Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

La lentitud, la forma física... y la sinceridad de Petrovic

El centrocampista del Real Zaragoza se autorretrata con franqueza y explica por qué no ha podido rendir hasta ahora en condiciones durante casi tres meses. Una singular confesión. 

Radosav Petrovic, en la mañana de este miércoles en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva.
Radosav Petrovic, en la mañana de este miércoles en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva.
RZ

Después de casi 3 meses de competición, la imagen que se ha ido grabando entre los aficionados del Real Zaragoza sobre su jugador Radosav Petrovic, uno de los 8 fichajes de Miguel Torrecilla para este proyecto 21-22, es la de un futbolista de movimientos lentos, de poco recorrido en el campo, que además llegó fuera de tono físico tras un verano marcado por haber sufrido la covid-19 y por no haberse entrenado con el Almería, su anterior club, que lo apartó de los ensayos ordinarios para forzar su salida. No ha podido participar mucho en las primeras 12 jornadas de liga dentro de los planes de Juan Ignacio Martínez 'Jim', quien quizá se precipitó incluso en alinearlo nada más llegar, en agosto y primeros de septiembre, sin tener los mínimos de sostén físico para poder acercarse a sus prestaciones como medio centro táctico, posicional, de tinte defensivo por encima de todo. 

Este miércoles, el propio Petrovic puso negro sobre blanco sobre su situación en el último trimestre. Y asumió sin problemas sus propias características como jugador. "El primer día que fui titular, en Alcorcón (el 5 de septiembre), estaba muerto en el campo después de los primeros 15 minutos", reconoció el serbio.

"Después de haber pasado la covid, no llegué a Zaragoza ni cerca de estar preparado para jugar. Son cosas que pasan en el fútbol", prosiguió contando Petrovic, que en aquellas primeras jornadas era utilizado por Jim en algunos finales de partidos, pocos minutos en los que, eso sí, manifestaba su absoluta falta de forma, sus carencias de fuelle y agilidad con y sin el balón, algo que le costó tarjetas amarillas por franca impotencia.

"Si comparo lo que pude hacer este lunes pasado en Gerona (donde volvió a ser titular tiempo después) con aquello del principio, no tiene absolutamente nada que ver. Una cosa era aquello, dos meses atrás, y otra lo de ahora. Yo, cuando no estoy físicamente bien, no puedo controlar el partido. No puedo pensar rápido en el campo. Ahora ya sí me siento preparado", continuó describiendo su sentir Petrovic.

Y dejó su perla de sinceridad, que habla de su talante. "Si, por verdad, yo estoy lento (bien expresado en español, 'si, de por sí, yo soy lento'), si pienso lento en el campo, entonces no puedo jugar nada. Así, como estoy ahora, me siento mucho mejor. Mucho mucho mejor. Casi al cien por cien. O ya al cien por cien. Antes del partido de Gerona tenía algunas dudas. Pero según fue pasando el partido, me sentí muy feliz en el campo, con buenas sensaciones. He hecho mucho trabajo individual y colectivo en estas últimas semanas. Y estoy ya preparado", concluyó su introspectiva.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión