Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

Jim: «Los jugadores lo dan todo, no se les puede reprochar nada»

El entrenador del Real Zaragoza saca la cara a su plantilla pero admite que sin victorias los problemas crecen y no luce el trabajo.

Juan Ignacio Martínez, en una fase de reordenación del equipo, da órdenes en voz alta desde la banda.
Juan Ignacio Martínez, en una fase de reordenación del equipo, da órdenes en voz alta desde la banda.
José Miguel Marco

Juan Ignacio Martínez ‘Jim’ tuvo que afrontar anoche la cuarta rueda de prensa en casa, en el estrado de La Romareda, con la incomodidad de no haber logrado la victoria, efecto nocivo que ya tiene una peligrosa reiteración. Al alicantino se le aprecia, como siempre, en pose optimista y afable, aunque destila preocupación inevitablemente.

«Son muchas las conclusiones que deja este partido, muchas las cosas que se te pasan por la cabeza. Pero hay una que es la principal: no podemos reprocharle nada al equipo, los chavales lo dan todo», dijo en una primera frase, con intención de echar el capote a sus muchachos ante las previsibles y fundadas críticas que les aguardan. Pero es una frase que, sin querer, viene dotada de un doble significado. Si dándolo todo el Real Zaragoza no logra la victoria, el problema es de hondura.

Jim dijo temerse, en buena medida, lo que acabó sucedienco, el 0-0 final. «Este partido ha sido muy complicado. El Oviedo juega muy bien sin balón, no se encuentra incómodo sin él. Y, además, tienes que estar muy atento a las vigilancias cuando te lo quitan. Ha sido uno de esos partidos atascados que se dan, ya lo dije en la previa. He introducido variantes para intentar hincar el colmillo al rival, pero no ha salido bien», expuso en sus rápidos diagnósticos en caliente.

«La realidad es que llevamos una serie de partidos sin ganar en casa. Empatizo con la afición, me meto entre ellos y sé que se quieren ir a casa con una victoria de su equipo. Estamos deseando dársela, pero no puede ser. No llega esa alegría», admitió Jim, sabedor de que no caben excusas.

«Yo digo que hemos hecho trampa, porque hemos jugado con 12 gracias a la afición, que ha estado descomunal, impresionante. Y es una pena, estamos en deuda muy grande con ellos. Hay que convertir La Romareda en un fortín, sacar aquí muchos puntos. pero otro día más, no ha podido ser», lamentó voz en alto, sin esgrimir razones, solo decribiendo hechos palpables, objetivos.

«Hemos conseguido no encajar gol. Ya no hemos tenido que remar contra la corriente. Es un objetivo muy bueno, pero no nos podemos quedar ahí. Cuando no ganas, aunque llevemos cinco jornadas sin perder, no se luce nada», subrayó el entrenador. «Tenemos que pararnos y corregir con los jugadores los errores», remató su comparecencia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión