Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

Jim o el bendito problema de elegir hoy once titulares

Con la vuelta de los internacionales y recuperados del todo los lesionados Narváez y Vada, hoy habrá suplentes de lujo. La eclosión goleadora de Giménez, Nano, Sainz y Bermejo genera un amplio abanico de piezas activas en punta.

Yanis, Álvarez, Giménez, Gámez, Ratón, Bermejo, Nieto, Narváez y Petrovic, entrenando.
Yanis, Álvarez, Giménez, Gámez, Ratón, Bermejo, Nieto, Narváez y Petrovic, entrenando.
Oliver Duch

Narváez y Vada ya están al cien por cien físicamente después de sus inoportunas lesiones musculares que, entre octubre y este noviembre que ya concluye, los tuvieron en la enfermería varias jornadas, de baja o aún renqueantes. En las últimas horas también han vuelto de jugar con las selecciones nacionales Francés, Francho y Yanis, los dos primeros con vitola de titulares, el último, uno de los pocos que no está en dinámica de juego por ahora en el vestuario zaragocista. Entretanto, el escuadrón del ataque del equipo compuesto por Álvaro Giménez, Nano, Sainz y Bermejo acaban de emerger con goles ganadores y que han supuesto puntos de vital importancia tras un trimestre de ceguera casi total ante los marcos contrarios.

Así, a Juan Ignacio Martínez ‘Jim’ se le ponen en fila hoy ante su despacho casi todos los jugadores de la plantilla (se puede decir que hasta el citado Yanis pidió anteayer una oportunidad tras venir crecido de Panamá y que, Clemente, también está con la flecha hacia arriba tras disfrutar en Las Palmas el último día de sus primeros minutos del curso) para postularse como titulares. Y Jim, con el folio en blanco, colegirá enseguida que solo le caben once de inicio. No se puede jugar con más a esto del balompié. Como descarte obligado, hoy solo tiene al sancionado Gámez, con cinco amarillas. Los demás, están todos aptos, algo que no ocurría desde Gerona, allá por el 25 de octubre.

De hecho, aquel partido en Montilivi, en otro lunes como hoy, igualmente frío al norte de Cataluña, ejerce como un antes y un después en la fórmula de juego de Juan Ignacio en este Zaragoza con dos caras que se está apreciando en la disyuntiva entre las primeras doce o trece jornadas de liga y las tres o cuatro últimas. Recuérdese que en Gerona Jim decidió acometer una impactante revolución en el once inicial, metiendo ocho caras nuevas respecto del anterior duelo frente a la Ponferradina días antes. Ocho novedades, que fueron motivo de comentario, análisis, lección. Esa noche, en la que el equipo blanquillo llegó y se fue de Montilivi en puntuación de puestos de descenso –de la mano de los locales– Jim empezó a agrandar la plantilla como medida de reacción cuasi desesperada. Eran momentos de enormes dudas y algo había que hacer.

Los Petrovic, Adrián, Lluís López, Nano, Bermejo, Francho... que venían de una situación inestable, de poca o nula confianza, entraron todos de golpe en el once titular. El Zaragoza no ganó y alargó su agónica racha de empates que aún tendría más continuidad en el siguiente episodio en casa contra el Mirandés, pero Jim, quizá sin pretenderlo como objetivo básico en su maniobra de agitación de la caseta, activó en pocos días a buena parte de sus muchachos, que iban camino de quedar destarifados.

En Gerona se dio por primera vez un Zaragoza que se adelantaba en el marcador. Y se repitió con los mirandeses después. Fueron dos partidos desgraciados, arruinados sus triunfos en los minutos postreros. Y, simultáneamente, piezas hasta ese momento claves en la inanición general de gol, casos de Vada y Narváez, cayeron lesionados entre alarmas. A Jim, el gesto revolucionario se le convirtió en necesidad. Y, de repente, llegaron las victorias en Burgos, contra el Sporting y en Las Palmas... con casi 20 piezas activadas.

Hoy, frente al Leganés, si juegan arriba Narváez, Giménez y Nano... se quedarán fuera Bermejo, Sainz y Vada. O viceversa. De seis, solo caben tres. Y, en medio, si salen Eguaras, Francho e Igbekeme, serán suplentes Petrovic y Zapater, o viceversa. En 20 días, el banquillo va a pasar de tener un aspecto de poco provecho a mostrar herramientas de lujo. El fútbol tiene esta volubilidad. Es su magia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión