Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

Lugo-Real Zaragoza: noche para los hechos

El equipo aragonés debe aparcar este domingo en el Anxo Carro lucense su fútbol de 'sensaciones' sin rentas y lograr un triunfo más que necesario para salir del fondo de la clasificación.

Un pasaje del entrenamiento del pasado jueves en la Ciudad Deportiva, con un buen ambiente entre los jugadore del Real Zaragoza.
Un pasaje del entrenamiento del pasado jueves en la Ciudad Deportiva, con un buen ambiente entre los jugadore del Real Zaragoza.
Francisco Jiménez

Juan Ignacio Martínez ‘Jim’ el entrenador del Real Zaragoza, no quiere oir alarmas en el ambiente. Desde agosto, el alicantino pide calma, pulso firme, optimismo. Soñaba con empezar la liga con buenos marcadores y ubicarse en lo alto de la clasificación desde el mismo paso inicial, pero sabía que, por las tardanzas en la rehabilitación de la deshilachada plantilla que le quedó del terrible año pasado, podía darse lo que ha sucedido: que el cuadro zaragocista esté atascado en la zona baja de la tabla camino de la jornada 7ª, la de este domingo en Lugo.

No desea Jim que la gente se ponga de los nervios, conocedor del lugar, de las vivencias de la última década, tan dadas al desasosiego prematuro (con razón). Pero, para que los deseos de Jim sean cumplidos por la mayoría del zaragocismo, es necesario ganar ya, esta noche en el pequeño estadio Anxo Carro lucense.

Es día para hechos. Las palabras, los lemas, las filosofías vitales, aguantan lo que aguantan en el mundillo futbolístico, que es más bien poco. Cada semana, en pocos días, hay un test evaluativo que cubica: una jornada liguera, un partido, tres puntos y, como derivada, una clasificación puntual. Y en esa dinámica, el Real Zaragoza se ha atrancado en los barros de los puestos más peligrosos y requiere huir ya mismo de ahí.

El asidero de las ‘buenas sensaciones’, basado en algo razonable (que nadie lo dude, existen), ha servido hasta hoy para aplacar histerias que otros años, con otro entrenador con menos avales que Jim (los tiene todos, tras el milagro obrado por él hace unos meses, evitando el descenso y la muerte de la SAD), ya habría puesto a gritar las sirenas con este balance de puntos y este puesto en el ranquin.

En Lugo, el Real Zaragoza ha de conseguir, como sea, el triunfo, los tres puntos y el empujón, tan anhelado, que lo saque del vagón de cola. Cualquier otra cosa, empatar o perder, repetir ‘sensaciones’ sin solvencia y repicar errores, ahondará la realidad numérica y, contra eso, no hay teoría, filosofía, política, márquetin o discurso que pueda combatir la percepción de una evidencia.

Jim y sus muchachos saben lo que hay. De sobras. Tienen la clasificación pegada en la pared del vestuario, para que nadie olvide el punto de partida y el objetivo para el que se trabaja noventa y tantos minutos en cada duelo. Y en este importante examen de Lugo han de mejorar dos cuestiones fundamentales en el día a día del fútbol profesional: eliminar la grave falta de gol, en labores atacantes (solo cuatro han cantado en seis partidos), y disolver hasta hacer desaparecer la blandura defensiva que, sin ser escandalosa, sí es lo suficientemente grave como para impedir sumar puntos que parecen estar a mano.

El Anxo Carro de Lugo es una nueva puesta en escena para los nuevos delanteros, fichados para hacer olvidar a los deficientes y caóticos del año pasado, aquellos Toro Fernández, Vuckic, Alegría, Larrazabal, Zanimacchia… que tantos disgustos y escaseces trajeron al zaragocismo y que, por ahora, los Álvaro Giménez, Nano, Sainz y demás no están superando, por más fácil que lo tienen.

Vuelve Gámez al lateral derecho tras cumplir su sanción por la roja que vio en Fuenlabrada. Y quizá Jim, en su idea de no alborotar aún el equipo en pos de una resurrección pausada, no toque nada más, aunque la potencia del lateral derecho lucense, con Campabadal y Gerard Valentín percutiendo, tal vez aconseje la presencia de Nieto en el flanco zurdo de la zaga. La titularidad del mediapunta Vada y el cambio de dibujo también parece abocada a esperar.

El Lugo es un equipo gemelo al Real Zaragoza. Sus padecimientos, con los mismos puntos, son idénticos. Es noche de alta tensión.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión