Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

Real Zaragoza: el refugio de La Romareda

Con Jim, el equipo aragonés apenas encaja en su feudo. Sólo ha recibido un tanto en seis partidos, y fue un gol extraño, en propia puerta

Zanimacchia, Zapater, Tejero y Larrazabal en el entrenamiento.
Zanimacchia, Zapater, Tejero y Larrazabal en el entrenamiento.
Javier Belver

Por las razones que fueren, el Real Zaragoza no encaja goles en su feudo bajo el gobierno de Juan Ignacio Martínez. Es más, ningún rival ha conseguido marcarle todavía, ni con el balón vivo ni en el empleo de la estrategia. Sólo ha recibido un tanto en contra, gol a todas luces extraño, en propia puerta, porque fue obra de uno de sus mayores seguros históricos, Cristian Álvarez, a la salida de un córner.

Han buscado la meta del guardameta argentino los delanteros del Lugo, Tenerife, Ponferradina, Alcorcón, Ponferradina y Mirandés. Sin embargo, ninguno de ellos ha hallado el modo de acceder a esa portería, bien guardada en La Romareda. Son más de 500 minutos de juego con la puerta sellada.

A partir de esta base, el repaso de la estadística también señala que Juan Ignacio Martínez ha encontrado en casa la mejor versión posible del Real Zaragoza; es decir, el rendimiento justo para poder alcanzar la permanencia al término de la campaña: cinco victorias y una sola derrota, traspiés sufrido ante el Alcorcón, en aquella referida tarde aciaga para Cristian.

Quitado este episodio, desde que el técnico alicantino se hizo cargo de la escuadra aragonesa, el Real Zaragoza se comporta en su feudo de modo estable, con el triunfo por la mínima como principal aliado. Manda la victoria por un gol a cero. Únicamente ante el Logroñes se dispuso de una holgura mayor.

Pasado mañana, día de Jueves Santo, Jim quiere que su equipo prolongue este maridaje con la victoria en La Romareda, entre otras razones porque el triunfo continúa siendo una necesidad vital. Los 21 puntos que ha sumado en su etapa al frente del Real Zaragoza (de 39 posibles) aún no le dan para paliar los déficits que arrastra.

Se trata, en primer lugar, de vencer al Cartagena, rival directo en la lucha por la permanencia, por lo que el valor de los puntos adquiere una dimensión más relevante que de ordinario. Esto es sobradamente sabido. En este tipo de litigios, el hecho de ganar prima al vencedor y penaliza en grado extremo al derrotado. El precedente inmediato entre aragoneses y murcianos, el relativo al encuentro de ida, dicta la firma de unas tablas, si bien hace días que Jim huye de los resultados que no sean la conquista de los tres puntos. Por otra parte, es el momento exacto de dar realce y algún brillo al feo empate cosechado en Las Gaunas, en otro encuentro de rivalidad directa por la permanencia. Es ahora o nunca. Luego alumbra otra historia. El calendario empieza a dibujar exigencias, obligaciones teóricamente más complejas en atención al fuste de los rivales.

En este contexto, parece que Jim recupera a Carlos Nieto para sus planteamientos. El joven lateral fue baja de última hora en el nuevo estadio de Las Gaunas, al quedar lastimado en el calentamiento previo al choque. Tuvo que ocupar su lugar Chavarría. Pero Nieto ya cubrió ayer parte del entrenamiento con el grupo. Esta mañana, Juan Ignacio Martínez dirigirá una nueva sesión preparatoria, en La Romareda, para acercar a sus jugadores a sensaciones próximas a la competición en cuanto se refiere al escenario.

Si Nieto llega finalmente en buena condición a la cita, es probable que Juan Ignacio Martínez apueste por él y Carlos Vigaray en los laterales, para conformar una línea de retaguardia físicamente potente, la más poderosa por envergadura y presencia. La gran duda seguirá estando ubicada en el eje, entre Mathieu Peybernes y Alejandro Francés. El central galo fue la apuesta de Jim en Las Gaunas, quizá porque la veteranía es un grado en encuentros de esta naturaleza, como lo será el que se avecina ante el Cartagena.

El FC Cartagena, que proviene de las categorías inferiores, ocupa en este momento la penúltima plaza, con 30 puntos, estando su técnico, Luis Carrión, en una posición delicada. Su equipo juega bien, es intenso y de modo reciente ha estado muy cerca de ganar al Málaga; pero se ha hundido en la tabla. A un punto de la permanencia, el debate sobre el técnico está abierto.

Con Luis Carrión, el Cartagena, ha ganado dos partidos (Oviedo y Leganés), empatado cuatro (Sporting, Rayo Vallecano, SD Ponferradina y Málaga CF) y ha perdido otros cuatro (Mirandés, Las Palmas, Mallorca y Albacete). Estos números ha hecho que el equipo cartagenero haya sumado 10 puntos de 30 posibles.

En todo caso, el Cartagena de hoy tiene poco que ver con el que vimos durante la primera vuelta. Durante el mercado de invierno acometió una política de fichajes expansiva. Fue uno de los bloques que, por movimientos, más se reforzó en la categoría. En principio, disfruta de un potencial ofensivo considerable, con futbolistas que pueden resultar determinantes en cualquier jugada. Este es el análisis de laboratorio, que da ciertas pistas. No todas. La realidad última es que el Cartagena se está jugando la vida en la categoría.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión