Getafe podría activar su cesión en busca de continuidad para el futbolista, más si, como se prevé, acude al mercado para fichar un delantero. Ahí es donde emerge el interés Real Zaragoza. Si el desarrollo del próximo mes agiliza la salida de Darío del Getafe y el club aragonés cuenta con recursos salariales para incorporarlo cedido, el delantero alicantino de 24 años está subrayado en rojo por Torrecilla.

Darío es un delantero alicantino, nacido en marzo de 1997, internacional en las categorías inferiores y formado en la cantera del Villarreal, donde permaneció diez años, desde los 11, antes de tomar rumbo al Atlético de Madrid en verano de 2018. En 2020, se fue al Getafe. Destaca por su corpulencia. Mide 1,87 metros, con un físico poderoso, es especialista en el cuerpo a cuerpo y los movimientos al espacio. Sobresale en los duelo aéreos, en liderar el trabajo en la primera presión sobre el rival o en la generación de segundas acciones a los compañeros.

Son estos los primeros pasos del Real Zaragoza de un mercado de enero que, en cualquier, caso va para largo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión