Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

El Real Zaragoza prepara su regreso: así será la vuelta a la competición

En el mejor de los casos, el equipo aragonés recibiría al Alcorcón entre el 7 y el 14 de junio en La Romareda. Antes del próximo lunes, la plantilla podría someterse a test de detección del coronavirus como paso previo a la vuelta al trabajo individual en la Ciudad Deportiva. 

Los centrocampistas Raúl Guti e Íñigo Eguaras se ejercitan en la sesión de ayer en la Ciudad Deportiva.
Los centrocampistas Raúl Guti e Íñigo Eguaras se ejercitan en la sesión de ayer en la Ciudad Deportiva.
Aranzazu Navarro

El Real Zaragoza se encuentra a la espera de que en las próximas horas LaLiga le comunique las fechas y mecanismos operativos concretos con las instrucciones y medidas que guiarán su regreso a los entrenamientos la próxima semana y que ya conocen los clubes de forma aproximada desde hace casi un mes. Una vez desvelado el ‘Plan para la transición hacia una nueva normalidad” diseñado por el Gobierno; el fútbol profesional se dirige hacia un periodo de adecuación que seguirá el protocolo facilitado hace tres semanas por LaLiga y que ya tiene un horizonte temporal más despejado. Aunque los grados de esa desescalada dependerán de cada ámbito provincial; el Real Zaragoza ya maneja una horquilla temporal para su vuelta a la competición: entre el 7 y el 14 de junio, en el mejor de los casos, el equipo aragonés recibiría a puerta cerrada en La Romareda al Alcorcón en partido correspondiente a la jornada 32 de la Segunda División.

Hasta entonces, el Zaragoza ordenará su puesta a punto y regreso a la nueva realidad competitiva de acuerdo a las directrices marcadas por LaLiga y dentro del marco general anunciado este martes por el presidente Pedro Sánchez. Una desescalada por fases que se aproximan bastante a las cuatro fases esbozadas por la patronal en su protocolo. Así, las diferentes disposiciones, medidas de control, normas y recomendaciones ya están establecidas en ese documento que LaLiga ya facilitó a los clubes. Solo falta, ahora, que la patronal, especifique detalles y fechas. Ese protocolo -conocido desde hace días- es el que, de forma gradual, ya determina cuestiones como el “entrenamiento medio” o el “entrenamiento básico” recogidos en el plan de desescalada. La previsión es que la temporada se pueda completar antes del 31 de julio, por lo que, de reiniciarse entre el 7 y el 14 de junio, serían necesarios 3-4 partidos entre semana (dependerá también de las fechas del play off de ascenso a Primera).

El punto de partida serán los test a los jugadores, técnicos y auxiliares. La Consejería de Sanidad de la DGA ya autorizó este martes a aquellas empresas aragonesas con ‘kits’ de diagnóstico del coronavirus a que hagan uso de ellas con el objetivo de monitorizar a sus trabajadores. No obstante, el Real Zaragoza seguirá las indicaciones de LaLiga. Antes del fin de semana, los técnicos del laboratorio contratado por la patronal podrían viajar a la Ciudad Deportiva para realizar estos test, o, a más tardar, durante la semana próxima ya que el trabajo será sin contacto con compañeros. Es el paso previo indispensable, el sistema de control básico, antes de poder reiniciar los entrenamientos en grupo o colectivos.

El Zaragoza cree que, de acuerdo las fechas de la desescalada, entre el lunes y el martes, los jugadores podrán ejercitarse ya en la Ciudad Deportiva de forma individual bajo un estricto protocolo de seguridad e higiene. Durante la próxima semana, los futbolistas se entrenarán en solitario, bajo unas pautas, con el objetivo de ir retomando el tono físico. Tal y como recoge el protocolo de LaLiga, deberán ir a las instalaciones de entrenamiento siempre en el mismo medio de transporte o coche, y ya vestidos con la ropa deportiva desde casa. La noche previa, por vía telemática, recibirán su tabla de ejercicios, accediendo a los campos de entrenamiento de 15 minutos en 15 minutos. Sobre el césped, a la vez, solo podrían trabajar dos futbolistas, cada uno con su rutina. Deberán usar guantes y mascarillas y minimizar contacto con material común. Los entrenadores y preparadores podrán observarlos desde la distancia. Tras terminar, deberán regresar a su casa.

Si las autoridades sanitarias dan luz verde al salto de Zaragoza a la fase 1 de la desescalada general, entre el 11 y el 24 de mayo, se activaría el “entrenamiento medio” de las ligas profesionales, es decir, se iniciará así la segunda fase del protocolo de LaLiga y el Real Zaragoza seguirá su puesta a punto entrenando ya en grupos. Según esas normas, la plantilla se dividirá en tres grupos (de hasta 8 futbolistas) que trabajarán en tres turnos. Habrá tres vestuarios en cada uno de los tres turnos, para procurar que no cohabiten más de tres jugadores. Cada grupo tendrá su fisioterapueta. Y al final de cada turno, se deberá desinfectar material y espacios utilizados. Solo podrá haber tres miembros del cuerpo técnico, un médico, un utillero… No más de 15 personas que no sean futbolistas.

Y será, de este modo, si la evolución de la desescalada no sufre contratiempos y sigue una dirección positiva, cuando comience el “entrenamiento total” en las ligas profesionales. El Zaragoza abordaría así ya la preparación de su vuelta a la competición con trabajo grupal entre el 25 de mayo y el 8 de junio. Será el regreso efectivo a la dinámica normal de entrenamiento, con actividad colectiva, aunque manteniendo las medidas generales de higiene, control y desinfección. Durante este tramo, seguirá siendo obligatorio el uso de mascarilla y guantes en las instalaciones. Nunca podrían coincidir más de dos jugadores en la sala de masajes o en el gimnasio.

En esta fase ya se producirá la “reapertura de campeonatos profesionales mediante partidos a puerta cerrada o con limitación de aforo, que pueden ser retransmitidos”. Si todo marcha bien, la Segunda División ya podría reiniciarse dentro de esta quincena de días, por lo que el fin de semana del 6-7 de junio o el siguiente el 13-14 de junio, el Zaragoza volvería al césped de La Romareda y retomaría la competición con el partido contra el Alcorcón. Una de las cuestiones por resolver aún por LaLiga es cómo ‘homogeneizar’ las medidas en todos los clubes ya que la desescalada general es asimétrica y circunscrita a ámbitos provinciales. 

Por ejemplo, el Alcorcón es un equipo de Madrid, uno de los mayores focos de la pandemia y su desescalada podría ser más lenta. La idea de LaLiga es que todos los clubes sigan la misma velocidad en la vuelta a la normalidad y en eso se centran ahora las conversaciones de la patronal. Respecto a los viajes, el desplazamiento de los equipos entre provincias -movimiento restringido hasta finales de junio- estará permitido al tratarse de viajes por razones profesionales o laborales. De este modo, siguiendo el calendario del mejor escenario posible, el Zaragoza podría viajar a Lugo, su siguiente partido.

Etiquetas
Comentarios