Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

Ratón, en 23 días, de irse al Nástic a ser titular en el Real Zaragoza más necesitado

El portero suplente de Cristian Álvarez decidió en enero marcharse del equipo aragonés para disfrutar de minutos en Tarragona, en Segunda B. Su sustituto, René, no pasó el reconocimiento médico y tuvo que volver.

Álvaro Ratón, en pleno salto durante el último entrenamiento del Real Zaragoza, por delante del joven portero Carlos Azón, su pareja en la convocatoria de este domingo en Málaga.
Álvaro Ratón, en pleno salto durante el último entrenamiento del Real Zaragoza, por delante del joven portero Carlos Azón, su pareja en la convocatoria de este domingo en Málaga.
Toni Galán

El 15 de enero pasado, hace tan solo 23 días, Álvaro Ratón estaba en Tarragona para firmar su contrato con el Gimnástic, equipo de Segunda División B al que, por voluntad suya, iba a ser cedido por el Real Zaragoza. Ratón, que cumple su cuarta temporada como suplente perenne de un titular muy titular bajo los palos como es el argentino Cristian Álvarez (en la primera, cuando debutó procedente del filial, compartió palos con Irureta y Saja), quería jugar, sentirse importante en una plantilla, aunque fuese una categoría inferior en estos momentos como la del cuadro tarraconense. 

El Nástic, en la tarde del jueves 14 de enero, había cumplimentado ya con Ratón todos los pasos necesarios para hacer oficial su contratación el día siguiente, presentarlo ante los medios de comunicación y, por supuesto, que jugase y debutase como portero grana el domingo 17. Pero todo se vino a bajo en la mañana del viernes 15 cuando René, el arquero de 37 años que el Real Zaragoza iba a fichar para sustituir a Ratón como reserva de Cristian Álvarez, no pasó el reconocimiento médico al que fue sometido en la capital aragonesa. René Román, que se había desvinculado del Dinamo Bucarest rumano, rompió el doble movimiento de portería que Miguel Torrecilla, el nuevo director deportivo blanquillo, había pergeñado en las horas previas. No pudo hacerse y se disolvió en un minuto.

A Ratón se le avisó de que volviera de inmediato de Tarragona. El Nástic tuvo que correr para fichar a otro guardameta. Y aquella maniobra de mercado quedó en agua de borrajas. Cambio de chip repentino, de nuevo, para un Ratón un tanto desconcertado en esas horas de salida interrupta, de ilusión por jugar cada fin de semana no consumada finalmente por causas ajenas a su voluntad.

Y ahora, 23 días después de ese singular episodio, Ratón tiene pinta de volver a reaparecer en el Real Zaragoza con la responsabilidad de defender la portería de un equipo muy necesitado, metido en los mayores apuros de su historia moderna, en zona de descenso en la cola de la clasificación de Segunda División. Málaga será el escenario de este retorno de Ratón (salvo que Juan Ignacio Martínez 'jim' dé la sorpresa a todo el mundo y decida alinear al joven del filial, Carlos Azón). 

Porque, de seguir el anterior entrenador zaragocista en su cargo, Iván Martínez, hoy cabría apostar, con mínimo índice de error, a que sería Azón (no confundir con el delantero Iván, de igual apellido pero que no es familia) quien debutaría en la portería blanquilla. Iván ya no está hace dos meses y esto no pasa, por ello, de hipótesis, de retrospectiva no consumada. Lo más natural es que Ratón sea titular en La Rosaleda y aporte, en días de zozobra deportiva, la experiencia de sus 28 años y de los 43 partidos que, de manera más o menos esporádica, ha ido sumando en la portería zaragocista desde su estreno en 2016

Así de rara viene la temporada. También en la portería. Una lesión de Cristian Álvarez, muscular, en un entrenamiento, que afecta al gemelo de la pierna derecha, le pone el foco de atención de nuevo a Ratón... que si todo hubiera ido según lo previsto hace menos de un mes, hoy, a estas horas, sería el portero titular del Nástic de Tarragona en su compromiso de Segunda B ante el Prat barcelonés. Sin embargo, será alineado por el Real Zaragoza en Málaga en una final a vida o muerte por la permanencia en Segunda. Son las cosas del destino de las personas, inescrutable la mayor parte de las veces.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión