Despliega el menú
Real Zaragoza

fútbol

El indiscutible Clemente

El Logroñés, que mañana visita La Romareda, lo lidera un aragonés: Clemente. Internacional sub 21, no podrá jugar al estar sancionado por cinco amarillas

Real Zaragoza
Clemente, sacando la pelota jugada desde atrás con la selección española sub 21.
RFEF

Enrique Clemente Maza, el jugador aragonés del momento en la Segunda División, no milita en el Real Zaragoza, sino en su rival de mañana, la UD Logroñés. Muy valorado por Luis de la Fuente, seleccionador español sub 21, también es pieza fundamental en el conjunto riojano, donde rinde al máximo nivel todos los minutos que no interfieren con su presencia en la Rojita. Paradójicamente, mañana no podrá comparecer en La Romareda, al acumular en su último encuentro la quinta amonestación, que acarrea un partido de sanción. Conviene leer la redacción del acta sobre la última tarjeta recibida por Clemente... «En el minuto 86, el jugador Enrique Clemente Maza fue amonestado por retrasar la puesta en juego del balón, con ánimo de perder tiempo», reza el documento rubricado por el colegiado navarro Galech Apezteguía, árbitro del Logroñés-Mirandés jugado en Las Gaunas el 2 de enero. Quizá detrás de esa pérdida de tiempo descanse la cláusula del miedo que contiene la cesión de Clemente desde el Real Zaragoza al Logroñés. He dicho quizá...

Porque, desde luego, lo que no hace Clemente es perder el tiempo. Nacido en Zaragoza en 1999, integró la fantástica generación del Real Zaragoza que se proclamó campeona de España Cadete. Era junto a Alberto Soro el líder de ese gran equipo que entrenaba Raúl Valbuena. Por eso fue nominado mejor jugador de España cadete. Rápidamente, Real Madrid, Barcelona y Villarreal le intentaron echar las redes; pero Clemente siempre se mantuvo fiel al Real Zaragoza. Otros, como Darío (Real Madrid), Millán (Villarreal) o antes Morlanes (Villarreal), prefirieron marcharse. Él, no. Clemente decidió quedarse. Quería continuar estudiando Bachillerato en el colegio del Salvador para luego cursar Ciencias Económicas en la Universidad de Zaragoza. Además, su familia, profundamente vinculada al Real Zaragoza desde su abuelo, el empresario hostelero altoaragonés Enrique Maza (de ahí su nombre de Enrique), o de su tío Quino Maza, futbolista de bandera en la Ciudad Deportiva, nunca contempló otra opción que ver a Enrique Clemente Maza con la camiseta del equipo aragonés.

Integrante de las selecciones españolas desde los 16 años, ahora sigue contando para Luis de la Fuente en la sub 21 que abanderan Aleñá y Riqui Puig. También saltó al primer equipo del Real Zaragoza, jugando 20 partidos la pasada temporada. En el verano pasado fue cedido al Logroñés, en una magnífica operación para el club riojano. Datos: titular indiscutible para el técnico Sergio Rodríguez, lleva jugados 1.097 minutos de calidad. Líder por talento de un sistema defensivo rocoso que hace rentabilizar casi todos los goles que anota un limitado Logroñés que, sin embargo, con 27 puntos, almacena 10 puntos más que el Real Zaragoza (17) en la clasificación de la Segunda División. Tan indiscutible en el Logroñés como los números que destila su aportación, Enrique Clemente se desenvuelve en el centro de la defensa junto a Gorka o Álex Pérez. En esta zona reside la mayor solidez de un equipo que vive del esfuerzo global y de los goles del colombiano Leo Ruiz (4) y del veterano Andy Rodríguez Gaitán (5). Junto a Paulino, cedido por el Deportivo Alavés, constituyen los elementos diferenciales del conjunto riojano.

El fútbol puede resultar así de paradójico: un aragonés lidera al Logroñés, para más inri, rival mañana del Real Zaragoza en un encuentro absolutamente capital para el equipo del león rampante. Y no podrá jugar por hacer lo que nunca ha hecho en su todavía corta vida: perder tiempo. Ese tiempo que no puede dejar perder el Real Zaragoza para atrapar la salvación en la Segunda División. Ese tiempo maravilloso que Enrique Clemente Maza le está donando a la selección española sub 21 y al Logroñés. El año maravilloso de Clemente.

Etiquetas
Comentarios