Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

El reto de puntuación ante los rivales del final de la liga para el Real Zaragoza

El equipo aragonés afronta los 9 partidos definitivos ante rivales contra los que, en la primera vuelta, solo sumó 6 puntos. Esa cifra, ahora, puede ser insuficiente para la salvación y exige más.

Juan Ignacio Martínez 'Jim' en la Ciudad Deportiva.
Juan Ignacio Martínez 'Jim' en la Ciudad Deportiva.
Toni Galán

El Real Zaragoza afronta las nueve últimas jornadas de la liga 20-21, los 27 puntos decisivos con la incertidumbre de tener que cerrar y alcanzar todavía la permanencia en la Segunda División. Lo hace con 38 puntos en su haber, en la 15ª posición en la tabla y con siete equipos por debajo de él. Pero las diferencias son mínimas y el calendario, apriori, más complicado de todos ellos parece el de los aragoneses, que han de enfrentarse con los cinco primeros clasificados: Espanyol, Mallorca, Almería, Leganés y Sporting de Gijón.

Es conveniente hacer un estudio de campo sobre lo que se le viene encima al Real Zaragoza desde este domingo en La Romareda, en el duelo ante el Almería, hasta el 30 de mayo, cuando vendrá al estadio municipal el Leganés para cerrar el torneo liguero. La mera revisión del balance de puntos obtenidos por el Real Zaragoza ante los mismos nueve adversarios en la primera vuelta ayuda a establecer referencias y el grado de dificultad que aguarda.

Ante esos nueve contrincantes, los zaragocistas solo fueron capaces de sumar 6 puntos en la primera mitad del campeonato. Una cifra que ahora, en el esprint final y decisivo, de repetirse podría ser insuficiente, escasa y, por lo tanto, mortal para el club zaragozano. Con esta noción, clonando rentabilidades ante los mismos equipos con los que se ha de jugar aún, el Real Zaragoza acabaría con 44 puntos. Un ras que rara vez ha supuesto la permanencia a quienes lo han presentado como credenciales de su año.

Así que cabe afirmar que, en esta tacada última de nueve partidos, el cuadro que dirige Juan Ignacio Martínez ‘Jim’ está en la obligación de mejorar sus réditos respecto de los que obtuvo antes de doblar el calendario y empezarlo de nuevo. Seis puntos huelen a ser pocos para lo que la situación requiere.

Solo una victoria

De los nueve rivales que faltan por medirse al Real Zaragoza, solo uno cayó derrotado por los blanquillos en la primera vuelta: el Lugo, en el estreno de Jim justo antes de la Navidad, que perdió 1-0 en La Romareda con gol de Chavarría bien avanzado el choque. Fue la única suma de a tres ante el elenco que va a ir desfilando en los próximos 50 días en los partidos de los zaragocistas.

Loading...

Hubo tres empates. Los tres en el papel de locales, en la vacía Romareda. El primero, 2-2 ante Las Palmas, en el retardado estreno liguero de los zaragozanos, en septiembre. Después, el 0-0 frente al Mallorca. Y, seguido, otro 2-2, milagroso, ante el Girona, que ganaba 0-2 en el estadio blanquillo en el tiempo de aumento y vio como dos cabezazos de Narváez, en los minutos 92 y 94, modificaban imprevistamente aquel tanteo. Curiosamente, estas tres igualadas en casa ocurrieron en la breve época de Rubén Baraja en el banquillo, en los inicios del proyecto de Arantegui y Barba que aún se defendía como de ascenso a Primera División, emulando la vivencia reciente del curso anterior.

Y el historial de la primera vuelta avisa de que, ante los nueve rivales con los que hay que volver a jugar ahora, en la hora de la verdad, se dieron cinco derrotas. Las cinco a domicilio. Las cinco en partidos horribles. Las cinco sin marcar un solo gol.

En Almería (por seguir el orden que el calendario asimétrico de La Liga va a mandar seguir al Real Zaragoza en adelante), el equipo de Iván Martínez –segundo técnico del curso– perdió por 1-0. En El Molinón de Gijón, en la noche en la que fue destituido Iván tras dos meses de hondo sufrimiento general y de un miedo atroz por el desastre que era el equipo, último con 13 puntos, también cayó el Zaragoza por 1-0. En Barcelona, ante el potente Espanyol –también en la era Iván–, los zaragocistas cayeron por 2-0. En Castalia, frente al que ese día era el último clasificado, el Castellón, aquel Zaragoza –de nuevo con Iván en el banquillo– capotó por 1-0 en el último minuto. Y en Butarque, al principio de todo y con Baraja, el Leganés ganó 1-0 a un ya pobre Zaragoza. Solo marcó 5 goles el cuadro aragonés en esos duelos y recibió 10. Eso, ahora, no debe repetirse.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión