Real Zaragoza
Suscríbete

deportes

Clemente, en el escaparate

El joven central brilla ante Macedonia en el joyero de la selección sub 21.

Real Zaragoza
Clemente conduce con la zurda en el encuentro ante Macedonia.
RFEF

La Rojita volvió a ganar, y Enrique Clemente volvió a jugar 90 minutos. Nueve meses después de su última comparecencia, la selección sub 21 española regresó a su actividad postcovidiana con un triunfo en Macedonia del Norte (0-1) con el que acaricia su clasificación para la Eurocopa. El gol del madridista Hugo Duro fue determinante, como también lo fue la perfecta actuación de los centrales, Hugo Guillamón, del Valencia, y de Enrique Clemente, del Real Zaragoza, que bunquerizaron al portero Josep Martínez, el guardameta de Las Palmas que acaba de ser fichado por el Leipzig.

La peripecia vital de Josep Martínez, que ha pasado de un club de Segunda División a otro censado en la Champions League, refleja en sí misma el perfil de la selección sub 21 española, un ramillete de extraordinarios proyectos de jugadores, algunos de ellos auténticas realidades sujetas a contratos multimillonarios, como Ansu Fati o Eric García. En este contexto se está desenvolviendo no solo con solvencia sino con brillantez el joven central zaragocista Enrique Clemente, uno de los escasos talentos entrenados por Luis de la Fuente que este año, en principio, competirá en Segunda División.

Decía en principio, porque el mismo Real Zaragoza ha puesto en el mercado a un jugador que ya estaba en el mercado. En este momento, Enrique Clemente representa uno de los mayores activos zaragocistas, quizá el segundo futbolista en la lista de deseos del fútbol español, después del todocampista Raúl Guti. El pasado jueves, el joven talento fue escrutado por todos los ojeadores de Europa en una nómina española en la que, además del nuevo fichaje del Leipzig, figuraban los más prometedores proyectos de futbolista de nuestro país.

En defensa, además de los centrales Guillamón y Clemente, los laterales Pipa y Miranda, del Espanyol y del Barça, respectivamente. En el centro del campo, Zubimendi, de la Real Sociedad, escoltando a Riqui Puig y Aleñá, dos valores sobre los que edificar el nuevo Barça. Además, el sevillista Pozo, Andrés Martín y Dani Gómez. Los recambios tampoco era mancos. Gonzalo Villar, de la Roma, entró por Aleñá; Antoñín, jugador de la cantera del Málaga firmado por el Granada, sustituyó a Pozo; Pedri, juvenil canario captado por el Barça, a Andrés Martín; y el goleador madridista Hugo Duro (este curso pasado militó en el Getafe), a Dani Gómez. Este es el futuro de España. Ahí está Clemente, en el escaparate de una de las canteras más potentes del mundo, como es la española, en el joyero de la Rojita. Queda ahora la incógnita por despejar de si Segunda División es el contexto más favorable para el crecimiento de un futbolista de semejante talento. Como queda la incógnita también de su continuidad en el Real Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión