Despliega el menú
Real Zaragoza

Real Zaragoza

Real Zaragoza: la falta de gol como principal defecto

Para conseguir la salvación, el Real Zaragoza debe ser capaz de corregir los graves problemas que sufre para pisar campo contrario y perforar la portería contraria

Entrenamiento del viernes, bajo una intensa niebla.
Entrenamiento del viernes, bajo una intensa niebla.
Javier Belver

Son muchos los defectos que se le pueden achacar al Real Zaragoza de la primera vuelta de la competición, pero ninguno es tan relevante como la falta de gol. El cuadro aragonés tan solo ha marcado 11 tantos (14 si sumamos los tres de la victoria por alineación indebida contra el Alcorcón) en las 19 jornadas ligueras que se han disputado, lo que resalta los defectos ofensivos de una plantilla que, independientemente del entrenador, ha sufrido graves problemas para mirar hacia la portería contraria.

Los datos del equipo en conjunto, esos registros de 0,57 tantos por encuentro, son cristalinos; pero no menos aclaratorias son las estadísticas individuales. Tanto de los encargados de iniciar el juego como de los responsables de finalizar las escasas ocasiones que se han generado en lo que va de temporada. Porque tan cierto es que Gabriel ‘Toro’ Fernández y Haris Vuckic todavía no se han estrenado como que este Real Zaragoza no es un lugar fácil para ejercer de delantero.

Salvando el último encuentro frente al Lugo a las órdenes de Juan Ignacio Martínez y otros momentos puntuales, el cuadro zaragocista ha tenido serias dificultades para adelantar líneas y pisar campo contrario con claridad. Por eso es importante analizar también el origen de la escasez, el motivo por el que se practica ese fútbol tan horizontal y previsible.

Alberto Guitián (853) es, junto a Íñigo Eguaras (847), el futbolista que más pases ha completado esta campaña. Circunstancia que, más allá de ensalzar la excesiva influencia de estos dos hombres, descubre los problemas para romper líneas y encontrar la profundidad desde el juego posicional. 

Solo Francho Serrano (371 pases completados en 12 partidos disputados) se ha erigido como un centrocampista capaz de ofrecer alternativas, al tiempo que otros hombres llamados llamados a ejercer de enlace con la delantera como Luca Zanimacchia o Gaizka Larrazabal ni siquiera llegan a los 200 pases completados, poniendo de manifiesto su escasa relevancia en el equipo. 

El italiano y el vasco apenas han disputado 677 y 384 minutos, respectivamente. Por contra, otros jugadores que llegaron con menos cartel como Chavarría (1.523) se han hecho indiscutibles en el once titular y ocupan un puesto destacado en la lista de futbolistas con más participación, liderada por Cristian Álvarez (1.620) y Juanjo Narváez (1.553). 

El ariete colombiano es, sin duda, el fichaje que mejor ha respondido hasta el momento. Sus cinco dianas le convierten en el máximo anotador de un bloque que necesita más sustento goleador. 

Vuckic y Toro Fernández acumulan más de 1.100 minutos de juego sin marcar, el juvenil Iván Azón todavía no está preparado para asumir el peso anotador a pesar de sus grandes prestaciones, y el resto de futbolistas ofensivos apenas suman. 

Solo Adrián, Ros, Igbekeme y Chavarría han visto potería, pero el gol anotado por cada uno de ellos no sirve para revestir los cinco de Narváez. El cafetero necesita un socio de verdad, un acompañante que complemente sus cifras y convierta al Zaragoza en un equipo de cierta entidad ofensiva. 

Los rivales que ahora mismo ocupan los primeros puestos de la salvación, el Castellón y el Cartagena, suman 18 y 22 goles respectivamente. Los valencianos tienen a 10 jugadores implicados en la tarea del gol. El Cartagena dispone del veterano Rubén Castro (nueve tantos) y Elady (cinco), que entre los dos suman más goles que todo el Real Zaragoza, lo que vuelve a resaltar cuán importante es encontra

Etiquetas
Comentarios