Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Real Zaragoza

¡Alerta, rival directo en el camino!

El Cartagena pone a prueba este jueves los problemas del Real Zaragoza para imponerse a los equipos de la zona baja: solo ha ganado en el campo a Logroñés y Albacete entre los conjuntos peor clasificados. 

El Real Zaragoza se ha enfrentado este sábado a la UD Logroñés
El Real Zaragoza se ha enfrentado este sábado a la UD Logroñés
Javier Belver

Que el Zaragoza de Juan Ignacio Martínez no respire aún con cierta relajación y serenidad después de su apreciable mejora desde la llegada del técnico alicantino tiene una de sus razones en su manifestada debilidad contra sus rivales directos. La derrota en La Romareda contra el Alcorcón, los empates contra Sabadell o Logroñés… Puntos de valor múltiple, evaporados, perdidos por el camino reciente, que han evitado que el equipo aragonés viva en estos momentos con un confortable colchón de ventaja sobre la zona de descenso, una fina línea de seguridad, ahora, de tres puntos.

El Cartagena, este jueves, vuelve a poner a prueba la capacidad del Zaragoza para imponerse a sus ‘iguales’, a los equipos implicados en la permanencia. Hasta ahora, el conjunto aragonés ha exhibido más solvencia frente a rivales de la zona media o templada que contra el grupo de equipos que ahora le siguen en la clasificación, es decir, peor clasificados. De esos seis equipos, el Zaragoza solo ha ganado en el campo a dos: a Logroñés y Albacete en La Romareda. Además, sumó una victoria contra el Alcorcón por el famoso episodio de la alineación indebida a principios de temporada.

Desde entonces, el Zaragoza se ha venido estrellando contra ese tipo de equipos y partidos de máxima necesidad. Aunque en casi todos ellos el conjunto aragonés compitió a la altura, detalles decisivos le impidieron ganar.

Repasemos de rivales clasificados de forma ascendente por debajo de la línea de vida del Real Zaragoza. El colista, el Albacete, cayó en La Romareda (1-0) al comienzo del curso, cuando aún ni se planteaba ni se observaba como un rival directo, pero se impuso en el Carlos Belmonte, con un penalti de fábula arbitral y tres balones a la madera del Zaragoza. El equipo aragonés también perdió en Castellón, otro conjunto fondeado en la tabla durante toda la temporada (1-0) y empató en Cartagena (1-1). Aún restan jugar los partidos de la segunda vuelta contra ellos. El Sabadell, por su parte, sacó su primer punto del curso en su visita a La Romareda (0-0) a finales de octubre, cuando era colista. El Zaragoza, ya con JIM, tampoco pudo con ellos hace una semanas (1-1) en la Nova Creu Alta, en un partido que pudo ganar en un penalti fallado por Narváez.

Al Alcorcón, tampoco le pudo ganar en campo en la primera vuelta en ese 0-0 convertido en 0-3 en las oficinas disciplinarias de la RFEF ni en La Romareda, cuando el equipo alfarero, como tantos otros de los aquí mencionados, se enfrentaron al Zaragoza en periodos de crisis honda y aguda. El Alcorcón se fue del estadio zaragocista con tres puntos (0-1) clave en un momento decisivo para el Zaragoza si hubiera ganado. Y, por último, el Zaragoza sí consiguió ganar al Logroñés (2-0) en enero en La Romareda, cuando aún sacaba varios cuerpos de ventaja a los aragoneses, pero no hace unos días en Las Gaunas (1-1), convertidos ya los riojanos en rival directo con todas las letras.

En resumen, frente a los adversarios por la permanencia, los seis rivales por debajo en la clasificación -sin quitarle el ojo a un Lugo en caída libre-, el Zaragoza solo ha sumado dos victorias. En total, a falta de enfrentarse a Castellón y Cartagena, el equipo aragonés ha disputados 10 partidos ante estos rivales, con solo dos triunfos en el campo, cinco empates (uno convertido en victoria en los despachos contra el Alcorcón) y tres derrotas.

El Cartagena supone así este jueves una prueba de esa debilidad del Zaragoza contra los débiles, en un tipo de partidos que adquieren un valor máximo: los puntos que se suman, los que no suma el rival y, como es el caso, el factor del ‘golaveraje’ particular. El Zaragoza lo tiene ganado al Logroñés y al Alcorcón (por ese 0-3 en los despachos), lo tiene empatado con Sabadell y Albacete y aún lo tiene pendiente de completar contra Cartagena y Sabadell. Esta es otra de las paradojas: aunque solo ha ganado a dos de estos equipos en el campo, no pierde el diferencial particular de goles, de momento, con ninguno.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión