Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Real Zaragoza: 6 días para una buena puesta a punto

Víctor Fernández dispone de casi una semana para recomponer el equipo física y tácticamente de cara a los últimos y decisivos 7 partidos de la liga. Puado y Vigaray podrían llegar a jugar ante el Huesca tras 3 semanas lesionados.

Puado, en el entrenamiento de este miércoles, por primera vez con el equipo desde que cayó lesionado el pasado día 11.
Puado, en el entrenamiento de este miércoles, por primera vez con el equipo desde que cayó lesionado el pasado día 11.
TINO GIL

El Real Zaragoza tiene este jueves día de descanso. Una figura laboral casi imposible de cumplir en el calendario comprimido y sin fin que todo el fútbol profesional español acordó para jugar las últimas 11 jornadas de la liga después de tres meses de colapso por la pandemia de covid-19. Un torbellino en el que se enmarcan esos 11 partidos en tan solo 39 días naturales. Víctor Fernández, que regresó feliz con el equipo de Almendralejo (Badajoz) a las 3.30 de la madrugada de ayer miércoles, se encuentra, de repente, con un oasis de seis fechas entre la jornada 35 y la 36. En los tiempos que corren, un lujo asiático a exprimir al máximo.

Se trata del capricho del logaritmo de La Liga a la hora de establecer la turnicidad en los partidos de los 42 equipos –los de Primera y Segunda–, que origina la distancia entre duelo y duelo de mayor longitud horaria y que, al menos una vez, van a disfrutar todos hasta el 19 de julio, cuando culminarán los torneos regulares. Al Real Zaragoza, que ha acometido los primeros cuatro choques de este nuevo fútbol a puerta vacía y a matacaballo en la estrecha horquilla de 11 días (con tres o cuatro días, apenas 72 o 96 horas entre cada cita), se le abre ahora un espacio precioso para llevar a cabo una puesta a punto desde el punto de vista físico y técnico en su plantilla.

De repente, las revoluciones del cerebro de cada uno de los protagonistas del vestuario han reducido su cadencia de manera notable. Ya no hay que volver a jugar atropelladamente... hasta que llegue de inmediato la nueva tacada que aguarda tras recibir al Huesca el lunes 29 en La Romareda. Pero entre Extremadura y el derbi aragonés, Víctor y los futbolistas ya disfrutan de un lapso mental que debe traer oxígeno y pulsaciones más pausadas a cada individuo del colectivo blanquillo.

Puado y Vigaray

Las figuras de Puado y Vigaray, los dos titulares con los que Fernández no ha podido contar desde el reinicio de la liga por sendas lesiones musculares sufridas en las fechas u horas previas al primer partido ante el Alcorcón el pasado día 13, centran la atención del entrenador sobremanera en este ínterin. Ambos llevan alrededor de 20 días de baja médica, el delantero catalán con una rotura fibrilar en un muslo (isquiotibiales) y el defensor madrileño con otra dolencia similar en un gemelo (sóleo). Y ya ha llegado el momento de barajar su vuelta al once inicial o, cuando menos, a la citación del partido ante los oscenses.

Puado y Vigaray se entrenaron este miércoles por primera vez sobre el césped de la Ciudad Deportiva con el resto del equipo. Fue una primera toma de contacto, solo en la primera fase de un trabajo suave, pos partido. En la mañana del viernes proseguirán su readaptación, subiendo el nivel de exigencia. Si todo va por el mejor de los caminos previstos, ambos deberían estar aptos para ser incluidos entre los 23 citados por Víctor en la noche del lunes que viene.

Por tiempo de recuperación,tiene cierta ventaja Vigaray, ya que se lastimó el día 7 y su daño tiene mejor encarnadura por tratarse del músculo que es. En el caso de Puado (que llegó a estar convocado el día 13 frente al Alcorcón aunque no jugó), la sensación inicial es que, si se pone a punto a tiempo, llegaría mucho más ajustado a la cita contra el Huesca.

En estos momentos, también Igbekeme está en proceso de tratamiento de una sobrecarga de aductores, problema en la zona inguinal que lo dejó sin participar en el triunfo ante el Extremadura de hace unas horas. Mal menor, pero que sanará más fácilmente en estos 6 días de ‘balneario’ que la liga ofrece al Real Zaragoza antes de emprender la recta final y decisiva de la temporada.

Etiquetas
Comentarios