Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

FÚTBOL

El Real Zaragoza repite su vía crucis de impotencia y cae 1-2 ante el Rayo

Los aragoneses se volvieron a adelantar en el marcador con un gol de Igbekeme que remontaron los vallecanos en los últimos 19 minutos ante la impotencia de los de Iván Martínez.

Real Zaragoza - Rayo Vallecano

No hay nada que hacer con este Real Zaragoza lleno de máculas, impotencias y debilidades extremas. Nueva derrota, cuarta consecutiva, tercera en cadena bajo la batuta de Iván Martínez. El Rayo remontó en la recta final del partido el gol inicial de Igbekeme tras un segundo tiempo de calvario, que echó por tierra las buenas sensaciones de la primera parte. Iván lo intenta, el equipo trata de remontar la situación, pero no puede. No hay sustancia suficiente para competir en Segunda División y, por lo tanto, el destino cruel está escrito salvo milagro.

Y eso que el primer tiempo fue, por fin, algo aceptable, de buena vista, que llevarse a la boca para el zaragocismo. El Real Zaragoza, como en los dos partidos anteriores con Iván Martínez al frente, logró adelantarse en el marcador y, esta vez sí, consiguió llegar con ventaja al descanso. Primer avance de los muchos que hay que consumar para salir del barrizal en el que se halla metido el equipo hace semanas. El técnico cambió de sistema y apostó por un claro 4-1-4-1, con la novedad, Vuckic, como referencia en punta y con Eguaras como único pivote en la medular. Dio más resultado esta apuesta en el apartado defensivo, aportando un cierto orden y ocupando mejor los espacios para sujetar las acometidas del Rayo.

Los vallecanos empezaron bien, mejor que los aragoneses. El primer cuarto de hora fue de dominio madrileño, claro, rotundo. Pozo en el minuto 5 hizo el primer remate peligroso, a las manos de Cristian Álvarez, pero las llegadas al área local fueron muy peligrosas siempre, con Advíncula penetrando siempre por el lateral de Chavarría y obligando a Narváez a ser lateral en muchas jugadas puntuales, y con Álvaro García punteando a Vigaray, eso si, sin éxito final para los de Iraola. Guitián estuvo impecable en los primeros 45 minutos en el cruce, en las coberturas. Jair, debutante en La Romareda, despejó de cabeza un par de veces como se le pide a un central de 1,90. Y, de ese trago difícil del inicio, el Real Zaragoza salió de la mejor manera posible: marcando gol en la primera llegada con intención.

Lo firmó Igbekeme, desde fuera del área, en un disparo duro que se comió el portero Dimitrievski para alivio zaragocista. Era un chut potente, pero el balón lo tenía detenido el macedonio… hasta que se le fue de los guantes y entró lo justo, para sorpresa general y explosión de alegría blanquilla. Era el minuto 18 y el guión tomaba un camino ideal e inesperado, visto lo visto hasta entonces. El Rayo notó semejante golpe y pifia de su guardameta internacional y decayó en su empuje durante largo tiempo. Y ahí asomaron los mejores minutos del Zaragoza en lo que va de liga, en lo que ha transcurrido de calvario desde septiembre.

Y eso que Narváez, tirado a la banda izquierda, no pisó el área nunca y participó muy poco. Y que Vuckic, como ariete, anduvo demasiado despistado, sin entender bien su

Real Zaragoza - Rayo Vallecano
Real Zaragoza - Rayo Vallecano
Toni Galán

papel de Robinson Crusoe. En la derecha, Zanimacchia intentó varias internadas con fe, pero sin tino final en el remate o el pase. Esta vez, gracias a la ventaja general, sus fuegos artificiales pasaron algo más desapercibidos. Eguaras y Francho hilvanaron un par de contragolpes interesantes que las malas decisiones de Igbekeme o Chavarría dejaron en nada. Porque el equipo de Iván jugaba a la contra. Juntito atrás y procurando hacer lo fácil y no cometer errores gruesos, de esos que tanto daño han hecho últimamente. Vigaray creció notablemente como lateral, pareciéndose un poco al mejor que se vio el año pasado.

Ocasiones, pisadas de área con sentido, hubo contadas. Casi nada. Mucha táctica, mucha esgrima, pero poca pegada. Narváez disparó en el 28 desde la frontal, en una jugada ligada larga (la más hilada de todo el curso), alto por poco, rozando la escuadra izquierda. Hubiera sido un golazo de entrar. Y en el 33, Zanimacchia dispuso de una falta directa de las que en Italia alguna metió. Aquí, su rosca suave la paró el portero rival sin problemas. Y nada más que anotar. En frente, el Rayo Vallecano no dio señales de vida ante Álvarez, lo que fue la mejor de las noticias, tanto por los antecedentes como porque así facilitó el crecimiento moral del equipo zaragozano. Quedaban 45 minutos para tratar de componer un triunfo que era oro en paño.

Real Zaragoza - Rayo Vallecano
Real Zaragoza - Rayo Vallecano
Toni Galán

El Rayo arrancó el segundo tiempo de nuevo con el timón en la mano. No tenía otra opción. Y el Zaragoza esperó atrás con el mismo orden de la primera fase. Zanimacchia, en un contragolpe, intentó el gol lejano en el 48, sin acierto, disparando alto. En el 54, el Rayo probó de nuevo a Álvarez, con un cabezazo de Catena en una falta lejana que paró bien abajo el argentino. Primer aviso. Iraola empezó el melón de los cambios metiendo imaginación y llegada con Comesaña. El equipo zaragocista perdió poco a poco el contacto con el balón. No lo tenía nunca. Y eso era mala señal. En el 60, Yacine Qasmi volvió a advertir con un cabezazo, solo en el área, que se le fue alto por poco. Se notaba ya cierto sufrimiento sobre el césped de los de Iván. Quedaba un mundo para tratar de sujetar el precioso 1-0.

Iraola hizo un triple cambio ofensivo a falta de 24 minutos. Iván relevó a Vuckic para dar aire en la presión alta. De la situación de repliegue total del Zaragoza, en el minuto 69 surgió la ocasión cristalina para el 2-0 y la tuvo Zanimacchia en un mano a mano gestado por un pase largo de Francho. Salió a la desesperada del área Dimitrievski y el italiano le hizo una vaselina muy alta… que no cogió portería por un metro. Lo pagó caro el Zaragoza pues dos minutos después el Rayo sacó por fin provecho a su claro dominio. El 1-1 lo frabricaron dos de los recién salidos del banquillo: cabezazo de Isi Palazón que sacó milagrosamente bajo palos Cristian Álvarez pero que remachó a placer Antoñín, ante la pasividad de toda la zaga en el primer error garrafal de este estilo en esta noche. Se esfumaba la victoria. Y faltaban más de 20 minutos. Volvía el sufrimiento extremo.

Real Zaragoza - Rayo Vallecano
Real Zaragoza - Rayo Vallecano
Toni Galán

Se lesionó Narváez. Iván metió doble lateral, con Nieto atrás y Chavarría de interior. Bermejo entró al campo y, poco después, Adrián y Tejero. En ese desbarajuste, con el equipo roto en pedazos como en los peores momentos de todo el curso, llegó el 1-2, que se olía desde hacía mucho rato. Pozo, en el 83, se adelantó a bocajarro a la mala marca de Nieto y aprovechó un centro de Álvaro García para fusilar a Cristian Álvarez. Se acabó la historia. Un día más, se repitió la película. El Zaragoza aguantó esta vez hora y diez. Pero los partidos duran hora y media larga. A este equipo no le da para ganar a nadie, en ninguna circunstancia. Y los milagros no existen.

El Rayo ganó gracias a sus sustituciones y su empuje. El Zaragoza perdió por su falta de calidad, de solvencia y… porque los cambios, lejos de rearmarlo, lo debilitaron. Un claro síntoma de inferioridad y de mala praxis futbolística en cada paso que se da. Por supuesto, en la recta final del duelo, desde el mazazo del segundo gol madrileño, el equipo de Iván fue incapaz de reaccionar, como mandan los cánones. Los rayistas defendieron bien, como lo harían ante un equipo cadete. La pólvora ofensiva del Zaragoza es la de un petardo de feria. Medio gramo inofensivo. Y así se llegó al final. A una nueva muestra de que la catástrofe toma cuerpo con enorme antelación. Huele a incienso.

Zaragoza-Rayo
Zaragoza-Rayo
TONI GALAN

Ficha Técnica

Real Zaragoza: Cristian Álvarez; Vigaray (Tejero, 82), Guitián, Jair, Chavarría; Eguaras; Zanimacchia (Bermejo, 74), Francho, Igbekeme (Adrián González, 82), Narváez (Nieto, 74); y Vuckic (Gabriel Fernández, 67).

Rayo Vallecano: Dimitrievski; Advíncula, Martín Pascual (Comesaña, 55), Catena, Martos (Antoñín, 66); Óscar Valentín, Trejo (Montiel, 66); Andrés Martin (Isi Palazón, 66), Pozo (Velázquez, 87), Álvaro García; y Yacine Qasmi.

Árbitro: Galech Apezteguía (Comité Navarro). Amonestó a Vuckic (54), Nieto (77), Advíncula (84), Velázquez (88) y Óscar Valentín (91).

Goles: 1-0, min. 18: Igbekeme. 1-1, min. 71: Antoñín. 1-2, min. 83: Pozo.

Incidencias: Noche fría en Zaragoza, con 8 grados al inicio del partido y algo de viento, tras un día nublado. El césped de La Romareda presentó un buen aspecto. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de Diego Armando Maradona, conocido minutos antes del inicio del choque.

Placeholder mam module
Final: Real Zaragoza 1-Rayo Vallecano 2. Así lo narramos en directo
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión