Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

A El Toralín sin el Toro

Iván Martínez se lleva 23 jugadores a Ponferrada, pero el ariete se queda en Zaragoza.

Real Zaragoza
Iván Martínez, trabajando con el grupo ayer en la Ciudad Deportiva.
Guillermo Mestre

A El Toralín sin el Toro. Se lleva 23 jugadores a Ponferrada y no va el Toro. Quizá la ausencia sea más delatora que las presencias. Y eso que son 23... A Iván Martínez no le ha temblado el pulso y ayer dejó en Zaragoza a Gabriel Fernández, uno de los fichajes destinados a desarrollar un rol dominante en el conjunto aragonés y que, sin embargo, todavía no ha visto puerta en las 11 primeras jornadas ligeras de Segunda División. ¿Cuestión de aptitud o de actitud? Las palabras de Iván en su comparecencia del viernes enfatizaban la capacidad volitiva como alimento esencial de la reacción que persigue en el Real Zaragoza. Subrayó el comportamiento de Vuckic, que se presentó a entrenar sin apenas dormir tras su estancia en la selección de Eslovenia. Vuckic sí comparecerá en El Toralín; el Toro se quedará en casa. Todo un indicador del Real Zaragoza que busca Iván Martínez.

Además de la citación de Vuckic y del mensaje lanzado con el Toro (no va solo para él, sino para todos los pasajeros de esta difícil travesía), que no viajó estando en condiciones de jugar, Iván Martínez convocó ayer a 23 jugadores. Varios no jugarán, ni incluso serán inscritos en el acta. Mera cuestión física: en el papiro arbitral no caben 23 licencias de jugadores de un mismo club. Aunque no jueguen, Iván quiere hacer grupo, equipo. El invierno va a ser duro y habrá que estar bien junticos. Si se pierde la cohesión, entonces sí que estaremos perdidos de verdad. Entre las novedades de la nómina, la presencia de Cristian Álvarez constituye un dato muy relevante. El guardameta argentino, lesionado en Tenerife, puede regresar al cuidado del portal. Iván ya apuntó que la decisión estaba en sus manos. Sin duda, sus manos son esenciales para el Zaragoza. Si puede, lo pondrá. Además de la citación de Cristian, el hecho de que junto a Álvaro Ratón también haya viajado el canterano Carlos Azón denota el ideario del técnico acerca de la portería.

Atrás también puede haber regresos. Como Francés sí sacó la mano que no sacó Ratón en el gol donado al Oviedo, el defensa juvenil fue expulsado y sancionado. Su lugar en la defensa lo ocupará Jair Amador. Buen defensa demostró en el Huesca. Ese Jair se demanda en Zaragoza. Guitián no está sancionado, pero también podría perder el puesto, pues Vigaray ya está en condiciones. La razón de la probable presencia de Vigaray hay que buscarla en Yuri, el veteranísimo ariete de la Ponferradina. Más que sus 38 años, el dato verdaderamente significativo de Yuri son sus 186 centímetros. Intimida muchísimo por arriba. Alberto Guitián la baja bien, pero por arriba sufre. Vigaray, cuando puede jugar, siempre cumple por alto. En los laterales, se anhela la irrupción de Tejero, con Pep Chavarría en el otro flanco.

En el medio también se esperan novedades. Francho Serrano, el mejor ante el Oviedo, partirá como titular en la derecha. Igbekeme puede caer al lado opuesto, con Eguaras para mover y Bermejo para moverse. Arriba, se busca compañero para Narvaéz. Iván Azón siempre le gustó mucho a Iván Martínez. Y Vuckic ha llegado despierto de Eslovenia. Todo lo contrario que el Toro, que sigue mirando a la luna en Zaragoza. Uno u otro, Azón o Vuckic, acompañarán a Narváez, el único futbolista incorporado este curso que ha demostrado entidad propia de equipo aspirante a algo. Ese algo que todavía no se ha visto nada.

Etiquetas
Comentarios