Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

Azón, Francés y Francho: juveniles de oro en el Real Zaragoza

Por su despliegue e influencia, Iván Azón fue la gran sensación de la victoria ante el Fuenlabrada. Francés, que debutó la pasada campaña, es el joven con más recorrido en el primer equipo. Con 20 años recién cumplidos, Francho maneja el juego con el aplomo de un veterano.

Iván Azón, sonriente, en el entrenamiento de este domingo; Alejandro Francés, en la Ciudad Deportiva; y Francho Serrano, calentando en la sesión de este domingo.
Iván Azón, sonriente, en el entrenamiento de este lunes; Alejandro Francés, en la Ciudad Deportiva; y Francho Serrano, calentando en la sesión de este lunes.
Toni Galán

A Zaragoza la defiende su gente. Nadie siente más las desventuras que los canteranos. Da igual que crecieran con el león rampante enseñando sus garras por Europa o enjaulado en la Segunda. Su zaragocismo es incondicional. Honran la victoria y sufren con la decepción. Por eso se les reclama en los momentos cumbre. Por eso no sorprende que el domingo, con el club más necesitado que nunca, fueran los que liderasen la victoria.

El Zaragoza acabó el partido contra el Fuenlabrada con seis jugadores de la casa. Nieto, Francho y Azón partieron de inicio. Francés, Raí y Zapater entraron después, dibujando una realidad con dos lecturas.

La primera se inspira en ese apego al escudo y la capacidad de Iván Martínez para explotar su conocimiento del fútbol base. La segunda está relacionada con la mala planificación de la plantilla; con el bajo rendimiento de los incorporados.

Hasta cinco fichajes (Zanimacchia, Larra, Vuckic, Tejero y Fernández, que tuvo presencia testimonial en el descuento) presenciaron el choque desde el banquillo mientras los juveniles batallaban frente a un rival aguerrido.

Francés, Francho y Azón han asumido con entereza la responsabilidad encomendada. Tal es su aplomo que llegamos a olvidar que son solo unos chavales, que su aportación al equipo debería ir creciendo de forma progresiva y no a marchas forzadas, como ocurre por la coyuntura actual.

Francés es quien tiene más recorrido en el primer equipo. Víctor Fernández le dio la alternativa hace un año, en el duelo de Copa ante el Socuéllamos, y ya acumula una decena de comparecencias. La última, este domingo, cuando sus colegas Francho y Azón se destaparon con una actuación memorable.

Ambos habían sido utilizados –a la desesperada– por Baraja, pero ha sido Martínez quien ha sabido potenciar sus virtudes. Fueron lo más rescatable durante el calvario de derrotas enlazadas y también este domingo, cuando el equipo se apoyó en su talento para sacudirse la presión ante el Fuenlabrada.

Francho fue el amo del partido. El fútbol más lúcido surgió de sus botas. Siempre presto para proyectar un juego que, cuando se atascó, encontró la solución fácil en su colega Azón. ¡Qué cantidad de recursos concentrados en un cuerpo de 17 años!

Cayó a banda, recibió de espaldas, se partió la cara con los centrales y dispuso de varias ocasiones que requerían más de frescura. Nadie se acuerda de esos fallos. Y eso, viniendo de un delantero, dice mucho de quien ya es el mejor socio de Narváez arriba.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión