Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

real zaragoza

¿Cuáles son las indicaciones de la FIFA que respaldan al Real Zaragoza en su petición de fin de la competición?

La FIFA publicó en junio una "guía sobre las cuestiones regulatorias relativas al fútbol a causa de la COVID-19" con el objetivo de preservar la integridad de la competición tras posibles conflictos contractuales. 

Christian Lapetra –dcha.–, presidente del Real Zaragoza, charla con Fernando Sainz de Varanda.
Christian Lapetra , presidente del Real Zaragoza, charla con Fernando Sainz de Varanda.
Oliver Duch

El Real Zaragoza ya tiene encendida la maquinaria legal con la que proteger sus intereses y derechos deportivos, un procedimiento iniciado y cristalizado con el requerimiento a las organizaciones deportivas para que se acuerde la conclusión de la competición en su temporada 2019-2020 en Segunda División, no se celebren así los play off de ascenso y se tomen las soluciones clasificatorias propuestas por el club aragonés en un comunicado oficial publicado en la noche de este martes.

Todo el andamiaje jurídico de su reclamación lo levanta el Zaragoza sobre el agravio que le supone no poder seguir contando con Luis Suárez una vez que el Watford ha denegado una nueva solicitud de prórroga de la temporada de cesión pactada para el curso 2019-2020. Ante esta situación, según el club aragonés, “han de tomarse en consideración la falta de equidad y de igualdad deportiva si se hubiera de jugar las eliminatorias, en las que se le privaría de uno de sus mejores jugadores y máximo goleador, lo que le estaría poniendo en una inferioridad manifiesta, sin que hubiera incumplido ninguna regla, al contrario, habiendo obtenido la extensión de la cesión del Sr. Suárez, hasta el final de la temporada”(nueva, añadiríamos) el 5 de agosto de 2020”.

Esta posible adulteración de la competición en la que se incurriría de jugarse el play off según el club  y contra la que ahora se rebela el Real Zaragoza representa uno de las cuestiones regulatorias especiales en las que hizo hincapié la FIFA el pasado mes de junio, antes de la reanudación de las diferentes ligas nacionales. Por este flanco es por donde, en estos momentos, el Zaragoza y el despacho de Juan de Dios Crespo está cimentando su argumentario jurídico, unas disposiciones que la FIFA, en acuerdo con federaciones miembro y otros organismos, publicó en el marco extraordinario del fútbol durante la pandemia del coronavirus.

El Zaragoza, en la protección de sus derechos tras perder a Luis Suárez con la temporada inacabada, se basa en las directrices de FIFA que “indicaba como la mejor situación, que era la de acabar la temporada con la misma plantilla y que, en ese sentido, los contratos laborales y las cesiones deberían terminar al finalizar dicha temporada”.

La FIFA, en este sentido, fue clara en su exposición. Aunque la máxima autoridad del fútbol no tiene potestades para obligar a prórrogas de contrato, y en este sentido el Watford está en su derecho de no aceptar la nueva propuesta del Zaragoza; la “guía sobre las cuestiones regulatorias relativas al fútbol a causa de la COVID-19” amparada por la FIFA fija un marco general de actuación y funcionamiento con el que preservar la integridad de las competiciones debido a posibles conflictos contractuales de este tipo.

“Guía sobre las cuestiones regulatorias relativas al fútbol a causa de la COVID-19”
“Guía sobre las cuestiones regulatorias relativas al fútbol a causa de la COVID-19”
HA

 En su ‘Introducción General’, el texto de referencia advierte de lo siguiente: “La FIFA cree firmemente que, para que el fútbol en su conjunto avance después de la pandemia, todas las partes deberían seguir sus recomendaciones respecto a la ampliación de los contratos con fecha de vencimiento próxima y al aplazamiento de los nuevos contratos. Asimismo, la FIFA insta a todas las partes a negociar la ampliación o el aplazamiento de buena fe y en unos términos equitativos y razonables”. Mientras, apunta: “La FIFA no tiene la autoridad de enmendar unilateralmente los términos y las condiciones de dichos contratos, en virtud de ninguna ley nacional, norma de la FIFA ni reglamentación de fútbol nacional”.

“Guía sobre las cuestiones regulatorias relativas al fútbol a causa de la COVID-19”
“Guía sobre las cuestiones regulatorias relativas al fútbol a causa de la COVID-19”
HA

A partir de aquí, en el caso de las cesiones de futbolistas entre clubes, la FIFA introduce una indicación regulatoria en su punto 7: “En el caso de los contratos de préstamo (y contratos de trabajo relacionados) que venzan en la fecha de finalización original de la temporada actual, la FIFA recomienda dar prioridad al club que contrata (cuando el jugador esté cedido) para que finalice la temporada nacional con la plantilla original”.

¿Cómo funciona esto en la práctica? El texto prosigue: “La FIFA recomienda fervientemente dar prioridad a que el club anterior culmine su temporada con la plantilla original, para salvaguardar la integridad de sus competiciones. Esto incluye, entre otros, la ampliación de los contratos de préstamo en vigor (y contratos de trabajo) cuando corresponda”. En caso contrario, si un club o parte se niega, la FIFA, en el punto 9, hace la misma indicación, poniendo el énfasis en la necesidad de “salvaguardar la integridad de las competiciones”, aunque admite que “no obstante, los clubes y empleados pueden decidir no negociar ampliaciones de contratos en vigor (que van a vencer)”.

Si, en cambio, se pacta una prórroga, estos contratos de préstamo, según indica la FIFA, se rigen “por la legislación nacional que conste en el contrato y/o por la normativa nacional en materia de fútbol (si es un préstamo nacional) o por la reglamentación de la FIFA (si es un préstamo internacional), así como por la autonomía contractual de las partes”.

Por eso, en el caso de las cesiones internacionales, los clubes deben hacer constar una fecha concreta, que en el caso del Zaragoza y sus jugadores afectados (El Yamiq, Pereira y Luis Suárez) era el 5 de agosto, una fecha que en el momento de negociar la primera prórroga de las cesiones se consideró margen suficiente para una competición que no iba a alargarse más allá del 2 de agosto -último día del play off-. 

El Zaragoza, en el caso de Luis Suárez, una vez desestimada una nueva ampliación del acuerdo de cesión, considera que no puede competir en igualdad de condiciones, con la misma plantilla, tal y como indicaba la FIFA para salvaguardar la integridad del play off. Y desde este punto es desde donde el club aragonés está levantando su protección jurídica.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión