Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Baraja, el tipo de fútbol que aguarda, la tesis de Paco Flores y el presente

El entrenador del Real Zaragoza describe cómo aprecia el asunto de la calidad del juego en Segunda División, el objetivo del club aragonés de estar arriba en la clasificación y las condiciones que se dan hoy en día. 

Rubén Baraja, este viernes en el inicio del entrenamiento del equipo.
Rubén Baraja, este viernes en el inicio del entrenamiento del equipo.
Guillermo Mestre

Horas antes de recibir al Málaga en La Romareda, en lo que va a ser el cuarto partido del Real Zaragoza en la actual competición, se le recordó a Rubén Baraja, entrenador del equipo blanquillo, la tesis de Paco Flores el año del ascenso en la liga 2002-03: "El que quiera ver espectáculo que se vaya al circo". Fue aquel un lema que generó ríos de tinta en su día y que, visto el formato del nuevo fútbol -sin público en las gradas, con los entrenadores y jugadores notablemente desinhibidos de la presión desde la grada que ahora no existe, y observados los conceptos básicos en la pizarra del Real Zaragoza que dirige el vallisoletano, parece estar cercano a reeditarse.

Baraja respondió abiertamente. Y de su posicionamiento ante una pregunta tan concreta, es posible extraer lecturas válidas para saber hacia dónde camina el curso 2020-21 de este Real Zaragoza de tiempos de pandemia. "Hay que cuidar mucho el mensaje, y más en el club en el que estamos. Yo, desde que he llegado, no oculto que el objetivo del Real Zaragoza ha de ser competir con los mejores y por lo que todos sabemos (el ascenso). Hay que ser ambiciosos y pensar en grande. Pero los procesos para llegar a conseguir ese tipo de cosas son difíciles. Hoy no se gana ni con la camiseta ni por la historia", señaló de entrada, marcando tendencia.

"En la actual Segunda División hay 14 o 15 clubes ‘ex Primeras’, importantes. Y nosotros, ahí, tenemos dificultades añadidas para pelear con ellos, de índole económica. No debe ser ni un hándicap ni una excusa, pero es así", prosiguió en su argumento.

Rubén Baraja es consciente de que este asunto de los modales del equipo no es cualquier cosa dentro del zaragocismo, por más que ahora las gradas estén desiertas por tiempo indefinido. "Hay un debate abierto en la ciudad, está claro y es algo normal, por cómo estamos haciendo las cosas y sobre lo que hay que mejorar. Es algo que el entrenador ha de asumir en un lugar como Zaragoza. Pero hoy es muy difícil ganar en Segunda", añadió a su parecer, antes de concluir.

En su corolario, Baraja dejó sobre la mesa las dos posibilidades que hay, a futuro corto, en lo referente a las vibraciones y emociones que acabe generando 'su Real Zaragoza' entre la afición a través del juego y los resultados que vayan llegando. "Habrá días en los que el equipo sea superior para poder ganar con cierto margen, otros en los que lo hará ganando muy ajustado, otros en los que nos conformaremos con un punto y otros en los que los rivales nos superarán  y perderemos. Ante esto, la afición, si el equipo logra resultados, estará con nosotros. Y, si no, sabemos que estamos expuestos a la crítica", admitió.

Etiquetas
Comentarios