Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

fútbol

El Zaragoza apuesta por Iván Azón

El canterano pasa a ser la referencia ofensiva del conjunto que gestiona Jim. El crecimiento del ariete será fundamental en el rendimiento del equipo aragonés.

Jim agradece el extraordinario esfuerzo de Iván Azón a la conclusión del trascendental encuentro ante el Almería.
Jim agradece el extraordinario esfuerzo de Iván Azón a la conclusión del trascendental encuentro ante el Almería.
Toni Galán

Mientras Juanjo Narváez apunta a Primera División, Iván Azón apunta a asumir el liderazgo ofensivo del Real Zaragoza. Con el colombiano con pie y medio fuera de La Romareda y el otro medio a punto de pisar Cornellá, Los Cármenes o el Martínez Valero, el ariete aragonés robustece más si cabe su posición como referencia ofensiva del conjunto aragonés. Iván Azón yo no solo será un revulsivo, sino el abanderado del conjunto que volverá a gestionar Juan Ignacio Martínez.

La irrupción de Iván Azón, al igual que la aparición de los también canteranos Alejandro Francés y Francho Serrano, ha constituido la mejor noticia del curso que mañana, 30 de junio, se clausura. Francés, Francho y Azón, pese a su edad juvenil, no son solo tres chavales con un futuro esperanzador. Son mucho más: el espinazo, la columna vertebral de un equipo que se sostendrá sobre el talento y el espíritu juvenil de estos valores indiscutibles en la competición.

El Real Zaragoza debe crecer de la misma forma que progresen estos tres activos esenciales. El rol del trío subraya su liderazgo en el colectivo, una savia nueva para un Zaragoza necesitado de ambición. Pero, siendo esencial la función de Francés y Francho, el aporte de Iván Azón se antoja más importante si cabe. Básicamente, porque Francés es el mejor defensa, pero no es el único defensa de nivel, al igual que Francho es un centrocampista titular, pero no el único centrocampista capaz de conducir el vehículo de Jim. Iván Azón no solo es el mejor delantero, sino el único delantero de verdad en la actual nómina del Real Zaragoza. Siempre considerando la hipótesis de la necesaria venta de Juanjo Narváez, claro.

Un simple repaso a la estadística enfatiza la trascendencia de Iván Azón. Narváez ha facturado nueve goles en 3.433 minutos. La producción goleadora de Azón es inferior (tres goles), pero los minutos sobre el césped también han sido muy inferiores (1.058). Ojo al dato: porcentualmente, la capacidad goleadora de Azón es superior. Además, Azón no ha metido ningún gol de penalti, por dos de Narváez. Ellos dos, Azón y Narváez, han rescatado a un Zaragoza que durante un largo tramo de la competición permaneció censado en la zona de descenso a la antigua Segunda División B, ahora Primera División de la RFEF.

Escorado a la banda, dotando de amplitud y profundidad a un Zaragoza timorato y acomplejado en el inicio liguero, Narváez aportó dinamismo y goles a un colectivo encogido. Buen año de Narváez, como la apuesta de tres Primeras denota. La cantidad de goles rubricados por Iván Azón es menor, pero no su influencia en el juego. Rubén Baraja lo hizo debutar e Iván Martínez apostó decididamente por él como titular. Jim lo puso a ratos, los mejores ratos de un Zaragoza que le debe mucho a Jim, pese a poner solo a ratos a Azón.

Un gol para establecer el empate en Cartagena (1-1), otro absolutamente vital para abrochar la victoria ante el Almería (2-1) y un tercero para alcanzar la permanencia matemática ante el Castellón (3-0) constituyen el sumatorio estadístico de Iván Azón. Sin embargo, su valor real ha sido muy superior. En un Real Zaragoza que apenas se asomaba al área rival, Iván Azón llevó consigo tangibles e intangibles que revitalizaron a un equipo necesitado de casi todo para llegar a la portería rival. Objetivamente, ningún jugador como Iván Azón ha influido tanto sobre el equipo rival, condicionando incluso su estructura táctica, sobre todo la defensiva. Esos diez metros que todos los sistemas defensivos enemigos tenían que echarse atrás concedieron espacio, oxígeno a un Real Zaragoza que se asfixiaba. El equipo del león respiró a través de Iván Azón. Sus pulmones, sus... Todo Iván Azón nos ha levantado cuando temíamos lo peor. Ahora, cuando Juanjo Narváez apunta a irse, Iván Azón apunta a abanderar nuestras esperanzas, las ansias del Real Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión