Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

fútbol

El Real Zaragoza busca nuevos inversores

El fondo de inversión que, supuestamente, venía de la mano de la Liga no ha aparecido a la hora de la verdad. La oferta de Ander Herrera y César Sánchez carece del pulmón financiero necesario para promover un cambio accionarial.

Aficionados del Real Zaragpza durante el primer encuentro de la temporada, ante el Ibiza
Aficionados del Real Zaragpza durante el primer encuentro de la temporada, ante el Ibiza
Oliver Duch

El Consejo de Administración del Real Zaragoza busca nuevos compradores para la sociedad anónima deportiva, toda vez que Spain Football Capital, mercantil interesada en hacerse con el control de un paquete mayoritario de acciones del club desde hace varios meses, no ha firmado todavía un acuerdo económico vinculante.

Los responsables de la sociedad anónima deportiva aragonesa están abiertos a atender propuestas serias de diversa naturaleza: nuevos patrocinios, entradas minoritarias en el capital social que aporten tesorería, venta de un paquete accionarial que entregue la mayoría de los títulos a otra propiedad y que ésta asuma las responsabilidades que se derivan del pesado pasivo que se heredó del agapitismo...

Hasta aquí, ninguna de las vías que se han explorado durante los pasados meses ha fructificado, sobre todo por la compleja situación societaria que arrastra la entidad. En sus trazos más gruesos podría definirse con dos parámetros básicos: un pasivo vivo de otras épocas (70 millones de euros) frente a un volumen de negocio del momento (unos 16 millones de euros anuales) y un techo de gasto en la plantilla limitado por los controles económicos que ejercen la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y el Consejo Superior de Deportes.

La oferta que lideraron en su momento Ander Herrera y César Sánchez, ambos ex jugadores del Real Zaragoza, se entiende que tampoco posee el fuste necesario como para abordar una operación societaria de verdadero calado.

Con una inyección económica prevista de entre 2 y 3 millones de euros, la inversión de Herrera y Sánchez podría contribuir a mejorar las tensiones de tesorería del presente ejercicio; pero este volumen dista de ser la palanca que necesita la sociedad anónima deportiva para promover una alternativa real en el accionariado.

Basta un dato en este sentido: únicamente el déficit de caja de este ejercicio, de la temporada que acaba de iniciarse, obliga a disponer de alrededor de 14 millones de euros para hacer frente a obligaciones ya contraídas, un escenario que, en su momento, frenó a los asesores legales y económicos de Ander Herrera y César Sánchez.

Tampoco ha tenido mayor fuerza la oferta de compra del Real Zaragoza que, supuestamente, iba a llegar de mano de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), que preside Javier Tebas, y que contaba con el beneplácito de esta institución. Aunque se ha hablado en repetidas ocasiones de este supuesto fondo de inversión, a la hora de la verdad no ha llegado a aparecer.

La LFP sí que ha favorecido, en cambio, un incremento del techo de gasto del Real Zaragoza para el actual ejercicio, fruto de los acuerdos alcanzados por la propia LFP y el fondo norteamericano CVC, y que tanta polémica levantaron por la oposición que plantearon grandes clubes como el Real Madrid o el Fútbol Club Barcelona.

Propuestas de otro rango, de inversores locales, u otra que trató de construir Ignacio Aguillo, quien fuera asesor externo del Atlético de Madrid o del Lens, en el fútbol francés, tampoco han llegado a puerto.

En el nuevo escenario que define el Real Zaragoza para la compraventa, ya no se contempla la exclusividad con Spain Football Capital, sino que esta sociedad pasa a otro estadio en este capítulo: se convierte en una posibilidad más entre otras ofertas de compra que puedan llegar al Real Zaragoza en adelante.

La referida mercantil, sociedad que controlan el abogado Francisco Domínguez (especialista en derecho mercantil, civil y deportivo) y los hermanos Álvarez del Campo, ha trasladado en las últimas horas al Real Zaragoza que no ha decaído su interés en la operación que pactaron el pasado mes de junio y que se plasmó en la redacción de diversos documentos.

En todo caso, cualquier propuesta de adquisición de la sociedad anónima deportiva aragonesa tendrá que dirigirse al bufete de abogados de Cuatrecasas, despacho profesional que ejercerá un filtro previo.

En otro plano, los consejeros del Real Zaragoza no descartan nuevas negociaciones para intentar una refinanciación de parte de la deuda, de unos 40 millones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión