Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Amor y odio del Real Zaragoza y las promociones de ascenso y descenso

El equipo aragonés, a la espera de que el desenlace de la temporada se desbloquee en España tras el caso Fuenlabrada, afrontará un formato de competición que no es nuevo en su historia.

Fernández celebra el 0-4 en la histórica remontada del Real Zaragoza en Girona en la promoción de ascenso del año pasado. El cordobés fue su autor en la segunda parte.
Fernández celebra el 0-4 en la histórica remontada del Real Zaragoza en Girona en la promoción de ascenso  de 2015. El cordobés fue su autor en la segunda parte.
Heraldo de Aragón

A lo largo de su historia las promociones por el ascenso en Segunda o la permanencia en Primera han trazado un recorrido desigual en la vida y obra de Real Zaragoza: lamentos, alegrías, derrotas, victorias, proezas, llantos, penas y glorias… A falta de que el desenlace de la temporada se desbloquee y el equipo aragonés sepa si juega o no el play off de ascenso a Primera desde su aventajada posición de tercer clasificado, una mirada atrás ubica, en el contexto oportuno, lo que han sido este tipo de eliminatorias en la historia del club. Subir o mantenerse en Primera mediante este formato extraordinario, a cara y cruz muchas veces, es un reto viejo conocido para el Zaragoza, que falló en sus dos últimas intentonas de salir de las catacumbas de Segunda en 2015 y 2018.

Desenvolviendo la manta de los recuerdos, aún florece el dolor de la derrota inesperada contra el Numancia hace tres temporadas.

Después de una segunda vuelta portentosa de la mano de Natxo González, el Zaragoza finalizó tercero. Su dinámica era aplastante y era el claro favorito, con una rueda de 47 puntos. Sin embargo, tras el empate a uno en Soria, en la primera ronda de la eliminatoria, la fatalidad se cernió sobre el Zaragoza. En lo que fue su mejor segunda parte de la temporada, derramó una infinidad de ocasiones, y, con 1-1 y el cruce igualado camino de la prórroga, Diamanka lo sentenció. Subió finalmente el Valladolid.

En el actual ciclo en Segunda, la otra promoción de ascenso fracasó en Las Palmas. El Zaragoza de Ranko Popovic cerró en la sexta plaza, en una última jornada agónica, su clasificación, después de una temporada que nació de la nada, después de regatear en junio la liquidación. El Girona de Machín asaltó La Romareda con un 0-3 y a los tres días, en una de sus épicas eventuales, el Zaragoza remontó en Montilivi con un 1-4 histórico. La final se jugó contra Las Palmas. El Zaragoza se adelantó con un 3-1 de muy buen color, pero, en la vuelta, en Canarias, un gol de Araujo a falta de siete minutos elevó el 2-0 que arrebató el sueño.

La anterior promoción a caballo de Primera y Segunda hay que buscarla a principios de los 90. Víctor Fernández era el entrenador de la eliminatoria a vida y muerte contra el Murcia en la campaña 90-91 de la que surgió el Zaragoza de la Recopa de años posteriores. El Zaragoza había acabado 17º, y el conjunto pimentonero, entonces en Segunda, se presentó como adversario por la permanencia. En la ida, el 0-0 fue un buen resultado para una vuelta, con La Romareda a reventar. El Zaragoza ganó 5-2 con dobletes de Pardeza y Poyet y otro gol de Higuera. Salvados.

Para ver anteriores promociones hay que retroceder a los años 50. En la 55-56; el Zaragoza se clasificó como tercero del Grupo I de Segunda para jugar por el ascenso en la liguilla final. Tras vencer al Alavés en Mendizorroza con dos tantos de Parés, el Zaragoza subió de la mano del Condal. El año anterior, en la 54-55, el equipo aragonés había fracasado en su intentona. Fue tercero en la liga regular, en un tiempo de precariedad económica y plantilla humilde, y se jugó el ascenso en una liguilla con Espanyol y Real Sociedad (Primera), más Oviedo, Granada y Atlético Tetuán. El Zaragoza fue penúltimo en esa liguilla y se quedó en Segunda: se mantuvieron Espanyol y Real Sociedad.

El anterior ascenso vía promoción databa de 1951. Era el Zaragoza de Los Millonarios, de Rosendo Hernández o Gonzalvo II. En la liguilla de ascenso, el Zaragoza se impuso en la jornada final al Murcia en Torrero por 3-2, acabando segundo detrás de Las Palmas y adelantando así a Málaga, Sabadell y Salamanca. Fue el regreso a Primera tras nueve temporadas en las catacumbas del fútbol español.

Aunque, antes, el Zaragoza jugó también promociones en Tercera, la primera promoción del club aragonés en el filo de Primera y Segunda data de 1941. La jugó por las permanencia, contra el Castellón, aspirante al ascenso. El Zaragoza había finalizado penúltimo, y la eliminatoria se jugó a partido único, en Madrid, y descendió tras caer 3-2.

Etiquetas
Comentarios