Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

El destino del Real Zaragoza en la liga, a 90 días

Marzo, abril y mayo acogerán los 15 partidos decisivos para discernir el futuro en una liga que llega a su punto culminante. El futuro se decidirá en un espacio de tiempo vertiginoso.

Juan Ignacio Martínez, observa el entrenamiento de su plantilla con atención desde la distancia.
Juan Ignacio Martínez, observa el entrenamiento de su plantilla con atención desde la distancia.
Javier Belver

Cuando el Real Zaragoza regrese en la madrugada próxima tras haber jugado en Oviedo, ojalá que con los tres puntos en sus maletas y, por ende, con 30 en la clasificación, será ya 1 de marzo. Quedarán solo 15 jornadas del torneo liguero 2020-21, el más comprimido de las últimas décadas, pues comenzó bien entrado septiembre y se acabará el 30 de mayo.

El destino del Real Zaragoza en esta abrupta y vertiginosa liga se va a girar a su cuenta, por lo tanto, a 90 días. Eso es exactamente lo que queda de torneo. En este breve trecho temporal se va a discernir su futuro, que no tiene más que dos salidas, cuando el calendario está avanzando al galope hacia los tres cuartos de la competición: o logra la permanencia en Segunda División, sumando los puntos suficientes para ello, o no lo hace y, por ello, se ve abocado a un descenso que traería graves consecuencias de todo tipo y del que se viene intentando escapar desde antes de la Navidad. A estas alturas, no hay más opciones, no hay más aspiraciones. O blanco, o negro. Sin grises.

Son solo 90 días para trabajarse este futuro tan cargado de contenidos. Un trimestre que se irá volado, pues aún restan por jugarse dos jornadas intersemanales de las siete que La Liga programó para la mayoría de los intervinientes y que, para el Real Zaragoza, serán nueve al haberse aplazado las dos primeras fechas en verano por su tardía conclusión de la liga anterior (se recuperaron en su día en duelos de miércoles).

Marzo acogerá cinco partidos. Abril, cuatro. Y el decisivo mayo, seis, una barbaridad como traca final. Todo lo crucial que tiene en juego el Real Zaragoza va a suceder a toda velocidad.

En 90 días habrá en disputa 45 puntos. Y no podrá desperdiciar muchos de ellos el equipo blanquillo. Al contrario, el devenir de la liga, la presión de sus rivales en la zona baja de la tabla clasificatoria, es probable que le obligue a sumar bastantes de ellos si quiere salir airoso de su delicado reto.

En marzo, en tan solo seis días, llegará el Tenerife a La Romareda; viajarán los de Jim a Vallecas; recibirán al Mirandés; visitarán Logroño; y, en torno al miércoles 31, jugará en La Romareda el Cartagena, en una de esas dos jornadas en día laborable pendientes.

En abril, se empezará viajando a Fuenlabrada; pasará por Zaragoza el Almería; después, otro desplazamiento, a Gerona; y, asimismo, se dirimirá el duelo con el Sporting de Gijón en casa.

Y, por fin, se pisarán los terrenos de mayo, con la media docena de partidos de sentencia final. El viaje a Lugo será el primero; la visita a Zaragoza del Espanyol, el segundo reto del mes de la decisión definitiva; el desplazamiento a Las Palmas será el tercer eslabón; el duelo en La Romareda ante el Castellón, alrededor del miércoles 19, en la última jornada en día de hacienda, la cuarta cuenta del rosario; el viaje a Son Moix para enfrentarse al Mallorca, la quinta parada y penúltima; y el colofón, la 42ª, la estación terminal del torneo, que traerá al estadio municipal al Leganés.

Al regreso en la próxima noche de Oviedo faltarán por afrontar ocho partidos como locales y siete en el papel de visitantes. El ‘no va más’ de la ruleta francesa, 90 días a todo tren, con partidos a vida o muerte en cadena.

Cuando la liga llega a este punto de su recorrido, ya muy avanzado, el manido argumento del ‘partido a partido’ va perdiendo fuerza paulatinamente porque la cuenta atrás se acaba imponiendo por su cortedad y trascendencia. Ya no se ve el futuro del torneo como un horizonte largo, ancho, repleto de partidos y con cien vericuetos distintos por los que desembocar. Ahora, las cuentas empiezan a ser sencillas, nítidas, con escasas incógnitas pues muchas equis e íes ya han ido despejándose, para bien o para mál, en los cinco meses precedentes. Al Real Zaragoza le aguardan 90 días decisivos para su futuro.

Etiquetas
    Comentarios
    Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión