Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

El Real Zaragoza ve improbable jugar este jueves el 'play off'

El equipo volvió ayer a entrenarse este lunes tras tres días de descanso sin saber aún en firme ni el rival ni las fechas del ‘play off’. El club espera que durante el martes, desde el Comité de Competición, surja alguna luz que diga cómo va a ser el final del curso.

Los jugadores del Real Zaragoza, en el entrenamiento de ayer lunes por la tarde.
Los jugadores del Real Zaragoza, en el entrenamiento de ayer lunes por la tarde.
Tino Gil/Real Zaragoza

El Real Zaragoza volvió este lunes a la normalidad de los entrenamientos tras guardar tres días de descanso –viernes, sábado y domingo– una vez saltó por los aires la disputa de la Promoción de ascenso hace ya ocho días por el conflicto generado en el fútbol español tras el ‘caso Fuenlabrada’. Víctor Fernández citó a la plantilla a última hora del día, retrasando el ensayo hasta las 20.00 para esquivar, en la medida de lo posible, la alta temperatura que se dio en la capital de Aragón que, aun así, era de 41 grados al inicio de la sesión preparatoria.

En esas horas del final de la jornada que daba el arranque a la semana última de julio –ya enlaza con agosto– nadie en el club sabía nada sobre el futuro inmediato de la competición. Pasó el día en los foros de decisión en Madrid gastando la pólvora en salvas, sin solución tangible al problema de fechas y, en el caso del equipo aragonés, sin tener constancia oficial y firme de que el Elche CF vaya a ser su rival, pese a que alguno de los comunicados del loco domingo indicara –sin sostén real todavía– que esta, la del equipo ilicitano, iba a ser la resolución final.

Es decir, Víctor Fernández y los futbolistas del Real Zaragoza retornaron al trabajo rutinario con la misma sensación de vacío alrededor con la que se fueron de asueto el pasado jueves. Fue, por ello, un nuevo entrenamiento plano, sin alicientes táctico-técnicos que aplicar respecto de un adversario con cara y ojos (por más que se hable del Elche, no hay un dictamen que lo confirme) y sin la posibilidad, desde el prisma de la preparación física, de programar unos tiempos concretos y unas cargas de trabajo destinadas a jugar un partido clave en un día y una hora concretos.

Tanto el equipo como los responsables en los despachos del Real Zaragoza se movieron ayer dentro de las coordenadas del sentido común, esas que dicen que, siendo ya martes –y tras ocho días de nebulosa sobre el desarrollo de la Promoción de ascenso–, es muy improbable que pueda organizarse el regreso de la competición en apenas 48 horas. Por ello, a la espera de que algún estamento mueva ficha de una vez a lo largo de este martes, Víctor Fernández ha vuelto a convocar hoy a sus jugadores en la Ciudad Deportiva a las 19.30 sin nada firme en el horizonte. Flotando en un medio ambiente atípico, muy alejado del aconsejable y propicio para que cualquier equipo de fútbol profesional pueda preparar convenientemente algo tan importante como es la disputa de una fase de ascenso de Segunda a Primera División.

El Comité de Competición puede hablar hoy

No hay certeza de ello pero, a lo largo de la tarde de ayer, tomó cuerpo la intención de los jueces del Comité de Competición (de la Real Federación Española de Fútbol) de anticipar en un día su habitual reunión de los miércoles y celebrarla a lo largo de este martes. 

De ser así, de ahí espera todo el mundo que surja un punto de luz. En el seno del Real Zaragoza se considera una maniobra de difícil ejecución el hecho de que pueda ordenarse que la Promoción empiece a dirimirse pasado mañana jueves. Hay de por medio viajes (los blanquilos deberían irse mañana mismo al destino que alguien le defina con firmeza, Elche tal vez), alojamientos que confirmar... pero, por encima de estas cuestiones logísticas, se considera sagrado que Víctor y la plantilla puedan disponer de un tiempo mínimo de preparación en la antesala de una doble cita de tanta relevancia como es el ‘play off’ a ida y vuelta, una vez que se conozca la identidad del rival.

En este sentido, en comparativa con los dos clubes que sí tienen asegurada su eliminatoria de Promoción, Girona y Almería, el Real Zaragoza lleva más de una semana inmerso en un evidente e indiscutible agravio. Mientras gerundenses y almerienses sí que están pudiendo trabajar tácticamente sobre la base de las características de su adversario, los zaragocistas carecen de esa información y objetivo fundamental en cualquier hecho competitivo: saber contra quién hay que jugarse los cuartos, en especial, en una disputa suprema, mayor, como es un ascenso de categoría.

Anoche, en el Real Zaragoza, se valoraba como razonable que, en virtud de la velocidad que tomen los acontemientos desde hoy martes, el primer partido del ‘play off’ pueda datarse para el fin de semana, como pronto. Bien sábado o bien domingo (1 y 2 de agosto). No obstante, dadas las circunstancias y lo extraordinario y singular de la situación presente del fútbol español enmedio de este conflicto por el ‘caso Fuenlabrada’, también se dejó un resquicio a la consideración de que, por fuerza, se inste al Real Zaragoza a acometer la ida de la semifinal de la Promoción con anterioridad. Si no pasado mañana, a toda prisa y sin más preámbulos de razón, quizá el viernes, día 31. No parece lo más cabal pero es tan profunda la problemática que a nadie extrañaría una solución atropellada para no demorar más en el tiempo el litigio abierto a múltiples bandas.

Etiquetas
Comentarios