Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

real zaragoza

Lalo: "Es un día muy duro, tanto como zaragocista como profesional"

La grave crisis de resultados se lleva por delante al arquitecto de la plantilla, que fue destituido ayer de su cargo como director deportivo. 

Lalo Arantegui, hasta ayer director deportivo del Real Zaragoza, abandona la sala de prensa de la Ciudad Deportiva.
Lalo Arantegui, hasta ayer director deportivo del Real Zaragoza, abandona la sala de prensa de la Ciudad Deportiva.
Francisco Jiménez

El Consejo de Administración del Real Zaragoza dio ayer un paso al frente para tratar de revertir la grave situación deportiva que atraviesa el equipo. Los responsables del club destituyeron al director deportivo, Lalo Arantegui, así como del secretario técnico, José Mari Barba. La crisis de resultados en la que se encuentra inmerso actualmente el Real Zaragoza se ha llevado por delante la figura del director deportivo, que llevaba en el cargo desde febrero de 2017. En un comunicado oficial, el club quiso transmitir su agradecimiento por la "entrega, profesionalidad y dedicación" a lo largo de los años en los que Arantegui y Barba han estado al frente del área deportiva de la entidad aragonesa.

La actual confección de la plantilla, muy limitada para los mínimos que exige la actual Segunda División, así como los errores en la elección de los últimos entrenadores han propiciado la destitución. Ambos son los responsables máximos de la vigente edificación de la plantilla y, en este sentido, se busca ahora desde el Consejo de Administración un relevo que pueda aportar un nuevo aire al equipo en los próximos meses. 

Arantegui, a través de las redes sociales, aseguró que el de ayer era un día "muy duro tanto zaragocista como profesional". "Durante todo este tiempo, he puesto mi vida a disposición de este club, y lo volvería a hacer, porque los momentos que he vivido jugando las promociones de ascenso, momentos en los que casi pudimos tocar la Primera División, el cariño de la afición y el apoyo de todos los profesionales con los que he trabajado son inolvidables", subrayó. En su escrito de despedida, Lalo agradeció la labor de sus principales ayudantes, José Mari Barba y Alex Monserrate, además de a Luis Carlos Cuartero y al Consejo de Administración por darle "desde el primer minuto la libertad para poder acertar y también de equivocarme". Y concluyó: "Deseo que este club, el club de mi vida, esté siempre en el lugar que le corresponde. Ha sido un honor y un orgullo ser director deportivo del Real Zaragoza". 

Tres años y medio de luces y sombras

Con Lalo Arantegui, el Real Zaragoza ha disputado dos promociones de ascenso a Primera División y con Lalo Arantegui, el Real Zaragoza ha peleado dos temporadas –incluyendo la actual– por evitar el descenso a Segunda División B. Así se resume, en grandes trazos, la etapa del hasta ayer director deportivo del equipo aragonés, que ha tenido grandes aciertos en diferentes fichajes mezclados con sonoros fracasos en la misma materia. Gonzalo Arantegui llegó al Real Zaragoza en febrero de 2017 como sustituto en el cargo de Narciso Juliá, destituido esa temporada en la que el equipo aragonés también bordeó el descenso de categoría. César Láinez, al que promocionó del Deportivo Aragón, fue la primera apuesta de Arantegui, con la que consiguió salvar la categoría en un año más que complejo que arrancó con Luis Milla y en la que también dirigió al equipo Raúl Agné.

La siguiente campaña es la que se puede considerar como la primera completa de Lalo y Barba al frente del proyecto. Natxo González fue la gran apuesta del dúo aragonés para liderar el banquillo, en una temporada en la que, pese al mal arranque de campeonato, el Real Zaragoza terminó tercero y bordeó el ascenso a Primera División. Sin embargo, el Numancia le eliminó en la semifinal de la promoción.

Tras la fuga de Natxo González al Deportivo de La Coruña, Imanol Idiakez fue la siguiente apuesta de la dirección deportiva, en un curso que nació torcido y que terminó con tres entrenadores. Lucas Alcaraz relevó al frustrado Idiakez y Víctor Fernández terminó la temporada consiguiendo con cierta holgura la permanencia. El curso anterior, de nuevo con Víctor al frente del equipo, el Zaragoza volvió a pelear hasta el último momento por el ascenso a la élite. Sin embargo, el parón por la covid-19 y la mala gestión post-pandemia terminaron con el equipo eliminado en las semifinales del ‘play off’ frente al Elche, que finalmente acabaría ascendiendo de categoría.

La actual temporada ha sido la última bajo el mando deportivo de Arantegui. En esta ocasión, tras la negativa de Víctor Fernández de seguir al frente del proyecto, el escogido para dirigir el banquillo fue Rubén Baraja, alabado por su trabajo en el Tenerife. Sin embargo, a Baraja no le acompañaron los resultados al frente de una plantilla a todas luces insuficiente para competir en la categoría de plata. La elección de Iván Martínez como sustituto de Baraja, decisión que no ha servido de revulsivo para cambiar la dinámica, ha sido la última de Lalo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión