Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Haris Vuckic: "Pondré el balón de mi triplete en el salón de casa"

El delantero del Real Zaragoza regresa al equipo aragonés tras firmar el miércoles un 'hattrick' en Moldavia y totalizar cinco goles en su semana internacional con Eslovenia.

Un sonriente Haris Vuckic exhibe la recompensa de su 'hattrick' con Eslovenia.
Un sonriente Haris Vuckic exhibe la recompensa de su 'hattrick' con Eslovenia.
@nzs_si

Haris Vuckic regresará en las próximas horas a Zaragoza con las maletas mucho más cargadas que en el viaje de ida a su selección hace 12 días. El delantero esloveno retorna tras su paso por la ventana FIFA de octubre con cinco goles facturados en el equipaje, en tres partidos, los últimos, anoche en Moldavia: tres de golpe, un hat-trick, hecho insólito en un internacional del Real Zaragoza a lo largo de su historia.

El volcán esloveno ha entrado en erupción esta semana en las tres victorias de su selección: marcó a San Marino en un amistoso el miércoles pasado, el gol del triunfo contra Kosovo en el fin de semana en jornada la Liga de las Naciones de la UEFA y un triplete en el 0-4 de Eslovenia a Moldavia en el aún incipiente nuevo torneo continental. El nivel de los oponentes no figura en los primeros rangos de un fútbol europeo aun con todo más igualado que nunca, y habrá quien relativice la portentosa semana de Vuckic… Pero los goles hay que meterlos. También habrá quien suavice la cifra resaltando los tres goles firmados desde el punto de penalti -dos en su exhibición en Moldavia-… Pero los penaltis también hay que meterlos, que se lo digan al colosal Luis Suárez de la pasada temporada y de lo que pudo ser si esos fallos se hubieran transformado en puntos…

En un país en el que los deportes identitarios son el baloncesto, el esquí o el balonmano -y ahora el ciclismo, gracias a las figuras de Primoz Roglic o Tadej Pogacar-, el fútbol se ha ganado hueco esta semana gracias a su selección, liderada por el portero Oblak (Atlético de Madrid), uno de los iconos del país junto a Luka Doncic, estrella de la NBA. Acabado el partido de Moldavia, antes de subirse al avión, Haris Vuckic sonreía con el balón del partido, recompensa y honor por su ‘hattrick’, el primero de su carrera. Una pelota poblada de firmas y dedicatorias de sus compañeros. “La pondré en la sala de estar. Tengo que encontrar un lugar bonito, una estantería donde colocarlo”, explicaba el delantero zaragocista a Ekipa24, periódico deportivo de referencia en Eslovenia. “Es mi primer ‘hattrick’ de mi carrera. Es muy especial para mí. En el segundo penalti, hablamos de quién iba a disparar, y acordamos que lo hiciera yo para ir a por el triplete. Aproveché la oportunidad y estoy muy feliz”, indicó Vuckic, contento por las victorias de su selección. "Nuestro objetivo era volver de la gira con los seis puntos, y lo logramos. Es realmente positivo, lo más importante es el equipo, y los logros individuales son un premio extra”, apuntó el ariete zaragocista.

Solo dos jugadores habían marcado antes tres goles en un mismo partido con la selección eslovena: Suso Udovic (metió 5) en 1996 en un amistoso contra Islandia y Primoz Gliha a Croacia en 1997 en un partido oficial de clasificación para la Copa del Mundo de 1998.

Vuckic volverá a los entrenamientos del Real Zaragoza, según está previsto, este viernes. Lo hará en un estado emocional pletórico, elevado en su país a jugador de moda y trufado de elogios esta semana por la prensa eslovena. “El héroe fue Haris Vuckic, que solo necesitó 18 minutos para meter tres goles”, destaca el diario generalista esloveno Dvnenik. Una dinámica particular de la que puede beneficiarse ahora el Real Zaragoza, aunque es muy probable que Rubén Baraja lo reserve en la suplencia el domingo en el partido contra el Málaga: la sucesión de viajes largos de punta a punta de Europa en pocos días, los minutos acumulados en una semana (Vuckic ha sido titular en los tres partidos de Eslovenia) y la condensación de partidos que le espera al equipo aragonés las próximas semanas (el jueves juega en Leganés) son elementos que el entrenador puede incluir en su política de dosificación de esfuerzos.

Etiquetas
Comentarios