Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

real zaragoza

Un acto de fe de Lalo Arantegui con pocas razones tangibles

El director deportivo ubica la necesaria reacción del Real Zaragoza en la Promoción "en conseguir una victoria" y esgrime argumentos tópicos para introducir al zaragocismo en el credo positivo.

Lalo Arantegui, director deportivo del Real Zaragoza, en la sala de prensa.

Lalo Arantegui, en su rueda de prensa de este sábado por la mañana, con las sangrantes heridas de la nueva goleada recibida por el Real Zaragoza horas antes en Albacete (4-1) aún abiertas en canal, intentó establecer unas coordenadas de cierta calma de cara al inminente final del torneo regular (un inútil partido ante la Ponferradina en casa) y, sobre todo, con la vista puesta esa Promoción de ascenso que deberá afrontar el equipo en unas circunstancias anómalas. Rodeado de un ambiente enrarecido, con escasos alicientes externos tras una racha demoledoramente negativa y con las apariencias de que el vestuario se ha reventado como colectivo solvente para acometer el reto de ascender a Primera por la vía de los 'play off'.

"Si me dejo llevar por los dos últimos partidos y viendo el pesimismo que tenemos todos, digo que, directamente, no nos presentamos a la Promoción y damos por terminada la temporada", comenzó asumiendo Lalo antes de pasar a esgrimir una serie de argumentos, a modo de acto de fe, que, en puridad, tienen pocas bases sólidas y tangibles a fecha actual visto el rendimiento del grupo y sus ademanes anímicos. 

"Por orgullo, por la camiseta que tenemos, por el escudo que llevamos, porque estos jugadores ya han demostrado su nivel y eso no se les puede olvidar, porque vamos a tener un periodo de focalización del objetivo más amplio de lo habitual estas semanas, porque vamos a recuperar a jugadores... por esto confío en que podamos recuperarnos para competir con garantías en el 'play off' a partir del jueves que viene", lanzó al aire indiscriminadamente Arantegui. 

"Necesitamos una buena actuación, una victoria. Hay que recuperar sensaciones, recuperar rendimientos individuales. También asumir la crítica en estos momentos. No escuchar y trabajar. Hay que cerrar nuestro círculo y saber lo que debemos cambiar.  Ahora vamos a jugar en partidos de ida y vuelta, sin fijarmos más en los resultados de los demás. Es otra dinámica distinta de competición la que rige en la Promoción y desde hoy dependemos solo de nosotros mismos", siguió añadiendo a su teoría.

A Lalo se le pidió que expusiera los motivos por los que, según su privilegiado criterio de director deportivo, el equipo del Real Zaragoza se ha transfigurado desde marzo hasta junio tras un confinamiento y un parón de la liga que ha sido letal. "Es díficil de evaluar por qué el equipo se ha caído de este modo. El Zaragoza no es el mismo que antes del parón. Los motivos ya los habéis oído todos en estos últimos tiempos: nos pesa jugar sin la afición, competimos cada tres días y eso nos penaliza mucho porque tenemos lesiones en jugadores muy importantes, nuestra plantilla se ha quedado muy reducida por esto y el cansancio se multiplica entre los que deben jugar por fuerza, es un poco todo... Después, los resultados negativos traen cada vez más negatividad. Así que necesitamos ganar ya un partido, estar muy arropaditos y ayudarnos mucho", empezó ya a redundar en sus razonamientos.

Y culminó este pasaje de su comparecencia con otro martillazo al mismo clavo. "Un resultado positivo, estoy seguro de que cambiará la visión de todo, porque creo que el problema es más mental que físico. No hay tiempo para pensar ni para excusas. Nos jugamos todo en una semana. Si Víctor quiere ayuda externa en lo mental (lo sugirió el técnico en las horas precedentes al viaje a Albacete), yo considero que la única ayuda que conozco es la victoria", remató Arantegui. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión