Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

real zaragoza

Peybernes, central del Real Zaragoza con amplio pasado y extraño presente

El defensor francés, que debutará como titular con el cuadro zaragocista el lunes ante el Mirandés, jugó 10 años en la Primera División de su país y fue internacional galo sub-21.

Peybernes marca a Ibrahimovic en un Paris Saint Germain-Sochaux.
Peybernes marca a Ibrahimovic en un Paris Saint Germain-Sochaux.
HA

Mathieu Peybernes, defensa central de 30 años y 1,87 de estatura, será titular por fin el lunes ante el Mirandés por primera vez desde que llegó al Real Zaragoza el pasado 15 de enero, siendo así el primero de los tres fichajes de invierno del cuadro aragonés, cedido por el Almería. Más de dos meses, pues, le habrá costado al francés lucir su dorsal 4 en el equipo de Juan Ignacio Martínez ‘Jim’ y, para que exista la seguridad de ello, han debido confluir la sanción de Alejandro Francés por cinco amarillas y la lesión de Atienza, el otro central de la plantilla junto al titular Jair.

Peybernes ante Falcao, en un Mónaco-Sochaux.
Peybernes ante Falcao, en un Mónaco-Sochaux.
HA

Hasta ahora, el de Toulouse solo ha asomado sobre el césped en cuatro ratos, cuatro, siempre desde el banquillo. No pudo vestirse en Albacete, donde viajó por primera vez convocado, porque La Liga no le dio permiso ese día al Real Zaragoza más que a inscribir a uno de sus dos nuevos fichajes, por problemas burocráticos. Y prevaleció la condición de delantero de Alegría, por lo que Mathieu se quedó vestido de paisano en el palco.

Entró en las estadísticas históricas del Real Zaragoza ante la Ponferradina, en La Romareda (1-0), supliendo en el minuto 89 a Francés, jugando así el último minuto y el tiempo de aumento. En el siguiente capítulo repitio experiencia, en Málaga (1-2), pues relevó a Bermejo en el 88. Frente al Tenerife, en el agónico triunfo por 1-0 en campo zaragozano, Peybernes jugó algo más: entró en el minuto 76 por Chavarría para «colgarse del larguero» defendiendo la renta, según describió Jim con sorna. Fueron 14 minutos y la propina del árbitro. Algo similar a lo del último día en Vallecas, cuando sustituyó a Jair en el 78.

Al barbudo galo le computan las estadísticas 26 minutos como zaragocista, aunque de facto son varios más, los añadidos por los árbitros en sus cuatro breves aportaciones. Esta insignificante participación, menor y de bajo rango para lo que se supuso en enero que había sido contratado por el nuevo director deportivo, Miguel Torrecilla, va a experimentar el lunes un claro impulso al entrar Peybernes por primera vez en el once titular del Real Zaragoza 20-21.

Una trayectoria singular

Peybernes presenta una trayectoria profesional singular, llamativa. Y es que el espigado jugador galo porta en su currículum 10 temporadas en la League 1, la Primera División francesa. Militó cinco años en el Sochaux-Monbèliard, su club matriz; tres en el Bastia corso; y dos en el Lorient.

Diez años en la máxima división de Francia no es cualquier cosa. Aunque sean en tres clubes de media-baja tabla, evidencian que Peybernes tuvo en sus inicios, en su fase de juventud y primera madurez, un nivel relevante de rendimiento, de confianza por parte de sus entrenadores, dentro de una de las ligas fuertes de Europa.

En el Sochaux disputó 75 partidos. Fueron 74 en el Bastia. Y 20 más en el Lorient. Tuvo temporadas con 30 duelos jugados, con 26, 25, 19... cifras con cierta regularidad. En los campos franceses, entre partidos poco atractivos a ojos ajenos la mayor parte de las veces, tuvo que marcar a las estrellas de los grandes del lugar, en aquellos tiempos el sueco Ibrahimovic, delantero centro del Paris Saint-Germain, o el colombiano Falcao, del Mónaco. Jugó incluso en la Europa League, con el Sochaux ante los ucranianos del Metalist Kharkiv.

Ya antes, en su fase formativa, fue internacional con Francia. Sub-18, sub-19 y también sub-21, en la antesala de la absoluta campeona de Europa y del mundo. Palabras mayores. Es compañero de generación de Mangala (Valencia), Guilavogui (Wolfsburg), Mendy (Leicester), Stambouli (Schalke 04), Corchia (Nantes, ex del Sevilla), Brahimi (Oporto, ex del Granada)...

De repente, en 2018, hace dos años, decidió dejar Francia y venir a España... a jugar en Segunda División. Gijón, Lugo, Almería y, hoy, Zaragoza, han sido sus estaciones de paso. Dice como razón que quería jugar la liga española, conocer nuevas experiencias con su familia, cambiar de aires. En el Zaragoza, ahora, se espera ver su versión de Primera División. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión