Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Zanimacchia: "El Real Zaragoza es un paso clave para mí, el momento de mostrarme"

El quinto fichaje del Real Zaragoza, extremo diestro de 22 años que llega cedido de la Juventus de Turín italiana, aseguró en su presentación "un buen uno contra uno, velocidad y lanzamientos de faltas directas".

Luca Zanimacchia es el quinto fichaje del Real Zaragozade cara a la inminente temporada 20-21, tras Jair, Vuckic, Chavarría y Bermejo. El extremo diestro italiano, de 22 años, que llega cedido -con opción de compra- desde la Juventus de Turín italiana, campeón del Calcio, fue presentado al mediodía de este miércoles en La Romareda. El joven punta, críado en la cantera del Genoa y pulido en el filial del club bianconero en las dos últimas campañas, dejó patentes sus primeras palabras como zaragocista, de momento en idioma italiano, pues el aprendizaje del español es una de sus primeras tareas a desarrollar.

"Hola, yo soy Luca. Estoy muy contento de estar aquí. Espero hablar pronto y mejor el español. Aupa Zaragoza", fue un breve prólogo que Zanimacchia lanzó en castellano antes de someterse a las preguntas telemáticas de la prensa zaragozana. Un guiño de interés de un muchacho sonriente, con el pelo rapado al modo recluta, que recordó con apuro a su traductor que sólo iba a hablar en italiano.

No hubo fotos en el césped porque la hierba de La Romareda está siendo tratada fitosanitariamente en estas fechas y no se puede pisar. En el caso de Zanimacchia, en su camiseta no se plasmó todavía el que será su dorsal

¿Por qué ha venido un internacional sub-19 de Italia a la Segunda División española?, se le cuestionó de entrada. De hecho, no es un movimiento habitual, no solo en el presente, sino también en toda la historia del fútbol de plata. Esta fue su contestación: "España siempre es un gran lugar, llamativo, un excelente escenario para jugar al fútbol. Y el Real Zaragoza es un grande, un club histórico por el que siempre han pasado grandes jugadores. Aquí todo es seductor para un futbolista: la ciudad, el estadio, la afición... por todo esto he decidido venir".

Zanimacchia, hombre de banda en el ataque, deberá adaptarse al fútbol español cuanto antes y, simultáneamente, al sistema que práctique el nuevo técnico, Rubén Baraja, cuya preferencia ya quedó claro hace 15 días que es el 4-4-2. Sobre eso debió responder en segunda instancia: "Independientemente de dónde tenga que jugar, de dónde decida el entrenador, yo pretendo hacerlo siempre bien, lo mejor posible". O sea, de momento no quiso entrar en profundidades tácticas. 

El emergente extremo transalpino, en las 72 horas que lleva en Zaragoza, reconoció que, de momento, aún no ha hablado con el entrenador y que su único interlocutor "ha sido el director deportivo, que siempre ha estado cerca de mí desde que llegué". Zanimacchia sabe las circunstancias que concurren con Baraja, aquejado de covid-19 de modo asintomático, y deseó que "pueda incorporarse cuanto antes al trabajo del equipo para poder charlar con él". 

Un futbolista ilusionado, convencido, con todo el mundo por delante

El futbolista destacó las que considera que son sus mejores virtudes. "Creo que la mejor es el uno contra uno, la velocidad. A partir de ahí, me gusta penetrar para centrar o golpear el balón hacia puerta", no dudó en subrayar. 

Zanimacchia viene de debutar con el primer equipo de la Juventus en la recta final de la pasada liga, jugando los dos últimos partidos del curso -frente al Cagliari y la Roma- con el equipo campeón del Calcio italiano, el de Sarri, el de Cristiano Ronaldo. Esto, unido a su salto a España, hace que esté viviendo el pasaje más álgido de su eclosión como futbolista. "Sí, este es un momento clave en mi carrera, es una oportunidad increíble para mí. Es el momento perfecto para que pueda demostrar la calidad y las opciones que tengo para ser grande en el futuro. Este paso es clave para crecer, para mostrarme. Lo voy a aprovechar, estoy seguro", dijo con seriedad el joven Luca. 

Zanimacchia espera encontrarse en la Segunda División española un fútbol bien diferente al que viene practicando en la Serie C de su país (equivalente a la Segunda B de aquí). "En España se juega más con el balón en el suelo que en Italia. Allí hay más contacto físico permanente, más lucha posicional, menos atención por la pelota. Espero jugar un fútbol de más construcción que allí", reconoció.

Y, por último, se destacó su buen golpeo en las faltas directas, una de sus prestaciones más llamativas en el currículum vitae. Algo que en los últimos años ha sido un talón de Aquiles evidente en el Real Zaragoza. Sin ir más lejos, en el último curso el equipo que dirigió no marcó un solo golpe franco directo. Cero. Nada. Zanimacchia se ofreció para intentar paliar ese agujero negro cuanto antes. "Yo he trabajado mucho este aspecto del lanzamiento de faltas en la Juventus. Así que estaré siempre a disposición del entrenador y del equipo para lanzarlas. Y si soy quien tiene que golpear las faltas, lo haré", concluyó.

Etiquetas
Comentarios