Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza-sd huesca

Real Zaragoza-SD Huesca: pasión, emoción y urgencias

Zaragocistas y oscenses vuelven a verse las caras en La Romareda apurados por su mala clasificación en un dubitativo inicio de liga.

Un lance del Real Zaragoza-SD Huesca en La Romareda de junio de 2020, el último jugado (a puerta cerrada, entonces).
Un lance del Real Zaragoza-SD Huesca en La Romareda de junio de 2020, el último jugado (a puerta cerrada, entonces).
Guillermo Mestre

Se cierra la jornada 9 esta noche en La Romareda (21.00) con este partido especial que, en la última década, surge de vez en cuando en la Segunda División, en los años en que se da la coincidencia en la categoría de los dos equipos aragoneses del fútbol profesional, el histórico Real Zaragoza y la SD Huesca, club emergente en la élite que ha jugado dos temporadas en Primera en el último lustro.

Esta vez, se trata de un partido tempranero en la liga 21-22 que, sin embargo, viene ya cargado de prisas y urgencias para los dos contrincantes. Los oscenses, porque parten desde agosto con la vitola de favoritos para estar todo el año en el grupo de los seis de cabeza que peleen el ascenso y que, sin embargo, han torcido su camino en el último mes, lo que les obliga a ganar en Zaragoza si no quiere entrar en crisis verdadera. Y los zaragozanos, que no han logrado desenchufar de su terrible temporada pasada, en la que estuvieron en un tris de irse a Segunda B y, con ello, firmar su liquidación para siempre, acometen este duelo de rivalidad regional con la imperiosa necesidad de vencer, pues los blanquillos sí que viven atascados en los últimos puestos de la tabla, con peligro de ser atrapados por problemas severos de no mediar una reacción ya mismo.

Jim, a vueltas con su once ideal

Juan Ignacio Martínez ‘Jim’, el entrenador blanquillo, vive con cierta calma este mal comienzo liguero debido a los muchos créditos que acumuló el año pasado al firmar una salvación milagrosa. Es un héroe del zaragocismo para la historia. Pero a los héroes el pueblo también acaba exigiéndoles si tardan en aparecer para salvar a los suyos en momentos de peligro. Jim vive días de movimientos en el once inicial, sin acabar de encontrar el ideal. En casa, rol que hoy volverá a desempeñar, no ha ganado ninguno de los cuatro partidos dirimidos y, en tres de ellos, no ha logrado celebrar un solo gol en las porterías contrarias. Es el mal del Zaragoza, heredado del año precedente: la falta de gol, una lacra.

Cristian Álvarez, tocado al principio de la semana, jugará seguro. Y Narváez, que viene de dos suplencias por una seria lumbalgia, también apunta a regresar a su papel clave en ataque. Sin Francés ni Francho, seleccionados por España sub-21 (este último, además, lesionado allí), a Jim la situación le obliga a más cambios. Lluís López asomará en defensa. Y quizá Álvaro Giménez retome su papel de senior en la referencia ofensiva en vez de Azón. Yanis, por ahora una incógnita, también está con su selección, Panamá.

Ambriz, en la encrucijada

Al igual que en el Real Zaragoza, en la SD Huesca se observa el partido como una oportunidad para tomar impulso después de un primer tramo liguero en el que los resultados no han sido los esperados. Tras un inicio de liga fulgurante con dos victorias por 2-0 sobre el Eibar y el Cartagena que los situó líderes, los azulgranas acumularon tres tropiezos consecutivos que dieron paso al empate con el Fuenlabrada (0-0), el triunfo con la Real Sociedad B (0-2) y la derrota con el Tenerife (1-2) en sus tres últimos encuentros. Acostumbran a dominar la posesión en los partidos, pero su juego en ataque no resulta fluido y en defensa, aunque han conseguido dejar su portería a cero en cuatro ocasiones, han pagado cara la falta de contundencia y algunos errores individuales.

Nacho Ambriz, su técnico, cuenta con las bajas seguras de Insua, que sigue recuperándose de la rotura del ligamento cruzado de la rodilla derecha que se produjo en mayo  (podría reaparecer el mes que viene), y de Ratiu, concentrado con Rumanía. Las incógnitas que habían suscitado el estado físico de varios jugadores en los últimos días, en cambio, parece haberse resuelto favorablemente. Cristian Salvador, que se había perdido los tres últimos partidos, Ferreiro, que no se vistió de corto en la última cita, y Juan Carlos, que tuvo que ha tenido que ejercitarse al margen durante varios de los entrenamientos de la semana pasada, apuntan a que entrarán en la convocatoria. Cuestión diferente es si serán titulares, algo que el técnico mexicano no acababa de ver claro ayer.

El once que presente el Huesca tendrá novedades, algunas obligadas y otras por decisión técnica e incluso podría darse un cambio de dibujo. Bajo los palos Andrés es fijo y en la línea defensiva, a tenor de los observado en el Pirámide, se mantendrán en el centro Pulido e Ignasi Miquel. En la derecha Buffarini suplirá a Ratiu y en la izquierda Mateu cederá su sitio a Florian Miguel para adelantar su posición como interior.

En la medular, Seoane es el punto sobre lo que gira todo lo demás. Si Ambriz sigue apostando por el trivote, la opción que más ha empleado de inicio, y dependiendo del estado físico de Juan Carlos, en el once en los dos últimos compromisos, sus compañeros serían Nwakali y Mosquera o Mikel Rico. Aunque también podría darse el caso de que opte por un doble pivote, solución por la que abogó las dos veces anteriores en las que Miguel fue titular y Mateu pasó al extremo, pero que no dieron buenos resultados, con el Oviedo el Huesca perdió por 1-2 y una semana después no pudo con el Lugo (3-2). Con Mateu volcado a la izquierda, en la banda opuesta el puesto se lo juegan Joaquín y Escriche. El de Burriana, en caso de que se juegue con dos delanteros, pasaría a hacer de enlace de Pitta.

Vuelve el fútbol de verdad

Será un partido en el que se van a recuperar de verdad las vibraciones del fútbol de siempre, el del pueblo, el de la gente, el de las tribunas llenas de personas y de pasión. Después de año y medio de pandemia, de estadios cerrados, de silencios monásticos y ecos tenebrosos; de otros cuantos meses más con restricciones a todas caras, que este Real Zaragoza-Huesca se pueda jugar con las puertas abiertas de par en par, sin condicionantes de acceso, es garantía de retorno del viejo espectáculo, el de la emoción, los nervios, los gozos y las preocupaciones

Loading...
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión