Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Víctor Fernández: "Espero un fútbol desnaturalizado, silencioso, otro deporte"

El entrenador del Real Zaragoza, tras más de dos meses y medio de silencio desde el confinamiento, habló este viernes después de dos semanas de trabajo limitado con la plantilla a la espera del regreso de la liga. 

Víctor Fernández, al mediodía de este viernes, en la Ciudad Deportiva.

Víctor Fernández, el entrenador del Real Zaragoza, habló este viernes 22 de mayo tras más de dos meses de silencio, fruto del parón forzoso de la liga a causa de la pandemia mundial de covid-19. El técnico aragonés ha vivido el confinamiento de casi 60 días con incertidumbre, con preocupación. Y, en las últimas dos semanas, dirige unos entrenamientos atípicos, los primeros dentro del protocolo de La Liga de cara a poder reanudar los 11 partidos que restan para concluir la competición en cuanto el Gobierno dé luz verde a ese ansia de la LFP y de todos los agentes del negocio del fútbol profesional, que necesita recuperar los torneos para no verse abocado a una ruina irreversible. 

Estos son los asuntos que Víctor ha abordado en una pseudo rueda de prensa, no presencial ni telemática, sino diferida, al serle trasladadas por el departamento de Comunicación del club las preguntas enviadas previamente por los medios de información. 

Los 11 partidos que faltan: una nueva liga, distinta, imprevisible

"En el mundo del fútbol intervienen todos los factores. Estamos ante un escenario inédito, imprevisible, donde no hay ningún manual de actuación, ninguna guía. Pero sigue siendo lo mismo: un balón, once contra once, un árbitro, un reglamento y, para ganar, habrá que marcar un gol más que el rival; esto no va a cambiar. Lo que sí cambia es el modo en el que llegan los futbolistas a esto: lo hacen desde un confinamiento que nunca lo habíamos sufrido en la vida, encerrados y privados de libertad, y esto pasa una factura física y también mental. Esta es la gran incertidumbre con la que nos enfrentamos".

"La forma de enfrentarnos a esta realidad ha de ser la más coherente posible, dentro de las limitaciones que existen. Hay que intentar conseguir una buena fase física. Los jugadores han venido del confinamiento perfectamente porque han tenido disciplina y rigor. Pero, insisto, los resultados que logremos van a depender de todos los factores juntos: el físico, el mental, el técnico, el anímico...".

¿Hay miedos en la plantilla por los contagios?

"Es indiscutible que La Liga ha tomado todas las medidas posibles para evitarlos. Todas las actuaciones han ido encaminadas a minimizar el riesgo de contagio. Pero el riesgo existe. Científicamente no está demostrado que haya 'riesgo cero'. Lo aceptamos y estamos comprometidos porque sabemos de la importancia que tiene la vuelta del fútbol en estos momentos para la sociedad. No he percibido ningún miedo por parte de la plantilla, del cuerpo técnico. Cada día que pasa nos sentimos más seguros, más abiertos. Con ganas de que haya mayor interrelación entre todos".

¿Cuál era la solución más adecuada para finalizar la liga, según el criterio de Víctor Fernández?

"El de las soluciones es un escenario en el que, lamentablemente, no hemos participado los entrenadores. Así que no puedo opinar. Estamos en una sociedad donde la bandera es el diálogo, el consenso, el acuerdo, la transparencia, la comunicación... en este sentido, yo creo que La Liga debería haber tenido la delicadeza de contar con un estamento importante dentro del fútbol: los entrenadores. Somos, en definitiva, los gestores de los grupos humanos; los que organizamos los entrenamientos. Creo que hubiera sido interesante".

"Me consta que hay un trabajo de muchísimas horas. Un protocolo espectacular, en muchos aspectos inviable, en otros mejorable. Creo que los entrenadores podríamos haber mejorado ese protocolo, si se nos hubiese comunicado. Desde mi punto de vista, debería haberse acortado la fase de trabajos individuales y en grupos reducidos y haber alargado más el trabajo colectivo. Todo con el consenso del Gobierno. El fútbol es un deporte colectivo y de contacto, no nos olvidemos. Pero es lo que hay".

"En este sentido, hay una cuestión para mí crucial y no está solucionada: cuál va a ser la fecha en la que reanudemos la liga. Para mí, esto tiene un gran valor. Quiero saber cómo puedo planificar los entrenamientos porque es todo tan corrido que nos va a hacer llegar a los partidos oficiales sin haber podido jugar amistosos".

La ventaja de 5 puntos y el hecho de empezar ganando cuando la liga regrese

"Siempre es importante comenzar ganando y, en este caso, dar el primero. Pero, más que ganar el primer partido, lo más importante -algo que siempre han demostrado los equipos campeones- es que te adaptes a cualquier escenario. Tenemos que hacer ese esfuerzo porque vamos a jugar sin público, un fútbol desnaturalizado, lo que nos espera es otro deporte. Yo le llamo el 'fútbol silencioso'. Porque el ambiente de la grada es un plus de motivación siempre para el fútbolista y eso no lo vamos a tener".

"Es evidente que, cuanto antes ganes los primeros puntos, más tranquilidad mental vas a tener. La competición va a ser muy corta, brevísima, y no habrá margen para la corrección de errores".

El tipo de fútbol que Víctor espera a puerta cerrada

"Espero un fútbol desustanciado. Si hay algo que diferencia al fútbol de cualquier otra actividad, lo que lo hace extraordinario y diferente, es el público. Su ánimo, su ruido, su pasión, su colorido. Y eso no lo tendremos. A mí me transmite tristeza ver un partido sin gente en los graderíos".

"Me van a decir eso de que 'para todos va a ser lo mismo'. Pero no es lo mismo. No es igual el que tiene 28.000 aficionados presentes todos los partidos, respecto del rival o del árbitro, que el que tiene cifras muy alejadas y menores a esta. Espero que esto no sea para mucho tiempo. Se rompería el cordón que une a la afición con el equipo y así nos cargaremos el fútbol".

Etiquetas
Comentarios