Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

Narváez: "Este lunes vamos a romper la racha de empates con una victoria y con goles"

El delantero colombiano del Real Zaragoza muestra un talante optimista antes del duelo contra el Huesca y anuncia una reacción inmediata del equipo.

Juanjo Narváez posa en la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza.
Juanjo Narváez posa en la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza.
Javier Belver

Real Zaragoza-Huesca, partido de rivalidad que llega en un momento importante para ambos. Es hora de reaccionar o entrar en crisis.

El objetivo, cuando fichas por el Real Zaragoza, es siempre pelear por estar en los puestos de arriba. Y lo cierto es que no estamos dentro de esas expectativas. Se nos han escapado cinco o seis puntos que debíamos haber sumado, puntos importantes que no se debieron dejar de sumar. Pero la liga está aún igualada y este es un partido en el que hay que empezar a sumar de tres en tres. Llevamos demasiados empates. Anímicamente, ganar el primer partido en La Romareda nos va a venir muy bien, tiene que ser ya. Hay que cambiar cuanto antes ese puesto tan feo que tenemos en la tabla de posiciones.

Es usted uno de los jugadores que quedan del año pasado. Un año terrible de vivir, con fases de desesperación. ¿Hay temor a volver a repetir algo parecido?

Sin duda alguna, yo puedo decir que es el año más duro que he vivido como futbolista. Un calvario para los profesionales. En una temporada con tan malos resultados se unen muchas emociones. Somos personas, tenemos familia. Y acabas sufriendo un estrés compartido que te afecta al día a día. Yo confío en que eso sea ya pasado. Que el presente y el futuro sean mucho mejores. Considero que hay buen equipo, que jugamos mucho mejor de lo que dicen los resultados y mejor que el año pasado. Debemos evitar que se instale a presión con la que salíamos la liga pasada cada jornada desde muy pronto.

Un equipo que pierde la confianza entra en bucle negativo. Urgen las victorias.

Así es. Con presión, llega el momento de hacer un uno a uno contra el portero o contra un defensa... y te lo piensas. Porque si pierdes el balón sabes que te va a penalizar. Crees que, como el año pasado sucedió, un error tuyo se convierte en un gol del rival. Por eso es importante el partido de este lunes contra el Huesca. Ganar será quitarnos un peso de encima, dar un golpe en la mesa para decir a todo el mundo que somos un Real Zaragoza distinto, mucho mejor.

Es que son cuatro partidos en La Romareda sin lograr un triunfo, con tres de ellos sin marcar un gol. ¿Afecta esa dinámica acumulada sobre el campo?

Depende de cada jugador. Yo intento llevarla con tranquilidad. Somos futbolistas, pero somos humanos. Y nos podemos equivocar en nuestras decisiones. Todos los jugadores del Real Zaragoza tratamos cada día de hacerlo lo mejor posible. Y con la ayuda de la afición, como se mostró el día del Oviedo, todo será más sencillo. Los necesitamos. Este lunes vamos a romper esta racha de empates con una victoria. Y con goles, por supuesto.

Que cada día desde agosto se esté martilleando con el déficit de gol que tiene el equipo, ¿cómo les repercute personalmente a los delanteros?

El fútbol tiene estos códigos. A la gente que jugamos en punta siempre se nos valora por los goles que marcamos o que generamos. Yo no lo veo mal, es lo natural. Un equipo está estructurado, como se dice desde los tiempos de antes, para que la defensa defienda y la delantera anote goles. Yo trato de asumir la crítica con calma, sabiendo que está justificada sin no aparecen los goles de uno. Pero veo el trabajo de mis compañeros delanteros y digo a la gente que esto tiene que acabarse pronto. En mi caso, y no es excusa, repaso muchas ocasiones falladas y veo que los porteros han estado muy acertados conmigo.

Es cierto. Las dos de Alcorcón que le sacó Jiménez son increíbles.

Esto, en cierto modo, me tranquiliza. Si me dices que he tenido 50 oportunidades de gol y he mandado 45 a la grada, es una cosa. Y otra, lo que me ha pasado. Los porteros también cuentan. Y yo estoy encontrándome con tardes muy buenas de ellos ante mis disparos. Esas de Alcorcón, 9 de cada 10 veces entran a la red. En nuestro caso, el portero hizo dos paradones descomunales. También me sacó remates de gol el portero del Cartagena, el de la Real Sociedad B… Ya entrarán. Y cuando lo hagan, no pararán de entrar en mucho tiempo. El fútbol tiene estas rachas.

Usted tiene ya larga experiencia en el Madrid, Betis, Córdoba, Almería, Las Palmas… lo que pasó aquí el año pasado no lo ha vivido jamás: dos colegas que acaban el año con cero goles.

Es muy poco habitual que pasen este tipo de cosas en un equipo. El trabajo diario estaba, como está ahora con el nuevo equipo de este año. Los ví trabajar meses y meses (a Toro Fernández y Vuckic) con aplicación y efectividad. Pero en los partidos no hubo manera de que marcasen. Es muy anormal lo que les sucedió.

Álvaro Giménez y Nano Mesa, que han venido en sus puestos este verano, han comenzado de igual modo, a cero en su cuenta. No puede ser…

Marcarán goles, seguro. En este tipo de rachas no cabe ponerse nervioso. El trabajo bien hecho da sus frutos. Y ellos lo están haciendo. Como todos los demás. Yo también estoy en el grupo de delanteros que no estamos teniendo rentabilidad. Pero un día esto se va a dar la vuelta por completo.

Anuncia, pues, que estamos ante una victoria donde los goles surjan con la normalidad que tanto se añora por aquí.

Sí. Si seguimos haciendo diez, doce, catorce ocasiones de gol cada partido, un día de estos entrarán cuatro. Porque el fútbol tiene esto. Son ciclos y se repiten de vez en cuando. De estas rachas se sale así muchas veces. Del mismo modo que está por venir, pronto, el partido en el que la primera oportunidad que generemos la metamos dentro y nos pongamos 1-0 a favor. Es imposible que siempre empecemos por debajo en el marcador o que no nos adelantemos. Esto no dura toda la vida. Cambiará. El equipo está jugando bien, tiene fútbol, y los delanteros acabaremos marcando goles. Todos.

Un partido tan sugerente como este ante el Huesca, de máxima dificultad ante un descendido de Primera, es un reto serio para su predicción.

Da igual. En esta categoría todos los partidos son complicados para todos los equipos. Cualquiera le puede ganar a cualquiera. No hay favoritos. Y en el vestuario del Real Zaragoza hay muchas ganas de responder con goles y victorias a este inicio tan extraño que estamos teniendo en esta liga. Ojalá sea el día en que Álvaro marque, en el que Nano también meta el suyo. Y Azón. Y que yo vuelva a hacerlo. Este lunes podemos darle la vuelta a todo. Vamos a ganar este partido.

Es partido de fiesta y de fiestas. Porque el rival es el Huesca y porque es el Pilar.

Sí, pero nosotros lo afrontamos con naturalidad. Ganar no nos va a dar más de tres puntos, no obtendremos seis o nueve si lo hacemos. Es un partido como cualquier otro, con algún matiz diferente si se quiere, pero sin nada extraordinario en nuestros objetivos. Debemos ganar ya porque lo necesitamos mucho. El rival es el Huesca como podía haber sido otro cualquiera. El fútbol, que hasta ahora nos ha quitado, tiene que empezar a darnos.

¿Cómo está el equipo en su ánimo y confianza, después de un verano atípico y con retardos en la confección de la plantilla?

Bien. Este equipo es más maduro que el del año pasado. El colectivo está convencido de que vamos a reaccionar ya mismo. Es posible que la llegada tardía de la mayor parte de los fichajes al final del mercado, por las circunstancias que tiene el club, haya tenido que ver en este comienzo de liga. Pero ya es momento de ponernos manos a la obra y ponernos donde debemos estar en la tabla.

Empieza usted jugando en la banda y suele acabar de delantero centro. ¿Cómo lleva esa versatilidad, qué prefiere?

Parto desde la banda siempre, como el año pasado. Y sobre el minuto 70 o 75 el entrenador considera algunos partidos que me vaya al centro, arriba del todo. Ya dije la temporada anterior que a mí me gustaría pisar un poco más el área. Pero el que manda es el míster. Él tiene un sistema, una idea clara de juego, y debemos respetarla todos.

¿El uno de febrero lo seguiremos viendo con el ‘7’ del Real Zaragoza?

Claro que sí. Quiero dejar claro que durante este verano yo no tuve la iniciativa de decir que quería irme del Real Zaragoza. Hubo una reunión con el club donde se planteó un posible traspaso si llegaba una oferta determinada. Sin más. Mucha gente ha confundido la situación. Yo no tengo ninguna prisa por irme. Estoy muy feliz aquí. Mi familia está encantada. Me gusta la presión de Zaragoza, es una motivación enorme para mí. Este es un club grande, que requiere responsabilidad y ambición. Y eso me parece un aliciente. Mi sueño es jugar en Primera División, claro está, pero con el Real Zaragoza.

Loading...
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión