Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Jim: "Tenemos la obligación moral de sacar al equipo de esta situación"

El alicantino ha sido presentado este martes como nuevo entrenador del Real Zaragoza. Por el momento no quiere oír hablar de refuerzos ni de palabras que resten energía.

Juan Ignacio Martínez, posando con la bufanda del Zaragoza en su presentación.
Juan Ignacio Martínez, posando con la bufanda del Zaragoza en su presentación.
Heraldo

Juan Ignacio Martínez ha sido presentado este martes como nuevo entrenador del Real Zaragoza. El director deportivo Miguel Torrecilla, su gran valedor, la persona que ha confiado en él para sacar al club de la delicada situación que atraviesa, ha sido el encargo de introducir un acto en el que ha agradecido la labor de Iván Martínez por la labor desempeñada al frente del primer equipo y ha dado unas pinceladas sobre la negociación con Jim, quien “encabezaba el podio de candidatos al banquillo” desde su llegada hace una semana y dio su palabra de firmar antes del encuentro del pasado domingo en El Molinón.

Miguel Torrecilla ha recordado lo “sencillo” que para él es tratar con alguien a quien conoce desde hace tiempo, de anteriores etapas en equipos como el Cartagena o el Salamanca, y ha definido cuál será el cuerpo técnico a partir de ahora. “Jim llega con Juanma Guerrero (segundo entrenador) y Javi López (preparador físico), y mantiene a Javi Suárez (ayudante que figura como personal del club), Marcos Marcén (ayudante de preparador físico) y Mikel Insausti (preparador de porteros)”, ha explicado Torrecilla, y sin más preámbulos le ha cedido la palabra a quien ya ejerce como nuevo preparador del Real Zaragoza.

Una jornada de trabajo le ha valido a Juan Ignacio Martínez para calibrar la trascendencia del reto que acaba de emprender. Los miembros del Consejo de Administración, el personal del club, los empleados del hotel en el que se hospeda, los aficionados… El zaragocismo al completo le ha transmitido la necesidad de sacar al equipo de abajo. Y él espera trasladar ese sentimiento a una plantilla que "puede dar más de sí". 

“El Real Zaragoza es un club de prestigio, pero la figura de Miguel Torrecilla fue fundamental en mi decisión de volver a España después de un tiempo fuera. En este país los proyectos suelen ser limitados, y contar con alguien de confianza ayuda”, se ha arrancado el nuevo entrenador, antes de destacar que cree en el proyecto y en unos jugadores que “todavía no han mostrado su mejor rendimiento”. 

En ese sentido, Jim ha señalado que quiere un equipo formado por jugadores con “liderazgo, solidaridad e intensidad”, que vayan “al límite de sus posibilidades” y asuman la “obligación moral” de sacar al club de la situación en la que se encuentra. “Solo vale ganar y volver a ganar”, ha enfatizado, haciendo un guiño al maestro Luis Aragonés. 

En su primera toma de contacto con la plantilla, en la sesión vespertina del lunes, Juan Ignacio encontró unos jugadores “con una enorme predisposición”, que espera que pronto se traduzca en mejores resultados. Para ello, será imprescindible “minimizar los errores” y “ser fuertes defensivamente”, puesto que el fútbol, como se vio frente al Almería o ante el Sporting, se decide por “detalles”. 

Jim confía en recuperar anímicamente a sus futbolistas y en poder empezar a contar próximamente con algunos lesionados como Adrián o Igbekeme, circunstancias que antepone a la llegada de refuerzos. “Hay muchos hombres que están con ganas de convertirse en fichajes de invierno. Todavía no hablado con Miguel -por Torrecilla- de ese aspecto porque me parecería una falta de respeto hacia los jugadores que tenemos. Valoro mucho el aspecto humano y creo que tenemos muchos jugadores importantes que pueden mejorar. No merece la pena tratar este aspecto antes de dos partidos consecutivos, ante la Gimnástica de Torrelavega y el Lugo”, ha valorado el recién llegado entrenador del Real Zaragoza, reiterando que dispone de una plantilla “muy competitiva”. 

Por último, Jim ha recordado que anteriormente ya manejó situaciones adversas, y no hay que perder el tiempo con pensamientos (descenso a Segunda B) que puedan restar energía. "Intento transmitir toda la energía positiva a mis jugadores, que tienen que percibir que están defendiendo un escudo con un prestigio que no se puede manchar”, ha concluido.

Etiquetas
Comentarios