Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Vida extra para el Real Zaragoza

Los zaragocistas dependen otra vez de sí mismos para ascender a Primera División tras la derrota del Huesca en Santander. Soro es baja por sanción ante un Oviedo que llega a dos puntos del descenso.

Alberto Zapater, sonriente, junto a varios compañeros en el entrenamiento de este sábado en la Ciudad Deportiva.
Alberto Zapater, sonriente, junto a varios compañeros en el entrenamiento de este sábado en la Ciudad Deportiva.
La Liga

El día que, quizá, menos lo esperaba, el fútbol le concedió al Real Zaragoza una nueva oportunidad, una asombrosa vida extra. La derrota de ayer del Huesca en Santander frente al descendido Racing (1-0) permite de nuevo a los blanquillos depender de sí mismos para ascender a Primera División. Si gana los tres últimos partidos –el de esta noche frente al Oviedo en La Romareda (21.45/Movistar Vamos), el próximo viernes en Albacete y el siguiente lunes ante la Ponferradina en casa– ascenderá directamente a Primera División. Ni más, ni menos.

La oportunidad, después de haber perdido cinco de los ocho partidos post-coronavirus, es extraordinaria. Mayúscula. A pesar de las lesiones, los arbitrajes, los errores defensivos o la falta de fútbol en determinados momentos... el equipo que prepara Víctor Fernández tiene en su mano ascender a Primera División en los próximos nueve días.

El primer escollo a superar será el Oviedo, que visita esta noche La Romareda plagado de urgencias. Los asturianos manejan un escaso margen de dos puntos sobre la zona de descenso, una batalla tremendamente igualada con numerosos equipos inmersos. Pero al Zaragoza, de nuevo cargado de moral tras el tropiezo del Huesca, debería importarle muy poco las condiciones del adversario o incluso su identidad. El Zaragoza juega hoy contra el Oviedo, pero lo hace también contra siete temporadas seguidas en Segunda División. Y lo hace por una ciudad que tiene detrás, volcada con su equipo. Ganar esta noche es absolutamente necesario y no hacerlo es más imperdonable que nunca. Si se reencuentra con el triunfo, volvería a instalarse en la segunda posición, con 65 puntos, uno más que el Huesca y a expensas de lo que haga mañana el Almería frente al Rayo Vallecano.

Víctor Fernández no podrá contar para el trascendental encuentro con Alberto Soro, que cumplirá ciclo de tarjetas tras ser amonestado en Tenerife. Su lugar en el ataque será cubierto por Kagawa o Burgui. Además, el técnico medita repetir de nuevo con Alberto Zapater en el centro del campo, aunque Dani Torres también cuenta con opciones de regresar al once titular. En el resto del campo, no se esperan muchas variaciones con respecto al equipo que en Tenerife volvió a emitir señales de fútbol competitivo, una versión más parecida a la del Real Zaragoza pre-coronavirus.

En el Oviedo, que dirige José Ángel Ziganda, el exzaragocista Alfredo Ortuño es la principal amenaza. El delantero suma 13 goles y 4 asistencias este curso y viene de anotar dos tantos en las últimas tres jornadas. En la defensa se ha consolidado como habitual titular Simone Grippo, que comenzó esta misma temporada con el Zaragoza y llegó al Oviedo en el mercado invernal.

Etiquetas
Comentarios