Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

Real Zaragoza, débil contra los débiles

Juan Ignacio Martínez no ha ganado a ninguno de los cuatro rivales directos a los que se ha enfrentado: perdió contra Albacete y Alcorcón y empató frente Cartagena y Sabadell. 

Real Zaragoza - Alcorcón
Real Zaragoza - Alcorcón
Oliver Duch

El Real Zaragoza ha renacido de la mano de Juan Ignacio Martínez en los ocho partidos que le ha tocado gobernar al equipo desde su llegada en la antesala de la Navidad; pero ese punto de mejora aún podría haber aliviado más la delicada situación clasificatoria si no se hubiera estrellado sobre el muro de los rivales directos.

El Zaragoza de JIM no ha podido con ninguno de los cuatro conjuntos tan enfangados en la tabla como él, metidos en descenso o posicionados por debajo de él, una incapacidad para ganar que ha evitado que su margen de seguridad creciera hasta cotas muy relevantes.

El Zaragoza, en los dos últimos meses, con Juan Ignacio Martínez al mando, ha surcado un tramo amable del calendario, contra rivales de su mismo tamaño o menos, una buena oportunidad para reanimar a un equipo, pero también un gran problema si el tiro salía mal disparado. La escuadra aragonesa, en este sentido, se ha quedado a medias.

Ha conseguido sumar unas apreciables cuatro victorias, todas ante rivales de la zona templada, como Lugo, Logroñés, Ponferradina y Málaga, equipos de la tierra media o medio baja que en algún caso pueden convertirse en rivales directos del Zaragoza en las próximas semanas, como los riojanos (o el próximo adversario, el Oviedo).

Sin embargo, Juan Ignacio Martínez no encontró la fórmula ganadora contra aquellos rivales contra los que los puntos multiplican su valor por más de dos: los tres puntos que se añaden a la cuenta, los puntos que deja de sumar el rival de turno en esa jornada y, en situaciones tan comprimidas como la actual, la intervención del ‘gol averaje’ particular.

Con JIM, el Zaragoza mordió el polvo en Albacete (1-0) en un partido, eso sí, determinado por el colegiado y por los cuatro balones a la madera en diez minutos de asedio final. El Zaragoza perdió, pero compitió para ganar. La otra derrota con el técnico alicantino fue el pasado lunes, contra otro equipo, como los manchegos en su día, metidos de lleno en posiciones de descenso. El Alcorcón, en este caso, le redujo en el campo y un detalle decisivo, un fallo carísimo de Cristian Álvarez, marcó la diferencia final. Aquí, en estos dos duelos, el Zaragoza se ha dejado seis puntos. Con el Albacete, la diferencia de goles particular está igualada y con el Alcorcón está a favor gracias a la victoria 0-3 por alineación indebida del partido de la primera vuelta.

También tropezó el Zaragoza de JIM contra Cartagena y Sabadell. En este caso, con sendos empates a uno. Ambos equipos habitaban también las profundidades de la tabla y el conjunto de JIM derramó opciones para ampliarles las distancias, en especial, en Sabadell, con aquel penalti desperdiciado por Juanjo Narváez. Con los catalanes, el ‘gol averaje’ particular está igualado, y con los murcianos aún queda el duelo de la segunda vuelta. En total, contra ellos, el Zaragoza de JIM se ha dejado cuatro puntos más por el camino.

En resumen, cuatro citas en las que el Zaragoza podría haber dejado sentadas las bases de la salvación, descolgando a rivales directos que apuntan ahora a serlo hasta el final de la temporada, un periodo en el que el equipo aragonés tendrá ante sí un calendario menos confortable.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión