Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Baraja perfila el primer once del Zaragoza

El técnico, con al menos cuatro bajas entre sus jugadores más relevantes, prepara la alineación del debut contra Las Palmas. El equipo apunta al siguiente once: Cristian, Vigaray, Atienza, Guitián, Nieto, Eguaras, Javi Ros, Buyla, Pep Chavarría o Adrián, Narváez y Vuckic. 

Entrenamiento del Real Zaragoza, este sábado.
Entrenamiento del Real Zaragoza
TINO GIL

Si alguien lo echaba de menos, ya está aquí de vuelta: el fútbol oficial regresa a la rutina diaria del Real Zaragoza, con su primer partido de la temporada, contra Las Palmas, a la vuelta de la esquina. Retornan así los condimentos rutinarios propios de un equipo: las altas, las bajas, los ensayos en los entrenamientos, lesiones, sanciones, dudas en la formación titular de todo sábado o domingo… El Real Zaragoza como razón de ser de la actualidad.

Su nuevo entrenador, Rubén Baraja, se enfrenta así, desde esta misma semana, y acelerando la marcha en los entrenamientos en curso, a los primeros retos, desafíos, dudas y deliberaciones siempre inherentes a la configuración del plan de juego de su equipo y a la elección de los futbolistas más adecuados para esa propuesta.

La cita no es una más, representa, en concreto, el estreno competitivo de un equipo transformado en varias de sus posiciones claves, que mantiene cierta osamenta básica, pero cuya idea de juego va a sufrir los matices y giros particulares que todo nuevo entrenador incluye dentro de su manual de estilo.

Rubén Baraja ya ha ido dejando pistas por el camino, con la cita preparatoria del pasado sábado contra el Girona, el once titular de aquel compromiso, como referencia. Un precedente, en todo caso, forzado por la primera batería de bajas que el técnico debe lidiar desde el minuto 1. No podrá contar con cuatro de los futbolistas de la plantilla catalogados en la unidad principal: el central Jair, el centrocampista James Igbekeme, el extremo derecho Luca Zanimacchia y el mediapunta Sergio Bermejo, todos ellos con diversos problemas físicos. A ellos, se les une la incógnita burocrática que representa el Toro Fernández, listo ya para jugar desde el punto de vista físico, pero pendiente de que el Zaragoza libere su cupo de extracomunitarios con las salidas de Raí y Kagawa en las próximas horas. Trámites que, en el club, se confía en resolver en tiempo y forma para que el nuevo delantero uruguayo esté en el banquillo el próximo sábado.

Porque el once, el primero, de Baraja ya está tomando forma, perfilado tras los últimos entrenamientos del equipo. Cristian Álvarez será el portero, con una defensa de cuatro futbolistas como penúltima red de seguridad: Vigaray en el lateral derecho, Atienza y Guitián como centrales y Carlos Nieto en el lateral izquierdo. Saltaremos aquí una línea del campo para subrayar otra zona con pocas dudas, la pareja de delanteros del 4-4-2 del técnico vallisoletano: Narváez y Vuckic. Más aristas contiene el centro del campo en el que Eguaras y Ros se postulan como pareja en el doble pivote, y donde puede darse por segura la presencia del canterano Nick Buyla, en principio, como interior derecho dentro de las intenciones de Baraja de ocupar ese sector exterior de sus sistema, al menos, con una pieza de mecanismos internos.

La última plaza, y aquí se centran las pruebas del entrenador, parece encaminada para Pep Chavarría en la zona izquierda del centro del campo, con un rol semejante al desempeñado hace unos días contra el Girona por Lasure, cedido al Leganés. Chavarría ya jugó la segunda parte de ese partido ahí, del mismo modo que lo hizo en el Olot, su club de procedencia, en diferentes ocasiones. Otra opción que baraja el técnico es posicionar en el once a Adrián González, escorado a banda.

Etiquetas
Comentarios