Despliega el menú
Real Zaragoza

REAL ZARAGOZA

Las salidas, asunto crucial para Torrecilla en la última semana del mercado invernal

El director deportivo del Real Zaragoza tratará de consumar varias bajas en la actual plantilla para dejar paso a los nuevos fichajes. Raí Nascimento, Nick Buyla, Vuckic, Guitián o Atienza y Larrazabal, candidatos a irse.

Miguel Torrecilla coge una llamada telefónica a la salida de las oficinas del club.
Miguel Torrecilla coge una llamada telefónica a la salida de las oficinas del club.
Oliver Duch

El conocimiento en la tarde del domingo de que el centrocampista que llegará para fortalecer el bloque del Real Zaragoza va a ser el joven Sanabria hace de enganche con lo más sustancial que resta por consumar en el mercado de enero en el seno del club blanquillo: las salidas de futbolistas. Esos jugadores con los que Juan Ignacio Martínez ‘Jim’, el entrenador, y el área deportiva, con Torrecilla al frente, no cuentan de manera preferencial de cara a la segunda vuelta.

Así, Sanabria viene a desplazar fuera a Raí Nascimento (dado que el otro extracomunitario, Gabriel Fernández, cedido por el Celta, no va a dejar el equipo con seguridad). Y los dos refuerzos ya consumados y presentados, el defensa central Peybernes –que no pudo debutar en Albacete por motivos burocráticos– y el delantero centro Alegría (este sí disputó ya sus primeros 30 minutos como zaragocista), también deben ser cuñas que desplacen a otros clubes a futbolistas de esas demarcaciones.

En el eje de la zaga, el club ya trasladó en su día su invitación a buscarse un nuevo destino a Guitián y/o Atienza, preferentemente al primero, que acaba contrato el próximo día 30 de junio y no va a renovar con el Real Zaragoza. Y el la línea delantera, es el esloveno Vuckic el principal candidato a abandonar el equipo, para lo que se está peinando el mercado europeo con el objetivo, cada vez más acelerado, de encontrar un acomodo adecuado para que todas las partes puedan dar el sí.

Además, tanto por cuestiones de índole futbolística como, sobre todo, de raíz financiera, el Real Zaragoza también negocia, a partir de hoy con mayor velocidad, las salidas de Nick Buyla y de Larrazabal. El centrocampista canterano, internacional con Guinea Ecuatorial, sabe que no va a contar con minutos en lo sucesivo. Y el extremo vasco, que ha ido en decadencia en su aportación al equipo (jugó los últimos 5 minutos en Albacete, como lateral a la desesperada), también figura entre las piezas a las que Jim va a dar menos uso en lo sucesivo tras la composición de lugar que el nuevo técnico ha ido conformando en su libreto con el paso de las primeras semanas al frente de la plantilla.

En este caso, cualquier movimiento que pueda acometer el Real Zaragoza respecto de un traspaso o préstamo de Larrazabal a otro club deberá tener el consentimiento expreso del Athletic de Bilbao. El cuadro vizcaíno, del que fue fichado hace cuatro meses por la anterior dirección deportiva encabezada por Lalo Arantegui, se reservó derechos de tanteo y de repesca durante las tres campañas que firmó Larrazabal con el Zaragoza. Y eso genera obligaciones ineludibles.

Así pues, con Peybernes, Alegría y, enseguida, Sanabria elegidos como trío de refuerzos invernales, a Torrecilla le queda pendiente toda la operación salida en una semana vertiginosa. El mercado acaba el lunes próximo, 1 de febrero. 

Etiquetas
Comentarios