Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Baraja: "Los amistosos que vienen nos darán información para afinar la plantilla"

El nuevo entrenador del Real Zaragoza, en su primera rueda de prensa en el club, otorga valor supremo a los tres partidos de pretemporada que se jugarán en 7 días ante Getafe, Girona y, seguramente, Nástic.

Rubén Baraja, al mediodía de este jueves en su comparecencia telemática ante la prensa zaragozana.
Rubén Baraja, al mediodía de este jueves en su comparecencia telemática ante la prensa zaragozana.
Tino Gil/Real Zaragoza

Rubén Baraja ofreció este jueves, 10 de septiembre, su primera rueda de prensa como entrenador del Real Zaragoza. Lo hizo tras el entrenamiento matinal en la Ciudad Deportiva, para establecer las primeras valoraciones de la breve pretemporada del anormal verano de 2020, por ahora escasa de sustancia tras una primera semana de entrenamientos individualizados por el protocolo del covid-19 (del que el propio Baraja se contagió y tuvo que estar en cuarentena 10 días) y con menos de una decena de ensayos en grupo en las últimas fechas. 

De todos los palos tocados por Baraja, lo más llamativo de su discurso fue la calificación previa -alta- que hizo de los tres únicos amistosos que se han podido ubicar en el calendario estival del Real Zaragoza, duelos que van a ser cruciales para su evaluación de los futbolistas y, en global, del equipo actual. Uno, este sábado ante el Getafe en La Romareda. Otro, el sábado que viene en el mismo lugar ante el Girona. Y un tercero, entremedias, probablemente en Tarragona ante el Nástic, el miércoles 16, que venga a sustituir el suspendido ante el Elche en Teruel por decisión del equipo ilicitano. 

"Estos amistosos nos darán información para afinar en el mercado y terminar de pulir la plantilla", dijo con claridad del técnico vallisoletano. Es decir, que los futbolistas, el equipo en general, van a pasar un examen serio en estos bolos de verano, mucho menos bolos en su cualificación que en años anteriores. Será una EVAU (selectividad) para diferentes jugadores, unos ratos de fútbol ante rival ajeno que van a tener nota y decisión posterior desde el área técnica. 

"Lo que es un hándicap negativo para el Real Zaragoza, que es empezar la liga con dos jornadas de menos, aplazadas hasta más adelante, tiene una parte buena: hay más calma para ir puliendo la composición de la plantilla hasta el cierre del mercado el 5 de octubre. No tendremos tanta presión en el mercado respecto de la competición", apuntó Baraja con intención de emitir algún punto de luz positiva entre tanto inconveniente como viene lidiando el club desde marzo pasado. 

El preparador pucelano dejó dibujado el escenario sobre el que se van a mover las piezas del Real Zaragoza en los próximos 25 días, los que restan hasta el cierre del periodo de fichajes de este extraño verano. "Nosotros tenemos la configuración de la plantilla casi definida. No esperamos nada que no se haya planificado antes desde el club, está todo muy claro. Solo quedan en el aire, dependiendo de las salidas, uno o dos puestos en el grupo. Como máximo, tres movimientos más. Los que lleguen han de ser de nivel alto, para aumentar la competitividad", subrayó. 

En este ámbito relacionado con el rostro que Baraja quiere darle al nuevo Real Zaragoza, el entrenador dijo, hasta en dos ocasiones distintas en su alocución, una de sus premisas básicas a aplicar en el equipo que desea tener: "Quiero un a plantilla versátil, con opciones de juego diferentes".

Etiquetas
Comentarios