Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

Cheryshev, el Madrid, Benítez, otros casos sonoros de alineación indebida

El error reglamentario del Alcorcón no es el primero y, seguramente, no será el último en la historia moderna del fútbol. El más sonoro fue la eliminación del Madrid a manos del Cádiz por la alineación de Cheryshev.

Alcorcón-Real Zaragoza.
Alcorcón-Real Zaragoza.
Enrique Cidoncha

El error reglamentario del Alcorcón no es el primero y, seguramente, no será el último en la historia moderna del fútbol. De vez en cuando, los entrenadores de turno, sus delegados, cometen este tipo de despistes que cuestan puntos, eliminatorias, victorias administrativas para sus rivales de turno, caso ahora del Real Zaragoza.

El más sonoro de los que se recuerdan fue aquel por el que el Real Madrid perdió una ronda de Copa ante el Cádiz, entonces equipo de Segunda B, al alinear Rafa Benítez, su técnico, al joven Cheryshev, sobre el que pesaba un partido de suspensión de la anterior temporada en esa competición heredado de su anterior equipo, el Villarreal. Era diciembre de 2015. Nadie se percató de esta clara circunstancia en el todopoderoso club merengue ni tampoco el jugador avisó. El Cádiz denunció y los jueces eliminaron a los madridistas del torneo, pese a haber ganado 1-3 en el Carranza. Chendo, el delegado blanco, cargó con las culpas mayores en aquel episodio inolvidable.

Benítez, el entrenador, era reincidente. En 2001, 14 años antes, ya provocó la eliminación copera del Valencia, su club, ante el modesto Novelda por alinear cuatro jugadores extracomunitarios cuando solo estaban permitidos tres.

Un monumental error que también sumó a su currículum el argentino –y exzaragocista– Jorge Valdano en su paso por el banquillo del Real Madrid. En 1994, en un partido de liga en el Bernabéu con el Compostela, alineó a los cuatro extranjeros juntos cuando el límite era de tres. Metió en juego a Dubovski por Luis Enrique (hoy seleccionador español) y en la alineación ya estaban Zamorano, Laudrup y Redondo. Entonces, el reglamento era otro. El Compostela tenía el derecho a pedir la repetición del partido, opción a la que renunció tras considerar bueno el empate (1-1) obtenido en Chamartín en la noche del despiste histórico de Valdano, que no sería el único, pues repitió esta misma escena dirigiendo al Valencia en 1997 ante el Racing de Santander y, en ese caso, le costó el despido fulminante. Ese día sí que perdió los tres puntos. Clubes como el Osasuna, Hércules, Valladolid... han pasado por este trance.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión