Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

El Real Zaragoza, en la gran crisis del Lugo

Desde su partido de la primera vuelta en el estreno liguero de JIM, el Lugo se ha desplomado a la penúltima plaza en una de los mayores colapsos de resultados que se recuerdan en Segunda en los últimos años. No gana desde hace catorce jornadas y suman seis derrotas consecutivas. 

Partido Real Zaragoza - Lugo
Partido Real Zaragoza - Lugo
José Miguel Marco | Toni Galán

Seis derrotas consecutivas, catorce jornadas sin ganar, una sola victoria en sus últimos dieciocho partidos, dos únicos triunfos si esa dinámica se amplía a los 24 encuentros jugados desde noviembre, segundo equipo más goleado de Segunda (47), cinco puntos sumados de los últimos 42 posibles… La terrorífica espiral de números del Lugo le dibuja un presente desolador, crítico. Ahora mismo, el próximo rival del Real Zaragoza es carne de cañón. Sufre una de las peores crisis deportivas que se recuerdan en la categoría en los últimos años. Una borrasca que, en cinco meses, lo ha derrumbado desde la sexta plaza de la clasificación a la penúltima, un desplome que se ha llevado por delante tres entrenadores y ha dejado, rodeado de cascotes, en el banquillo a la última esperanza, Rubén Albés, técnico debutante en el fútbol profesional español y más joven de todos los registrados actualmente entre Primera y Segunda, con 36 años.

El Zaragoza afronta este viernes el partido más determinante del curso de la temporada, una cita que puede ponerle un sello enorme a la salvación, contra el equipo más vulnerable del momento. El Lugo no gana a nadie desde el 23 de enero, cuando se impuso al Tenerife. Por entonces, ya describía una línea de declive desde que a final de noviembre ocupó la sexta plaza. Antes del parón de Navidad, perdió en La Romareda en el estreno liguero de JIM. Era décimo, con siete puntos de renta sobre la zona de descenso, y a solo cinco del play off. Sus preocupaciones entonces eran más ambiciosa. Ahora, en el reencuentro con el Zaragoza, las cosas se han volteado.

En este colapso, el Lugo ha tenido cuatro entrenadores distintos: Juanfran García comenzó la temporada. A los cinco partidos, le relevó Mehdi Nafti, con quien el equipo reaccionó, antes de comenzar a deshincharse. Su despido en la jornada 27 sorprendió. El Lugo aún tenía seis puntos de margen sobre el descenso. Le relevó Luis César Sampedro, y el cambio resultó el punto de rotura del equipo: no volvió a ganar con el nuevo entrenador. Y hace dos semanas, llegó el cuarto técnico, el joven gallego Rubén Albés, curtido entre la Segunda División B y la Tercera, asistente de Benito Floro y avalado por su papel en Rumanía en los meses anteriores. En sus manos está ahora un Lugo al que también le sacuden las agitaciones institucionales, con el presidente Toni Saqués, dueño de una amplia mayoría accionarial, en el ojo del huracán, y la sombra de una ciudad deportiva proyectada, pero no construida aún, en terrenos cedidos por el ayuntamiento de la ciudad.

Al equipo se le han ido acumulando problemas durante la temporada. Lesiones de jugadores clave, como Irome, Puma Fernández o Juanpe. Problemas disciplinarios, como el protagonizado por Marcelo Djaló tras no acudir a los entrenamientos y ser apartado…

Albés debutó la pasada jornada con derrota contra la Ponferradina y tiene ahora seis jornadas para salvar al equipo. Las crisis nunca son buenas en el fútbol, pero sí hay mejores o peores momentos para sufrirlas. Hace cuatro meses, el Zaragoza, en un colapso de fisonomía similar al actual de su próximo rival, se hubiera cambiado el sitio con el Lugo. Ahora, el Lugo firmaría estar con cuatro puntos de ventaja sobre la línea de vida de la Segunda División.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión